,

4 hierbas ideales para combatir el dolor generado por artritis

Prueba estas 4 hierbas y despídete del dolor causado por la artritis.

Las personas que padecen de artritis, poco a poco, aprenden a vivir con el dolor constante. Su calidad de vida comienza a verse afectada a medida que pasan los años debido a los constantes malestares que impiden el correcto movimiento. La artritis comienza a invalidar al paciente que ya no puede realizar las actividades cotidianas como siempre.

Buscar un objeto en el suelo, quitar una bandeja del horno, cargar una bolsa, abrir frascos… son tareas que realizamos a diario. Sin embargo, un paciente con artritis puede sentir profundo dolor en sus articulaciones al intentar llevarlas a cabo. Ésta, es una enfermedad inflamatoria que produce hinchazón en las articulaciones y condiciona significativamente a la persona.

Lee también: “Remedios Naturales para la artritis en las manos”

Es nuestro objetivo de hoy, contarte cómo puedes despedirte del dolor intenso, con estas cuatro hierbas maravillosas. Estas plantas curativas son antiinflamatorias y analgésicas ideales para ayudarte a recuperar los movimientos y calidad de vida.

¿Qué debemos saber de la artritis?

La artritis es una enfermedad dolorosa e invalidante. Gradualmente, el cartílago ubicado en las articulaciones comienza a desaparecer. Está allí para proteger a la articulación, amortiguar la presión ejercida entre los dos huesos que se unen, permite el movimiento del cuerpo y ayuda a reducir los impactos de cada acción.

Cuando el cartílago comienza a dañarse producto de la artritis, los huesos comienzan a rosarse, el impacto de cada movimiento se torna algo severo y existe una presión dolorosa entre los huesos. La artritis, además de la inflamación, causa rigidez en las articulaciones y hasta, en casos severos, puede existir fiebre en la zona afectada.

El dolor producido por esta enfermedad es tan severo que los pacientes recurren a fármacos muy fuertes para combatirlo. Medicamentos que, a la larga, traen consecuencias graves para la salud.

Lee también: “Combate la artritis consumiendo yuca”

4 hierbas excelentes para aliviar el dolor causado por la artritis.

Estos maravillosos tratamientos naturales son muy efectivos a largo plazo. Si optas realizar cualquiera de ellos, debes beber dos o tres tazas al día, al menos durante tres meses para tener resultados duraderos en el tiempo.

La zarzaparrilla.

La zarzaparrilla contiene saponinas. Las saponinas son glucósidos, denominados así por poseer efectos similares al jabón. Esta hierba es un poderoso diurético natural que ayuda a depurar las articulaciones, eliminando cualquier acumulación serosa en ellas. Así, ayuda a desinflamar, a recuperar la movilidad y alivia el dolor.

Las propiedades de la zarzaparrilla son:

  • Ayuda a depurar la sangre, promoviendo la eliminación de toxinas.
  • Ayuda a combatir enfermedades epiteliales.
  • Ayuda a mantener un peso estable.
  • Reduce los niveles de colesterol malo en sangre.
  • Facilita la recuperación cuando se padece de alguna enfermedad respiratoria.

Té verde.

El té verde ha logrado popularizarse rápidamente en los últimos años. Esto se debe a sus maravillosas características y bondades para la salud humana. Su principal aporte se debe a que es una bebida repleta de antioxidantes y flavonoides que ayudan a desinflamar el cuerpo.

Por ser un poderoso anticancerígeno, el té verde funciona, y es muy recomendable, como tratamiento preventivo para cualquier tipo de cáncer. La ingesta diaria de esta infusión garantiza una mejor calidad de vida.

Si deseas consumir té verde, te recomendamos beber un té de calidad, orgánico. Además, recuerda que esta infusión dificulta la absorción del hierro, por lo que debes beberlo alejado de tus comidas. No es aconsejable para personas anémicas.

Cola de caballo.

La cola de caballo es una hierba excelente para el tratamiento de la artritis. Esta planta posee múltiples beneficios, aunque los dos más importantes son los que te ayudarán a eliminar el dolor.

Por un lado, la cola de caballo es un poderoso diurético que te ayudará a eliminar el exceso de líquido y a impedir la acumulación de toxinas en las articulaciones. Por el otro, posee una gran cantidad de nutrientes, lo que lo convierte en un excelente remineralizante que te ayudará a regenerar los cartílagos y mantenerlos fuertes por más tiempo.

Esto se debe a que es una hierba rica en silicio, el mineral que interviene en la producción de colágeno. Junto con los aportes de potasio y magnesio, esta planta combatirá la rigidez y te devolverá el movimiento.

Puedes conseguir cola de caballo en una tienda naturista, o silvestre cerca de espejos de agua.

Cúrcuma.

La cúrcuma es una especia utilizada en el mundo gastronómico, especialmente en el arte culinario de Oriente. Además, es muy utilizada en la medicina natural por poseer grandes propiedades curativas.

Es uno de los alimentos más antiinflamatorios que existen, sumado a sus propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antidepresivas. Sus características medicinales se deben a un compuesto denominado curcumina. La curcumina es frecuentemente utilizada para el tratamiento de la artritis, el reumatismo, la fibromialgia, fatiga crónica o para aliviar cualquier dolor corporal.

La cúrcuma es un polvo color amarillo intenso que puedes agregar a todos tus platos como sopas, salsas, guisos, cremas, arroces o pastas. Si deseas incluirla en recetas dulces puedes hacer panecillos de cúrcuma, en flanes o helados.

También puedes realizar con ella una infusión: agrega una pizca de cúrcuma en una taza, vierte agua hirviendo sobre ella, mezcla bien y deja reposar por 5 minutos antes de beber.

Para llevar a cabo cualquiera de estos tratamientos, consulta con un especialista médico que pueda supervisarte y controlar el estado de tu salud.

Otras alternativas naturales para combatir el dolor.

Además de recurrir a tratamientos medicinales, los pacientes con artritis pueden realizar pequeños cambios en su vida cotidiana y acompañar con algunas actividades que les ayudarán a apaliar el dolor.

Algunos cambios que puedes realizar en tu estilo de vida son:

  • Realiza alguna actividad física diseñada especialmente para tu situación particular.
  • Lleva una dieta saludable, balanceada y alcalinizante para cambiar el pH de tu organismo.

Lee también: “20 recetas alcalinas para incluir en tu dieta”

  • Ten a mano tratamientos de frío o calor para aplicar sobre tus articulaciones. Paños, cataplasmas, tratamientos con barro, etc.
  • Toma sesiones de masajes u otras terapias manuales que ayuden a desinflamar y calmar el dolor.