, ,

5 signos de que eres deficiente en Vitaminas

¿Tienes la piel seca? ¿Estás perdiendo el pelo? Descubre qué vitaminas te hacen falta

En la actualidad, es muy común que debido a un estilo de vida agitado, o a una mala dieta a base de alimentos procesados, nuestro organísmo padezca ciertas carencias de vitaminas.

Con la dieta actual de alimentos procesados, es fácil llegar a estar deficiente en vitaminas, ya sea por no comer lo suficiente de los alimentos adecuados o no absorber de manera adecuada debido a problemas digestivos”, aclara la Dra. Susan Blum, fundadora del Centro Blum para la Salud y autora del libro El Plan de Recuperación del sistema inmunológico. “No puedes contraer una enfermedad, pero puedes terminar con problemas de funcionamiento, ya que las vitaminas son cofactores para todas las reacciones bioquímicas en el cuerpo. Las necesitamos para poder funcionar correctamente.

Signos que te harán saber que eres deficiente en Vitaminas

deficiente en vitaminas
Acne facial care teenager woman squeezing pimple on white

A continuación, te mostraremos 5 de las principales señales, que te harán saber con certeza, que existe una deficiencia de vitaminas en tu organísmo. Lo bueno de esto, es que la deficiencia de vitaminas, se puede corregir a base de una buena dieta, y algunos cambios en nuestro estilo de vida. Aún así, siempre es recomendable consultar a un médico ante este padecimiento.

1. Grietas en las comisuras de la boca

Estas boqueras o grietas, suelen ser un claro indicio de la falta de hierro, zinc y vitaminas del grupo B, en nuestro organísmo.  “Es común que si eres vegetariano no recibes suficiente hierro, zinc y vitamina B12”, asegura Blum.

La solución: Intenta agregar a tus comidas diarias, alimentos como el huevo, el salmón, la acelga, las almejas, los tomates secos, las lentejas y las legumbres. También es recomendable el brócoli y el coliflor, para este tipo de deficiencia.

2. Pérdida de cabello y erupciones en la boca

Este tipo de síntomas, suelen indicar la falta de zinc y Biotina (B7) en nuestro organísmo. La falta de zinc en el organísmo, no solo ocasiona la pérdida de cabello, sino que también se hace notar en otros aspectos, como lo son, la piel reseca, la dificultad en la cicatrización de las heridas y las erupciones en la boca o rostro.

La solución: Intenta comer alimentos que contengan zinc, como lo son por ejemplo, la levadura de cerveza, los lácteos sin pasteurizar, los cereales integrales y los frutos secos. También son buenos los huevos cocidos, el aguacate, el salmón, la frambuesa, la soja y los champiñones.

3. Bolitas rojas o blancas en la piel

Estas bolitas de color rojo o blanco, tipo acné, en zonas como los brazos, los muslos, las nalgas y las mejillas, suelen ser un claro indicio de falta de vitamina A, vitamina D y ácidos grasos esenciales.

La solución: Intenta consumir más frcuentemente almendras, salmón, frutos secos, nueces y semillas, como la linaza o la chía. Para aumentar la vitamina A en tu organísmo, se recomiendan las hojas verdes, asi como también las verduras coloridas, como la zanahoria o los pimientos.

deficiente en vitaminas

4. Hormigueo o cosquilleo en las manos o pies

Tales padecimientos, suelen venir asociados a la falta de vitamina B en nuestro organísmo. “Es un problema directamente relacionado con los nervios periféricos y dónde terminan en la piel”, dice Blum, aclarando también, que estos síntomas pueden venir acompañados de otros, como  la ansiedad, la depresión, anemia, fatiga, y los desequilibrios hormonales.

La solución: Intenta consumir más a menudo remolacha, frijoles, huevos, espárragos, pulpo, mejillones, habas y judías.

5. Calambres musculares

Los calambres musculares que suelen presentarse como dolores punzantes, en pantorrilas, pies y piernas, suelen indicar que careces de magnesio, potasio y calcio.  “Si está sucediendo con frecuencia, es una pista de que te falta estos”, dice Blum. Es probable que si estás realizando fuertes rutinas de ejercicio, pierdas este tipo de vitaminas, y otros minerales del mismo grupo.

La solución: Intenta consumir más bananas, cerezas, manzanas, brócoli, almendras, avellanas, calabazas, y todo tipo de verduras verdes, como lo son la espinaca, el coliflor o el diente de león.