,

10 CONSECUENCIAS PELIGROSAS DE LA VESTIMENTA INADECUADA EN NIÑAS.

10 errores con nefastas consecuencias si dejas que tu hija se vista sin cuidado

Actualmente es muy común observar una vestimenta inadecuada en niñas pequeñas o preadolescentes. Algo que parece tan inofensivo puede traer consecuencias negativas ya sea en su manera de socializar, en cómo vive su identidad y en cómo conforma su autoestima. Mantén un seguimiento de cerca y evite que queme etapas importantes para su desarrollo.

10 CONSECUENCIAS DE UNA VESTIMENTA INADECUADA EN NIÑAS.

1. Hipersexualización de las niñas.

Hay una tendencia general en la moda: la de vestir a las niñas como pequeñas adultas. Esto conlleva a una hipersexualización de las niñas donde su figura se encuentra en exhibición con el objetivo de resaltar atributos que aún no poseen.

2. Vestir como una celebridad.

Muchas de nuestras niñas admiran alguna figura famosa. Uno de los problemas más comunes en cuanto a la vestimenta inadecuada en niñas es que desean copiar los “estilismos” de la celebridad. Las personas famosas son un “producto” del mercado, creados para vender. Nuestras niñas deben saber que no todo lo que ven en televisión o en las redes sociales forma parte de la vida real de estas personas.

Querer adquirir prendas de ultimísima moda, de diseñadores famosos o ropa demasiado costosa las aleja de ser auténticas.

3. Desear destacar las virtudes femeninas.

Los medios de comunicación y la cultura machista nos han hecho creer que la ropa de mujer está diseñada sólo para destacar los atributos femeninos. Este no es el mensaje que debe recibir tu pequeña. La ropa está creada para hacernos sentir bien y cómodos. A medida que crezca, tu hija podrá decidir qué le sienta mejor y cuándo utilizar cada prenda. Mientras, deberás guiarla para que su ropa hable de su autenticidad y se sienta cómoda en ella.

4. Cuidado con las minifaldas.

Las minifaldas son una prenda muy versátil en el guardarropa de una mujer. Sin embargo, cuando se trata de niñas muy pequeñas es mejor dejarlas de lado u optar por modelos que lleguen a las rodillas. Las faldas muy cortas son incómodas y es necesario que tenga ciertos cuidados para que no se vea su ropa interior. Es mejor dejar que juegue a gusto y colocarle faldas más largas o pantalones cortos.

5. Escotes innecesarios.

Los escotes en pequeñas niñas son completamente innecesarios. No sólo que no lucen y se vuelven muy incómodos para ellas. Sino también que no son prendas para alguien que aún no ha desarrollado su cuerpo.

6. Avergonzarse del propio cuerpo.

A la hora de vestir a nuestras niñas y pre adolescentes, debemos escuchar sus necesidades y observar con atención. La vestimenta inadecuada en niñas no sólo es aquella ajustada, fomentar las prendas holgadas y desaliñadas puede enviar el mensaje erróneo. Es importante distinguir si la niña viste este tipo de ropa porque se siente cómoda con ella, o porque se avergüenza de su cuerpo. En este segundo caso, deberemos buscar ayuda y hacerla sentir amada tal cual es.

7. Como se ve es más importante que cómo se siente.

Otro mensaje completamente erróneo. Jamás su apariencia debe considerarse más importante que sus sentimientos.

8. Autoestima depende de la visión de los demás.

Si vive queriendo estar a la moda, comprando atuendos costosísimos y buscando la aprobación del resto, puede ver dañada su autoestima. Su amor propio dependerá exclusivamente de cómo se ve y esto puede traer problemas de carácter e inseguridad.

9. Aprender sobre su desarrollo.

Es importante que cada niña tenga la información adecuada sobre su propio desarrollo. En épocas donde sufrirá tantos cambios, debe estar preparada y saber qué atuendo utilizar de forma cuidada. Hablar sobre seguridad, cómo prevenir abusos y acerca de su intimidad le serán de gran ayuda.

10. Ropa para cada estación.

Y si tanto busca estar a la moda, también deberá tener en cuenta que cada estación tiene su propia moda. Esto es indispensable, especialmente, para que cuide su salud.