, ,

5 Posturas de yoga para mejorar tu vida sexual.

La práctica del yoga mejora considerablemente la calidad de vida y el estado de la salud. Cada una de las posturas está pensada para abrir los diferentes canales energéticos y promover la circulación de la energía por todo el cuerpo. Además, las asanas (posturas) y el pranayama (control de la respiración) estimulan el sistema cardiovascular, mejoran la circulación sanguínea, proporcionan bienestar, tranquilidad y energía vital. Ambas características, mejor irrigación sanguínea a todos los órganos y un incremento de la vitalidad, repercute también en la vida sexual. Una persona saludable y con buen humor, también redescubre y alimenta el deseo sexual.

Puedes practicar yoga en cualquier momento de tu vida y experimentar innumerables cambios en tu organismo. Uno de los principales beneficios, es el desarrollo del equilibrio, al igual que la fuerza muscular y la resistencia, factores indispensables para mantener una vida sexual activa. Si deseas incrementar el deseo, mejorar tu vida sexual y condimentar la relación con tu pareja, te aconsejamos las siguientes posturas.

Beneficios del yoga para la vida sexual.

La constancia en la práctica, nos hace ver cómo nuestro cuerpo se vuelve más flexible y más resistente. A la vez, se nos abre un abanico de posibilidades y quedamos estupefactos ante las enormes posibilidades de nuestra ductilidad y fuerza. A través de la concentración, la meditación y la respiración nos centramos y nos volvemos más conscientes de nuestros órganos y sus funciones. Esto se denomina “conciencia corporal” y puede traducirse en impulsos sexuales.

Por otro lado, el problema de la eyaculación precoz suele deberse a la flacidez de los músculos de la pelvis y de la ingle. El yoga puede tonificar todos los músculos del cuerpo y ayudar a resolver este problema común entre los hombres. Las mujeres que poseen este control y contracción muscular, pueden disfrutar mucho más de los encuentros y hacerse dueñas de su propio gozo.

Lee también: “6 posturas de yoga que te ayudarán a dormir mejor”

Mejores 5 posturas para incrementar tu deseo sexual.

1. Upavistha Konasana o Flexión sentado hacia adelante.

  • Siéntate cómodamente con las piernas estiradas.
  • Separa las piernas formando un gran ángulo.
  • Espira y tira el cuerpo hacia adelante, alarga los brazos para tocar con las manos ambos pies. Respira normalmente por unos segundos.
  • Espira y lleva la cabeza más hacia el centro. Estira cada una de las vértebras y mantén la columna derecha en esa posición. Respira normalmente, con cada espiración intenta llegar más lejos con las manos.
  • Respira tranquilamente durante 30 segundos, en una inhalación vuelve a la postura inicial.

2. Viparita Karani o Pelviana Invertida.

  • Recuéstate boca arriba.
  • Inhala y leva ambas piernas al cielo subiendo la cadera también. Sostén la postura con tus manos, agarrando tu cintura en el aire. Los pies proyectan hacia el cielo.
  • Intenta mantener la posición lo más derecha que puedas. Usa tus músculos abdominales y busca el equilibrio.
  • Sostén por 30 segundos y descansa. Vuelve a repetir.

3. Balasana o Postura del niño.

  • Arrodíllate en el suelo. Siéntate sobre tus pies, apoyando muy bien los muslos sobre ellos.
  • Inhala y baja tu cabeza, apoyando la frente en el suelo. Los muslos no deben despegarse de los pies.
  • Coloca los brazos al costado del cuerpo en una posición relajada, con las palmas de las manos mirando hacia el cielo.
  • Respira normalmente durante 30 segundos, de forma relajada.

4. Setu Bandha Sarvangasana o Postura del Puente.

  • Recuéstate boca arriba, coloca los brazos al costado del cuerpo.
  • Flexiona las piernas, apoya las plantas de los pies sobre el suelo. Deben estar separados por 30 cm aproximadamente, uno del otro.
  • Acerca la planta de los pies hacia los glúteos lo más que puedas.
  • Sujeta los tobillos con las manos.
  • Inhala y eleva la cadera del piso. Arquea la espalda para formar un puente.
  • Respira durante 30 segundos, aguantando la postura.

 

5. Padmasana o Postura de Loto.

  • Siéntate en el suelo.
  • Inhala y dobla la pierna derecha. Abre las caderas y coloca el pie derecho sobre el muslo izquierdo. La planta del pie debe mirar hacia arriba, sostenla con la mano y llévala más cerca de la ingle.
  • Dobla la pierna izquierda, abre la cadera y lleva el pie izquierdo sobre el muslo derecho. Los pies deben cruzarse entre sí y las rodillas deben descansar en el suelo.
  • Respira relajadamente durante un minuto.
Lee también: “Sigue estas 5 posturas de yoga para reducir la grasa obstinada del vientre”