,

5 aspectos de la sandía que, probablemente, desconoces.

La sandía es una fruta tropical, de sabor muy dulce y de gran tamaño. Principalmente, es conocida por su gran aporte de líquidos: el 90 % de esta fruta es agua. Ideal para combatir el calor, hidratar el cuerpo y nutrir el organismo, posee otras propiedades muy beneficiosas también. Hoy te contamos 5 cosas características de la sandía que, posiblemente, no conoces.

1.Es una fuente rica en antioxidantes.

Generalmente no se menciona, pero la sandía posee muchos antioxidantes, en especial uno llamado licopeno. Incluso, posee más licopeno que el tomate. Esto la convierte en una excelente fruta para combatir los signos del paso del tiempo ya que combate radicales libres. A su vez, refuerza el sistema inmunológico, previene el daño celular y evita enfermedades como el cáncer.
Consume sandía tres veces a la semana para gozar de estos beneficios.

2.Brinda saciedad.

Generalmente se piensa que, al estar compuesta casi en su totalidad por agua, se puede comer sin parar. Sin embargo, es todo lo contrario. Luego de comer una porción, nos sentimos muy llenos. Esta fruta no cae pesada, sino que aporta mucha saciedad. La gran cantidad de pulpa y el aporte de líquido hacen que nos sintamos satisfechos más rápidamente.
Es ideal para consumir mientras se realiza una dieta para adelgazar, ya que favorece el control del apetito. Es excelente para prevenir la obesidad: su dulce sabor ayuda en los momentos de ansiedad y aporta muy pocas calorías.
Consume un trozo de sandía antes de cada comida para aportar saciedad y ayudarte al descenso de peso. También puedes ingerirla como bocadillo cuando sientas deseos de algo dulce.

3.Es recomendable para mujeres embarazadas.

El consumo de sandía es muy beneficioso para todos, en especial para las mujeres embarazadas. En principio, porque las ayuda a mantener un peso saludable, como vimos anteriormente. Y en segundo lugar, por su gran aporte de vitamina C.
Esta vitamina refuerza el sistema inmunológico y ayuda a las defensas tanto de la mamá, como del bebé en gestación. También combate enfermedades respiratorias, resfriados y gripes. Puedes preparar una limonada con sandía para que el limón potencie el aporte vitamínico.

4.Mantiene alejados los calambres.

Entre sus múltiples aportes nutricionales, podemos mencionar también que es muy rica en potasio y en vitamina B6. Consumir sandía regularmente previene los molestos calambres y ayuda a la recuperación muscular. Permite absorber correctamente las proteínas, por lo que fortalece los tejidos musculares.
Se recomienda su consumo a personas que realizan muchas actividades, como los deportistas de alto impacto. Come una porción de sandía antes de realizar tus ejercicios para prevenir molestias; o puedes comerla luego de la actividad para rehidratarte y combatir el calor.

5.Fortalece la salud cardiovascular.

Recientemente, se ha publicado un estudio en los EE.UU. donde se afirma que la sandía es muy buena para el corazón. Se comprobó que el consumo regular de esta fruta, regula la presión arterial y la mantiene en niveles óptimos. Esta acción previene enfermedades cardíacas y vasculares.

El único inconveniente, es que para obtener estos resultados, los científicos recomiendan consumir alrededor de una sandía entera diariamente. La mejor manera, es realizar un gran licuado de sandía y beberlo durante todo el día. Así, realizas un delicioso jugo que, además de nivelar tu presión arterial, ayudará a rehidratar y purificar tu organismo.