, ,

10 consejos para prevenir el cáncer de mama.

El cáncer de mama es uno de los cánceres más comunes en los últimos años. Cuando es detectado a tiempo, la paciente tiene muchas posibilidades de curarse y sobreponerse. Por este motivo, es muy importante que realices los chequeos necesarios y acudas regularmente al médico, especialmente si tienes algún tipo de predisposición genética.

Si bien las mujeres están informadas sobre los estudios obligatorios de rutina que deben realizar para controlar su salud, desconocen que existen muchos factores que pueden ayudar a la prevención. Te contamos 10 consejos saludables que te ayudarán prevenir el cáncer de mama.

10 Consejos saludables para prevenir el cáncer de mama.

1.Si puedes, evita los rayos X.
Muchos médicos indican estudios con rayos X y resultan indispensables. Sin embargo, otros, ante cualquier dolencia y sin realizar ningún tipo de chequeo, ordenan rayos X de forma compulsiva. En este último caso, te recomendamos buscar una segunda opinión en otro profesional. Cuando no es estrictamente necesario, la continua exposición a la radiación de los rayos X puede provocar mutaciones en el ADN y activar las células cancerígenas.

2.Ten un hijo.
Embarazarse antes de los 35 años de edad disminuye las posibilidades de desarrollar cáncer de mama. Esta no es una opción para todas, pero si tú tienes la posibilidad de planificar tu familia, no dejes pasar demasiado tiempo para tener tu primer hijo.

3.Realiza actividad física.
Algunas investigaciones han confirmado que realizar ejercicios aeróbicos ayuda a prevenir el cáncer de mama. Incluso, las pacientes curadas de un cáncer de mama que se entrenan regularmente, tienen menos probabilidades de sufrirlo nuevamente. Mínimo, se deben realizar tres horas semanales de actividad física.

4.Cuida tu peso corporal.
El sobrepeso es un factor de riesgo para contraer cáncer. Es necesario que cuides tu peso corporal, especialmente luego de la menopausia que es donde aumentan las posibilidades.

5.Consume hormonas sólo si es necesario.
Es muy común llevar un tratamiento de hormonas durante la menopausia. Si bien los suplementos de hormonas pueden aliviar los síntomas, algunas investigaciones científicas han demostrado que la unión de la progestina y el estrógeno aumenta las posibilidades de padecer cáncer de mama, un ataque cerebro vascular y un infarto. Lleva a cabo un tratamiento con estas hormonas sólo si es muy necesario.

6.Evita consumir bebidas alcohólicas.
El consumo regular de bebidas alcohólicas te vuelve más propensa al cáncer de mama. Esto significa que, si bebes un trago eventualmente no corres riesgos. Sin embargo si consumes más de cuatro bebidas alcohólicas por semana o te emborrachas cada fin de semana, los riesgos aumentan.

7.Amamanta por más tiempo.
La lactancia materna, además de ser muy beneficiosa para el niño, mantiene lejos al cáncer. ¿Por cuánto tiempo amamantar? El tiempo que la madre y el niño decidan. La Organización Mundial de la Salud recomienda un período mínimo de seis meses y hasta los dos años de edad.

8.No descuides tus estudios de mamografía.
Si tienes 50 años o más no debes dejar de realizar tus estudios de prevención y control, ya que una mamografía y una detección temprana pueden salvar vidas. Si tienes menos de 50 años, deberás discutir con tu ginecólogo de confianza si una mamografía es necesaria, cuántas veces al año, tu historial familiar, etc. Sigue sus consejos al pie de la letra.

9.¡Cuidado con las carnes rojas!
El consumo excesivo de grasa animal tendría incidencia en las probabilidades de padecer cáncer de mama. Disminuye el consumo de carnes rojas y aumenta la ingesta de frutas, verduras y alimentos que contengan ácidos grasos esenciales Omega como pescados, semillas y granos enteros.

10.Realiza un autoexamen de forma regular.
Todos los días al ducharte o al despertar, realízate un autoexamen mamario para detectar bultos, protuberancias o anormalidades en tus pechos. Para eso, eleva el brazo del lado que vas a examinar. Palpa tu seno y toda el área glandular debajo del brazo. Luego repite los pasos del otro lado. Presta atención también a la temperatura y a los cambios en la coloración de la piel o pezón. Dialoga con tu médico ante cualquier duda que tengas.