,

19 vegetales y hierbas que solo tendrás que comprar una vez

Hay algunos alimentos que no pueden faltar en tu cocina. Ingredientes que utilizamos tan a menudo que se convierten en imprescindibles. Con cebollas, ajos, zanahorias y algunas hiervas frescas, creamos platos deliciosos. Sin embargo, el gasto a lo largo del año, suele ser bastante elevado.

Sabemos que la situación económica mundial, no está pasando por su mejor momento. Por esto, te traemos una variada lista de vegetales y hierbas que sólo debes comprar una vez. Luego, puedes cultivarlos tú mismo, en tu jardín. Te mostramos de qué forma obtener los brotes sin que gastes en semillas, ni en caros productos fertilizantes. Crecen relativamente fácil y, después de cierto tiempo, puedes disfrutarlos en tu hogar.

Muchos de ellos, crecen a partir de las sobras que desechas. Es momento de reutilizar todo y crear una huerta en tu propia casa. Disfruta de productos siempre frescos:

  • Ajo: El ajo se siembra en otoño y sólo necesitas una buena cabeza de ajo. Separa los dientes de la cabeza. Pélalos y entiérralos con una separación aproximada de 8 cm entre sí. Riega siempre que notes la tierra un poco seca. Después de un tiempo, cuando las hojas de las plantas comienzan a ponerse amarillas, desentiérralas. Notarás que donde antes plantaste un diente, ahora hay una cabeza. Reutiliza nuevamente una cabeza y vuelve a empezar.
  • Apio: Compra en el mercado una planta entera de apio. Corta todas las hojas a 5cm de su base, aproximadamente. La base donde la planta estaba unida, es lo que usaremos para hacerla rebrotar. Sujeta la base, retira las hojas más externas para que el agua penetre mejor. Luego sumérgela en un recipiente con agua hasta la mitad de su altura (2,5 cm de agua aproximadamente). A los 7 días, ya tendrá brotes. Mantén el agua siempre limpia y a esa altura por 10 días. Pasado este tiempo, entierra toda la base. Sólo debe asomarse el brote. Ya tienes tu planta de apio.
  • Lechuga: Al igual que con el apio, necesitamos la base de la lechuga para hacer rebrotar. Corta las hojas de lechuga y utiliza su base. Sumerge aproximadamente la mitad de ella, en un recipiente con poca agua. Debe estar en un área con buena iluminación. A los días, aparecerán hojas nuevas y también raíces. Cuando las raíces tengan un par de centímetros, ya se puede pasar a la tierra.
  • Aguacate: Toma el hueso del aguacate y plántalo en tu jardín. En un tiempo, tendrás tu propio árbol de aguacate. ¡Muy fácil!
  • Zanahoria: La zanahoria es muy fácil de cultivar pero requiere de algunas pruebas-error. Corta la parte superior de la zanahoria, 3 cm aproximadamente. Colocarla en un recipiente con 1,5 cm de agua. En esta etapa es cuando mayor vigilancia debe tener, ya que hay que procurar que no pudra y que no se seque. En unos días saldrán los brotes, cuando tengan 3 cm de altura, planta la zanahoria en la tierra y deja los brotes sobre la superficie.
  • Calabazas: Cuando vayas a consumir calabazas, junta las semillas junto con la sustancia viscosa que las rodea. Plántalas en un lugar con mucho espacio. Recuerda que la calabaza es una planta de tamaño grande y rastrera. En un tiempo, aparecerán los brotes.
  • Albahaca: Corta hojas de albahaca de 3 o 4 cm de largo, con un pedazo de su tallo. Colócalas en un vaso con agua, el tallo debe quedar sumergido por completo. Expone el vaso directamente, a la luz del sol. Comenzarán a salir raíces. Cuando tengan 2cm de largo, planta las hojas de albahaca en una maceta. Al tiempo, ya serán plantas maduras para consumir.
  • Cilantro: De manera similar al de la albahaca, poner los tallos de cilantro en agua. Al tiempo crecerán las raíces, luego plantar en una maceta. Colocar en un lugar bien iluminado.
  • Jengibre: Si compras una raíz de jengibre que no tiene brotes verdes nuevos, debes hidratar la raíz: sumerge la raíz en agua por 24 hs. Luego, hundirla sobre la superficie de la tierra. Si tiene brotes verdes, deben quedar del lado de arriba, sin ser enterrados. En unos 10 meses, ya tendrás nuevas raíces para disfrutar.
  • Patatas: Separar las patatas que utilizaras para hacer brotar, y dejarlas en un lugar fresco e iluminado. 6 semanas después, las patatas tendrán muchos brotes. Dejar 5 brotes por patata lo más separados posibles, el resto de brotes, arráncalos con las manos. Plantar en la tierra a una distancia de 40cm entre ellas. Al tiempo, tendrás tus plantas listas.
  • Citronella: El método es muy sencillo. Sólo debes poner las raíces de citronella en un vaso con agua. Debe darle luz directa del sol. Aproximadamente en una semana, aparecerán nuevos brotes. Pasarla a una maceta. Se puede consumir cuando los tallos alcancen 30 cm de altura. Debes cortar lo que necesites y dejar que la planta siga creciendo.