,

10 remedios caseros y completamente naturales para COMBATIR LAS INFECCIONES DEL TRACTO URINARIO.

Combatir las infecciones del tracto urinario es sumamente importante ya que nuestro cuerpo se vuelve propenso a padecerlas nuevamente. Para ello será necesario mantener ciertos cuidados, tomar suficiente agua y seguir alguno de estos 10 remedios naturales y seguros. Con ellos conseguirás limpiar todo el sistema y aliviar los dolores y molestias.

10 REMEDIOS PARA COMBATIR LAS INFECCIONES DEL TRACTO URINARIO.

1. Bebe una gran cantidad de agua.

Aunque parezca una obviedad, este es el remedio más poderoso que puedes intentar si deseas combatir las infecciones del tracto urinario. La orina ayuda a expulsar las bacterias alojadas en los conductos. A su vez, beber agua ayuda a producir orina, lo cual aliviará los síntomas de ardor. Ingiere alrededor de tres litros al día para sentir alivio.

2. No retengas.

Si padeces de una infección urinaria, quédate en casa. Cualquier otra actividad fuera de tu hogar te obligará a retener la orina y no es lo más aconsejable. Si la orina queda alojada en la vejiga, existen más posibilidades de que las bacterias se reproduzcan.

3. Bicarbonato de sodio.

El bicarbonato de sodio es una sustancia alcalina, por ello es tan utilizado para eliminar la acidez estomacal. En este caso, te ayudará también a neutralizar o disminuir la acidez de la orina. Además, alivia el ardor durante la micción.

Mezcla 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en 250 ml de agua. Disuelve bien hasta que en el fondo ya no queden partículas. Bebe en ayunas. No lo hagas si sufres de hipertensión y no repitas por más de una semana.

4. Agua de perejil.

El agua de perejil es un poderoso diurético natural por lo que acelera el proceso de curación. Los diuréticos toman el exceso de sodio de los riñones y lo excretan por la orina con el exceso de líquido que hay en la sangre. Esto también ayuda a disminuir la presión arterial.

En una cacerola, coloca a hervir 2 vasos de agua con una taza de perejil picado, fresco. Una vez que rompa en hervor, baja el fuego y deja cocinar por 10 minutos. Filtra el preparado y bebe el agua una vez tibia.

5. Semillas de apio.

El apio contiene butil ftalida un fitoquímico que forma parte del aceite esencial de estas semillas. También actúa como un diurético natural. Para ello, deberás masticar un puñado de semillas de apio. Repite dos veces a la semana.

6. Pepinos.

Los pepinos están compuestos por un gran porcentaje de agua. Esto también ayudará a producir más orina. Consúmelos en ensaladas, junto a las semillas de apio, en batidos, etc.

7. Evita las 4 C.

El chocolate, los cítricos, la carbonatación y la cafeína deben quedar fuera de tu dieta por un tiempo. Estas sustancias pueden irritar las mucosas de la vejiga. En una situación normal, esa irritación pasa inadvertida pero ya padeciendo una infección, puede agravar la situación. A demás, los cítricos aumentan la acidez de la orina y empeoran los síntomas.

8. Aplica calor.

Si presentas un dolor, ardor o molestia constante, puedes aplicar calor sobre la zona para dar alivio. Utiliza una botella de agua tibia, una bolsa de agua caliente o calienta paños limpios con la plancha. Recuéstate y aplica sobre la pelvis y la zona púbica.

9. Té de jengibre.

Para combatir las infecciones urinarias (y cualquier infección en general), no puede faltar el jengibre. Además de sus propiedades antibacteriales, ayuda a combatir todos los síntomas debido a su poder antiinflamatorio.

10. Jugo de arándanos.

Los arándanos son indispensables a la hora de limpiar las vías urinarias. No sólo porque desprende las bacterias que se adhieren a las mucosas, sino también porque evita que se multipliquen. Consume jugo de arándanos natural, sin agregado de azúcar ni conservantes. Preferentemente, prepáralo en tu hogar. Bebe al menos 4 vasos al día.