,

10 hechos de la educación en Japón que lo convierten en uno de los países más educados del mundo.

La educación en Japón se caracteriza por su eficiencia y está estrechamente relacionada con las características culturales y sociales del país asiático. Mezcla el trabajo en equipo y la meritocracia. Se destacan la disciplina y la formación de alta calidad que logran sus estudiantes.

10 HECHOS DESTACADOS EN LA EDUCACIÓN DE JAPÓN.

Los primeros años.

En las escuelas japonesas, los estudiantes no pasan ningún examen hasta que llegan a cuarto grado (10 años). ¿Por qué? Debido a que la meta para los primeros 3 años de educación no es juzgar los conocimientos o el aprendizaje del niño sino establecer las buenas costumbres y el desarrollo de su carácter. Destacándose el respeto por sus compañeros y por los animales.

Comienzo de clases.

Los primeros días de abril son únicos en Japón. Es la temporada de Sakura o floración del cerezo. Se la considera un símbolo de belleza, comienzo del tiempo nuevo y bueno. Es por ello que coincide con el comienzo del curso escolar.
La educación en Japón está dividida anualmente por tres trimestres. Los niños japoneses descansan 1 semana en invierno, otra en primavera y 6 semanas en verano.

Personal de limpieza.

En la mayoría de los colegios de Japón, los estudiantes de primaria y secundaria, no solo tienen que barrer, trapear y servir la merienda como parte de su rutina escolar, sino que también tienen que lavar los baños.
En Japón, un alumno no solo estudia las materias, sino también aprende a cuidar lo que es público y a ser un ciudadano más consciente.

Almuerzo para todos iguales.

No existen los espacios como comedores o cafeterías, por lo que los estudiantes comen en sus aulas junto a sus profesores. Hay una cocina central donde todo se prepara. Los propios estudiantes sirven el almuerzo a sus compañeros de clase. El menú diario es igual para todos.

Clases extra escolares.

Está demostrado que en Japón es muy raro que los niños repitan el curso. Contrario a esto, los niños japoneses toman clases extra escolares, esto es debido a que hay muchas exigencias para entrar a las mejores universidades.

La importancia del aprendizaje del arte en la educación en Japón.

La buena escritura (caligrafía) es muy valorada en las escuelas japonesas. Así como también, la pintura y la poesía (haiku). Se considera muy importante cultivar la sensibilidad estética y ahondar en la comprensión de poemas del haiku en los textos japoneses.

Todos los niños deben usar uniforme.

Gracias a los uniformes escolares todos los estudiantes son iguales, dejando de lado las diferencias, sociales, culturales y económicas que puedan existir. En la primaria su uso es menos estricto.

Asistencia a clases.

Las escuelas se construyen en los vecindarios, de manera que los niños no eligen a cual ir sino que hay una a la que deben de asistir cerca de casa. Se manejan a pie. La asistencia es de carácter obligatorio. Es por estos motivos que la asistencia a clases es del 99,9 %. Al llegar a la universidad la asistencia es del 76%.

Examen final de secundaria.

Es primordial sacar una nota brillante. Esta es la meta del alumno, pues es la que le permitirá ingresar a una universidad, la más prestigiosa posible. Ello es sinónimo de éxito social y triunfo vital garantizado.

La universidad, las mejores vacaciones.

Debido a que el esfuerzo se realiza en los niveles previos. La universidad japonesa es bastante liviana, se compone por carreras de cuatro años, y un doctorado de cinco. Sin embargo pocos japoneses optan por el doctorado, ya que la mayoría de ellos, sobre todo en las grandes universidades, tienen garantizada una salida laboral una vez finalizados los estudios universitarios.