10 hábitos mortales que dañan seriamente tus riñones

Cómo evitar padecer de daño renal evitándo estos 10 hábitos perjudiciales

Alrededor de 20 millones de estadounidenses padecen alguna enfermedad renal o sufren riesgo de desarrollar alguna. Los profesionales afirman, que los principales daños renales, son originados a causa de un progresivo estilo de vida poco saludable. A continuación, queremos hablarte de los 10 hábitos que dañan los riñones, para que puedas así, prevenir el daño renal.

10 hábitos que dañan los riñones de manera irreparable

hábitos que dañan los riñones

 

Existen diversos tipos de signos de alarma de que nuestros riñones están en peligro. Cuando nuestro sistema renal ha sido afectado, comenzaremos a padecer de diversos tipos de padecimientos, como lo pueden ser por ejemplo problemas cardiovasculares, arteriales, entre otros. Para prevenir esto, es necesario conocer cuales son los hábitos que dañan los riñones. Muchos de nosotros, los realizamos día a día, sin saber lo realmente perjudiciales que pueden llegar a ser para nuestra salud.

Veamos a continuación, cuales son los 10 principales hábitos que dañan los riñones.

1. Fumar

Fumar es un hábito que trae a nuestra salud una enorme diversidad de problemas. Las personas que fuman padecen mayores riesgos de padecer de presión arterial alta, así como también de padecer problemas cardiovasculares.

Fumar, estrecha los vasos sanguíneos, aumenta el rítmo cardíaco, daña las arterias y provoca daño renal. Sin duda alguna, se trata de uno de los principales hábitos que dañan los riñones.

Particularmente las personas diabéticas, pueden padecer gravemente las consecuencias de este mas hábito. Las personas fumadoras, corren mucho más riesgo de padecer de deterioro de las funciones renales, en comparación con personas que no fuman.

2. Aguantar las ganas de orinar

Al aguantar las ganas de orinar durante mucho tiempo, nuestros riñones se verán obligados a retener todas las toxinas que tendrían que ser expulsadas. Si este hábito se vuelve frecuente, con el pasar del tiempo puede desencadenar en padecimientos graves, como lo son por ejemplo los cálculos renales, la incontinencia y otros tipos de insuficiencia renal.

3. Excesos de alimentos dulces

Los alimentos y sustancias con excesos de fructosa, como lo pueden ser por ejemplo los postres dulces, bocadillos, gaseosas y golosinas, pueden conllevar a un aumento repentino de ácido úrico, si se los consume de manera excesiva. Esto a su vez, podría ocasionar enfermedades cardiorrenales en nuestro organísmo.

Las personas diabéticas, son particularmente propensas a padecer de insuficiencia renal.

4. No mantener un control de la presión arterial

Este es otro de los más comunes hábitos que dañan los riñones, sin que nos demos cuenta. La hipertensión, es una de las principales causas de daño renal. Siempre es necesario mantener un seguimiento regular de nuestros niveles de presión arterial.

5. Exceso en la ingesta de medicamentos

Algunos medicamentos, pueden llegar a ocasionar graves problemas renales, si no se los toma de la manera preestablecida. Es por esto, que es de suma importancia seguir paso a paso las instrucciones del médico, a la hora de ingerir cualquier medicamento.

Además, ciertos medicamentos pueden llegar a dañar de forma irreversible nuestro sistema renal, al ser ingeridos de manera contínua. Este es el caso por ejemplo, de medicamentos como la aspirina, el ibuprofeno, y el paracetannol. Antibióticos como los aminoglucósidos, anfotericina B, cefalosporinas, bacitracina y vancomicina, también pueden presentar los mismos efectos en nuestro organísmo.

6. Repentina pérdida de peso

No cabe ninguna duda de que el ejercicio físico, beneficia a nuestro organísmo en un gran número de aspectos. Sin embargo, varios estudios han confirmado que cuando la pérdida de peso se da de manera muy repentina,  nuestros riñones pueden padecer el desequilibrio abrupto de masa corporal.

Las personas que padecen de obesidad extrema, deben de tomar ciertas precauciones a la hora de realizar ejercicios para bajar de peso.

7. Malos hábitos alimenticios

Una buena alimentación, dependerá siempre del estado de nuestro sistema renal. Existen alimentos, que deberán ser descartados completamente de nuestro plan alimenticio, si padecemos de cualquier tipo de mal renal.

Alimentos que debemos evitar, si padecemos problemas renales:

  • Granos enteros, con grandes contenidos de fósforo
  • Harina de avena
  • Nueces
  • Lentejas
  • Cereales de salvado
  • Aves de corral
  • Pescados y carnes rojas
  • Verduras y frutas tales como el tomate, la patata, el plátano y la naranja

Alimentos que si debemos consumir, si padecemos problemas renales:

  • Verduras y frutas tales como la manzana, el durazno, la zanahoria y las judías verdes
  • Cereales a base de arroz y maíz
  • Leche de arroz (en lugar de productos lácteos)
  • Proteínas (en niveles moderados)

Además, los alimentos que favorecen la salud cardiovascular son también muy recomendados, a la hora de proteger la salud renal y evitar cualquier tipo de mal relacionado a esta área del organísmo.

8. Consumo excesivo de alcohol

Una de las principales funciones de los riñones, es filtrar las toxinas presentes en las sustancias nocivas que permanecen dentro de nuestro organísmo. Cuando bebemos alcohol de manera excesiva, nuestro sistema renal se satura y funciona bajo una enorme presión, la cual puede llegar a provocar graves daños renales.

Además de todo, el alcohol es una sustancia puramente deshidratante, la cual al ingresar a nuestro organísmo, comenzará a apropiarse de todo el líquido allí presente, dificultando así las funciones de todos los órganos, en particular de los que forman parte del sistema renal y hepático.

Beber alcohol, es uno de los principales hábitos que dañan los riñones.

9. Consumo excesivo de sal 

Los altos niveles de sodio en el oganísmo, contribuyen a ocasionar graves problemas de hipertensión arterial, la cual originará por su lado, problemas renales. Es indispensable, nivelar el consumo de sal en nuestra alimentación.

Por lo general, los alimentos enlatados y conservados, son los que presentan mayores niveles de sal acumulada. En su lugar, siempre será recomendable ingerir alimentos frescos, como frutas y verduras, o bien, comidas preparadas en casa.

10. Falta de agua en el organísmo

Los riñones, requieren por sobre todo de un abundante nivel de agua en el organísmo, para llevar a cabo su trabajo. Un organísmo hidratado, garantizará por sobre todo, la eliminación inmediata de toxinas y bacterias.

Estos 10 hábitos que dañan los riñones día a día, deberán de ser evitados, si lo que se busca es mantener una buena salud renal.

Comparte con todos esta valiosa información.