10 beneficios y propiedades del té de apio que no puedes desaprovechar.

Diez beneficios médicos del té de apio

El té de apio se ha vuelto muy famoso alrededor del mundo, en el último tiempo. Al parecer, cuenta con grandes propiedades que, además de fortalecer el cuerpo, ayudan a bajar de peso. Para descifrar a fondo este secreto, conozcamos cuáles son los principales beneficios de esta infusión y por qué debemos consumirla de manera regular.

10 PROPIEDADES DEL TÉ DE APIO.

Si bien existen numerosos suplementos naturales que pueden ayudarnos a adelgazar, el té de apio se ha convertido en uno de los preferidos. Brinda saciedad por más tiempo, combinando con poderosos efectos diuréticos que ayudan a combatir la retención de líquido y a desintoxicar el organismo. Por esto, es uno de los más elegidos a la hora de complementar una dieta hipocalórica. ¡Conozcamos más de sus maravillosos beneficios!

1. Diurético natural.

Como mencionábamos, el té de apio es un poderoso diurético. Según un estudio realizado por el Centro Médico de Maryland, el apio contiene aceites que estimulan el funcionamiento de los riñones. Estos son el limonelo, la asparagina y el selineno.

2. Brinda saciedad.

Un tallo de apio está compuesto, en un 95%, por agua. Este aporte líquido brinda mayor saciedad. Por este motivo, se aconseja consumir el té de apio antes de cada comida.

3. Es antiinflamatorio.

Consúmelo para tratar condiciones como la artritis, el reuma, osteoartritis, gota, asma y bronquitis. A su vez, esta bebida posee flavoinoides que favorecen y fortalecen las articulaciones del cuerpo.

4. Disminuye los niveles de colesterol en sangre.

El Departamento de Farmacología de la Universidad de Singapour realizó una investigación donde pudo confirmarse que el consumo de este té, fortalece la salud cardíaca. Al parecer, su consumo regular es un tratamiento efectivo para disminuir los niveles de colesterol en sangre.

5. Es sumamente nutritivo.

Es rico en vitaminas del complejo B (B1, B2 y B16). Aporta minerales como el magnesio, potasio, calcio, zinc, silicio, fósforo, entre otros. Una sola porción de apio aporta el 6.5% de la dosis diaria recomendada de potasio y el 3% de la recomendada de calcio.

6. Ayuda a combatir la presión alta.

Por ser uno de los diuréticos más efectivos, el té de apio ayuda a regular la presión arterial del cuerpo. Esto es excelente para personas hipertensas, embarazadas, etc.

7. Es anticancerígeno.

Según un estudio realizado por el Memorial Sloan Kettering Medical Center de New York, el limonelo concentrado en el apio es un poderoso anticancerígeno natural. Actúa efectivamente para combatir y prevenir el cáncer de hígado, de mama y estómago.

8. Mejora los procesos digestivos.

Este preparado contiene un compuesto denominado butilftalido que estimula la producción de saliva y de ácidos gástricos. También ayuda a los movimientos intestinales y mejora la evacuación de heces. Es un tratamiento efectivo contra la distensión abdominal.

9. Es antibacterial.

Investigaciones afirman que el consumo regular de té de apio es un excelente tratamiento antibacterial para combatir los microorganismos patógenos que causan problemas gastrointestinales. También ayuda a combatir bacterias nocivas causantes de enfermedades en la boca.

10. Es muy sencillo de preparar.

Para elaborar el té de apio necesitarás:

  • 3 tallos de apio.
  • 1 litro de agua.
  • 1 limón.

En una cacerola, lleva a hervir el agua. Agrega los tallos de apio trozados y deja cocinar por unos 10 minutos. Deja reposar por 10 minutos más, filtra el líquido y conserva en el refrigerador. Consume dos vasos de este preparado al día, diariamente. Antes de beber, agrega el zumo de medio limón y puedes endulzar con edulcorantes o stevia.

Repite por 15 días consecuntivos, luego descansa una semana.