,

5 maneras de eliminar las marcas de expresión de la frente, en forma natural.

Las arrugas de la frente son las más visibles de todas. Si eres una persona que realiza muchas expresiones faciales o sueles fruncir demasiado el ceño, estas marcas pueden aparecer a muy temprana edad, tanto en hombres como en mujeres. Si bien es algo muy estético, algunas personas odian verse al espejo y notarlas.

Por suerte, existen algunas opciones naturales que pueden ayudar a que desaparezcan. Optar por las cirugías estéticas o el rellenado con Botox, debería ser una de tus últimas opciones. Intenta con algunos métodos caseros, económicos y mucho menos invasivos. Te contamos 5 maneras que puedes tener en cuenta a la hora de eliminar o prevenir esas molestas marcas de expresión de la frente.

1.Mantén una correcta alimentación.
Este consejo suena algo trillado, sin embargo los signos del paso del tiempo pueden contrarrestarse perfectamente con una dieta balanceada. El daño celular por la vejez, es realizado principalmente por radicales libres. Éstos se combaten efectivamente a través de una buena ingesta de antioxidantes presentes en muchísimos alimentos. Además, una correcta nutrición, te mantiene con vitalidad y fuerza.

Consume abundantes frutas y verduras, principalmente las que contengan muchas vitaminas C y E por ser antioxidantes. La vitamina C se encuentra en las frutas cítricas como la naranja, mandarinas y toronjas. También en los tomates, verduras de hojas verdes, pimientos rojos, etc. La vitamina E puedes consumirla de las nueces, avellanas, semillas de girasol, brócoli, espinacas, zanahoria, etc.

2.Mantén tu cuerpo hidratado.

En este punto, no hacemos referencia sólo a la aplicación de cremas faciales. A veces olvidamos cuán importante es el consumo diario de agua y líquidos. Mínimo, debemos ingerir dos litros de agua al día. Principalmente en invierno, esto se nos olvida a menudo.

Estar hidratado, brinda elasticidad a la piel y mantiene el cuerpo libre de toxinas. El agua ayuda a depurar el organismo y a realizar una limpieza profunda por dentro. Esto se refleja en la piel que comienza a verse lozana y saludable. También evita llenar tu cuerpo de toxinas perjudiciales que provienen del alcohol, el cigarrillo o la comida chatarra.

Si es una tarea muy difícil lograr los dos litros de agua por día, intenta realizar zumos de frutas y verduras con abundante agua. Así puedes hidratar y nutrir tu organismo al mismo tiempo. Para días de bajas temperaturas, bebe un caldo de verduras a diario.

3.Cuida tu cutis.

La piel del rostro, es la más expuesta de todo el cuerpo. A diario recibe frío, calor, luz solar, smog, tierra y todo lo que esté presente en el ambiente. El viento la corroe, el sol la quema… son muchos los daños que puede sufrir si no recibe un cuidado adecuado.

Es necesario realizar una limpieza de cutis a diario para liberarlo de toxinas, abrir los poros y permitir que respire libremente. Así eliminarás restos de maquillaje y suciedad acumulada en el día.

Una vez al mes, también debes realizar una limpieza profunda. Para esto, utiliza cremas exfoliantes caseras realizadas con ingredientes naturales, que están libres de químicos. También, realiza tu propia crema hidratante y ten siempre un poco a mano. Mascarillas de aguacate o yogurt te ayudarán con este objetivo.

4.Disminuye las expresiones faciales.

Si no estás a gusto con las arrugas de tu frente, deberás disminuir tus expresiones faciales. A muchas personas les encanta demostrar todas sus emociones a través de su rostro, en ese caso, ésta no es una opción para ellos.
Evita fruncir el ceño por todo, no levantes tanto las cejas al hablar y vé con un especialista si no puedes ver bien. Aunque suene extraño, hay hombres y mujeres que tensan su frente para poder enfocar mejor por tener problemas visuales.

5.Ejercicios para el rostro.

Por último, te recomendamos realizar algunos ejercicios faciales. Los músculos de la cara, al igual que todos los músculos del cuerpo, necesitan entrenar y relajarse. Debes practicarlos al menos una vez al día, diariamente.
-Inhala profundamente, al exhalar abre muy bien la boca y los ojos, también saca la lengua lo más que puedas mientras despides todo el aire de tus pulmones, hasta vaciarlos. Cuando vuelvas a tomar aire, relaja todos los músculos faciales, cierra tus ojos y deja que el oxígeno ingrese por un pequeño orificio de la boca.
-Coloca tus dedos en los extremos de tu frente, sobre las cejas. Sube y baja las cejas ejercitando esa zona. Los dedos no deben ejercer fuerza, sino resistencia.
-Frunce el ceño e intenta, con los dedos índices, volver las cejas a su lugar. El movimiento debe ser como de “estiramiento” de esa zona.

Otra forma de ejercitarse, es practicando yoga facial que también tiene muy buenos resultados. Sigue nuestros consejos y despídete de tus marcas de expresión.