, ,

11 razones para dejar de tomar leche de vaca. ¡HAZLO AHORA MISMO!

Cuando decidas dejar de tomar leche de vaca, habrás tomado la mejor de las decisiones. Aunque por mucho tiempo nos han hecho creer que se trata de un alimento básico en nuestra dieta, fuente principal de calcio, las investigaciones dicen todo lo contrario. Aquí te contamos 11 razones muy importante para que abandones este alimento.

11 razones para dejar de tomar leche de vaca.

 

11 razones para dejar de tomar leche de vaca. ¡HAZLO AHORA MISMO!
11 razones para dejar de tomar leche de vaca. ¡HAZLO AHORA MISMO!

1. Aumenta la posibilidad de fracturas óseas.

Una investigación llevada a cabo por médicos suecos, dio como resultado que las mujeres que mayor cantidad de leche de vaca consumían, eran más propensas a una fractura de huesos, en comparación a aquellas que bebían poco o nada.

2. Pérdida de masa ósea.

A diferencia de lo que muchos creen, la leche no favorece la salud ósea. Consumir mucha leche puede provocar una lixiviación de los huesos. La lixiviación es un proceso donde un líquido pasa a través de un sólido, provocando la disolución de uno o más de los componentes solubles del sólido. Es decir, la leche provoca un debilitamiento paulatino de nuestros huesos, afectando su composición.

3. Cáncer de próstata.

Hay evidencias que el consumo de leche de vaca y sus derivados aumentan las posibilidades de desarrollar cáncer de próstata. Basándose en esto, se han desarrollado numerosas dietas libres de lácteos que buscan retrasar el progreso de la enfermedad.

4. Cáncer de ovario.

El cáncer es uno de los factores más importantes para decidir dejar de tomar leche de vaca. Profesionales de Suecia pudieron demostrar que aquellas mujeres que consumen más de cuatro porciones de lácteos al día, son dos veces más propensas a desarrollar cáncer de ovario seroso. Por el contrario, aquellas que consumían hasta dos porciones al día, no presentaban aumento en las probabilidades de padecerlo.

“La leche de vaca no es la principal fuente de calcio, ni es indispensable en nuestra dieta, como nos han hecho creer durante años”.

5. Intolerancia a la lactosa.

El 75% de la población mundial presenta algún nivel de intolerancia a la lactosa. El azúcar que contiene la leche se denomina lactosa y, a medida que crecemos, nuestro cuerpo tiene dificultades para digerirla. Los síntomas son variados, van desde severos hasta casi imperceptibles. Los más frecuentes son distensión abdominal, diarrea, calambres estomacales, náuseas, gases, etc.

6. Alergias a la leche.

Diferente a la intolerancia, la alergia también es un problema común. Se presenta desde el nacimiento y deriva de la gran cantidad de aditivos que este alimento posee. Los síntomas son peligrosos y severos, como vómitos y asfixia.

7. Acné.

Investigaciones en todo el mundo relacionan el acné, la severidad con la que se presenta y su prevalencia, directamente al consumo de leche de vaca.

“El consumo de más de 4 porciones al día de leche de vaca, se relaciona con múltiples enfermedades”.

8. Antibióticos y aditivos.

Dejar de tomar leche de vaca, también significa abandonar numerosos aditivos y medicamentos que ésta contiene. Las vacas son bombardeadas con fármacos para que no enfermen. Esos antibióticos pasan a la leche que luego bebemos. Esta práctica ha desencadenado en los humanos una resistencia a los antibióticos. Esto significa que las bacterias que antes podían ser combatidas con cierto medicamento, ahora requieren de compuestos más fuertes.

9. Grasa saturada.

Un sólo vaso de leche de vaca entera, puede llegar a contener el 20% de la cantidad de grasa saturada recomendada al día.

10. Fomenta la ganancia de peso.

Un estudio que siguió la alimentación de más de 12.000 niños, indicó que, a más leche de vaca bebían, más peso ganaban.

11. Aumenta los niveles de colesterol malo.

Un solo vaso de leche puede contener hasta 24 mg de colesterol. En el siguiente video se explica en detalle (puedes activar los subtítulos)