, ,

20 signos de desarreglo por cándida que deben ser atendidos de forma urgente.

Los signos de desarreglo por cándida suelen ser confundidos con otras afecciones. Es muy importante tratarlos a tiempo y lograr un equilibrio adecuado en el cuerpo para prevenir futuras complicaciones. Estos consejos te serán de gran ayuda.

Además de los signos de desarreglo por cándida es necesario conocer de qué trata este problema y cuáles son los tratamientos más comunes para acabar con el trastorno de forma completamente natural.

¿Qué es la cándida?

La cándida (Candida albicans) es una levadura presente en la boca y en el tracto intestinal de todos los humanos. Probablemente no lo hayas advertido porque, en un organismo saludable, la cándida vive de forma simbiótica sin causar perjuicio alguno. Por el contrario, es capaz de detectar y destruir bacterias que sí resultan perjudiciales para el humano.

Sin embargo, si presentas signos de desarreglo por cándida significa que tus niveles de azúcar están favoreciendo su desarrollo. Si existe un desbalance en el nivel de glucosa en sangre, la cándida tiene la oportunidad de crecer. Cada vez que nos alimentamos, las levaduras florecen levemente alimentándose del azúcar que circula por el torrente sanguíneo esperando ser convertido en energía. Una vez procesada la glucosa, la cándida vuelve a su estado normal.

Si la cándida no vuelve a su estado normal, comienzan los signos de desarreglo por cándida y se originan por algún tipo de desbalance:

  • por desequilibrios en los niveles de azúcar en sangre, hiperglucemia.
  • desequilibrio bacterial en el tracto intestinal.
  • por el consumo de antibióticos que afecta directamente la flora intestinal.
  • por una alimentación deficiente de nutrientes.
  • estrés o trastornos de sueño.
  • sistema inmunológico debilitado.
  • intoxicación por metales pesados.

¿Cuáles son los signos de desarreglo por cándida?

Las causas del desequilibrio son multifactoriales, por lo que los signos de desarreglo por cándida también resultan de los más variados. Raramente el paciente experimenta sólo uno de todos los signos, incluso nombrarlos de forma aislada puede resultar una generalización.

Para tener en cuenta, es necesario saber que la cándida prolifera en ambientes ricos en azúcar, oscuros y húmedos. Los brotes más frecuentes se presentan en la vagina, la boca, la zona de la ingle y en los intestinos. Es importante conocer los signos de desarreglo por cándida para detectarla de forma temprana. No recibir un tratamiento a tiempo puede derivar en una “candidiasis sistémica“. Esto ocurre porque la cola de la levadura es puntiaguda y puede perforar las paredes intestinales, teniendo un fácil acceso al torrente sanguíneo.

Los signos de desarreglo por cándida pueden confundirse con otros trastornos y viceversa. Aunque presentes más de uno de estos síntomas no significa que padezcas un crecimiento de la levadura. Infecciones, problemas digestivos o desequilibrios hormonales son afecciones que comparten los mismos signos.

Lee también: “Prueba casera para detectar la cándida en el cuerpo y cómo eliminarla naturalmente”

Los 20 signos de desarreglo por cándida más comunes son:

  1. Aftas (llagas) en la boca o en otras partes del cuerpo.
  2. Pie de atleta u onicomicosis.
  3. Distensión abdominal.
  4. Cefaleas.
  5. Inapetencia.
  6. Antojos desesperados por azúcar o alimentos dulces.
  7. Comezón en el recto.
  8. Fatiga crónica.
  9. Problemas de concentración o lagunas mentales.
  10. Diarrea.
  11. Estreñimiento.
  12. Cambios abruptos de humor.
  13. Comezón en todo el cuerpo, sin presencia de erupciones.
  14. Acné en el rostro, espalda o pecho.
  15. Depresión, angustia.
  16. Dolores de garganta.
  17. Disminución en el deseo sexual.
  18. Debilidad muscular.
  19. Dolor corporal crónico.
  20. Erupciones cutáneas que pueden, o no, causar picazón.

Tratamientos naturales para lograr un equilibrio en la cándida.

Una vez que adviertas los signos de desarreglo por cándida deberás consultar con un especialista y conocer la gravedad del caso. Los tratamientos para combatir un desarreglo leve, son principalmente cambios en la dieta y en el estilo de vida de la persona. Estos son algunos consejos a tener en cuenta:

  • Reduce o, si es posible, elimina los azúcares refinados: aumenta la ingesta de frutas que aportan azúcar a la sangre pero no presentan daños colaterales.
  • Hidrátate correctamente: Bebe agua filtrada o agua con zumo de limón natural para ayudar a eliminar las bacterias perjudiciales. También puedes consumir batidos verdes, infusiones de hierbas y zumos naturales. Olvídate del café y los refrescos.
  • Procura llevar una dieta rica en fibras.
  • Elimina completamente los productos lácteos.
  • Reduce la ingesta de alimentos con gluten y productos procesados.
  • Consume alimentos naturalmente fermentados: ayudan a regenerar la flora bacteriana, mejoran la salud digestiva y promueven un equilibrio donde la cándida no puede crecer.
  • Duerme adecuadamente y desetrésate.