,

10 señales que pueden indicar un cáncer de mama.

A toda hora, nuestro cuerpo nos envía mensajes y debemos estar muy atentos a ellos. El organismo es una gran máquina que funciona a la perfección, cuando alguno de los órganos que lo forman sufre alguna anomalía, puedes comenzar a detectar los signos. Es necesario acudir con un especialista ante cualquier síntoma extraño, ya que puede ser señal de alguna enfermedad grave.

Una de cada ocho mujeres es diagnosticada con cáncer de mama. Una detección temprana es la mejor opción para detenerlo a tiempo, curarse y salvar la vida de la paciente. Los especialistas insisten en la importancia del autoexamen, donde cada mujer debe palparse los senos y estar alertas ante cualquier irregularidad.

Aunque el cáncer de mama afecta especialmente a las mujeres, también puede ser diagnosticado en hombres. Existen algunos factores que aumentan el riesgo y las posibilidades de contraerlo:

  • Las mujeres tienen mayor riesgo de padecerlo que los hombres, quienes tienen 100 veces menos probabilidades.
  • Las mujeres de más de 50 años son las más afectadas.
  • Poseer antecedentes familiares con cáncer de mama, cáncer de ovarios, de útero o colon.
  • Anomalías genéticas.
  • Inicio temprano de los ciclos menstruales, antes de los 12 años de edad.
  • Padecer de menopausia prematura o menopausia tardía.
  • La obesidad.
  • No tener hijos.

Sin embargo, los síntomas de un cáncer de mama comienzan mucho antes de poder palparlo. Aunque el cuerpo envíe señales, en la mayoría de los casos son ignoradas perdiendo la posibilidad de detenerlo a tiempo. Aquí te traemos las 10 señales más comunes que pueden indicar un cáncer de mama.

10 señales que pueden indicar un cáncer de mama

1.Pérdida repentina de peso sin razones aparentes.

Aunque la mayoría de las mujeres están en una búsqueda constante de un peso saludable, la pérdida repentina e inexplicable puede ser uno de los primeros síntomas a tener en cuenta. Debes estar atenta, si pierdes entre 5 o más kilos en poco tiempo y sin realizar ningún tipo de dieta o entrenamiento, es necesario que te realices un chequeo.

2.Fatiga crónica.
Estar cansado luego de un día complicado o de mucho trabajo, es muy común. El síndrome de fatiga crónica es un cansancio severo y continuo que no se alivia aunque el paciente descanse o duerma normalmente. Si estas padeciendo este síndrome, puede ser una señal de cáncer de mama.

3.Sangrado anormal.
Si eres una persona muy regular en cuanto a tus ciclos menstruales, debes estar alerta ante sangrados o hemorragias fuera de fecha. Lo mismo si el sangrado es demasiado y dura más días que lo normal. Además de ser señal de cáncer de mama, puede advertir alguna otra enfermedad.
En el caso de mujeres irregulares, quizás es más complicado de advertir esto, aunque también pueden sufrir sangrado en los pezones.

4.Protuberancias.
Los abultamientos o nódulos en las mamas no siempre son señal de tumores malignos, pero de igual forma hay que hacerlos revisar. Si bien algunos pueden ser protuberancias benignas, otros puedes ser un tumor maligno, quistes o infecciones.

5.Problemas en la piel.
En el momento del autoexamen, también hay que estar pendiente de las anomalías en la piel ya que pueden indicar un cáncer de mama. Las alteraciones más comunes son:
-Enrojecimiento de un sector específico. Puede ir acompañado de temperatura elevada en la zona.
-Úlceras, pueden ser dolorosas o no.
-Cambios de color, manchas o zonas que pierden la pigmentación.
-Celulitis.

6.Hundimiento del pezón.
Otro detalle no menos importante, es observar que los pezones estén normales, ya que cualquier alteración puede ser síntoma de alguna enfermedad. El hundimiento de pezón, llamado retracción de pezón, es una de las señales más fáciles de detectar. Al advertirlo, el paciente debe buscar atención médica de inmediato.

7.Dolores intensos.
Esta señal es la más alarmante ya que, durante la primera etapa, el cáncer no produce dolor alguno en la mama. Sin embargo, cuando la enfermedad avanza, comienzan las molestias severas en el seno. La presencia de dolor es signo de un cáncer avanzado.
El dolor es muy diferente al que se experimenta durante el periodo pre menstrual. Éste resulta mucho más punzante y difícil de sobrellevar.

8.Cambios en el tamaño de los senos.
Las mamas deben tener un tamaño similar. Si alguna de ella está más inflamada que la otra o presenta un tamaño o forma poco habitual, puede deberse a un cáncer de mama.

9.Secreción.
La presencia de secreción en los pezones puede aparecer y desaparecer repentinamente sin ser síntoma de algo grave. La diferencia reside en la secreción mal oliente, en ese caso los riesgos de estar ante un cáncer de mama aumentan considerablemente.

10.Irregularidades.
Puedes notar una textura diferente en la piel o en el pezón, deformaciones, pozos o enrojecimiento en todo el contorno del pecho. Para ello, realiza un autoexamen frente a un espejo y compara ambas mamas.