,

5 usos del agua oxigenada que seguramente desconoces.

Aprender nuevos usos del agua oxigenada nos permitirá aprovechar al máximo este producto, tan presente en todos los hogares. No dejes de incorporarlo a tu rutina de belleza y descubre otras propiedades sorprendentes a la hora de desinfectar o limpiar nuestra casa.

El agua oxigenada, también conocida como peróxido de hidrógeno, es un producto que forma parte del botiquín de primeros auxilios. ¿Por qué? Porque posee bondades antisépticas y desinfectantes que ayudan a curar heridas y evitar infecciones ante cualquier lesión de la piel.

Si bien los usos del agua oxigenada casi siempre se limitan al área medicinal, hoy conoceremos cómo aprovecharla en otras tareas del hogar. Muchos de nosotros desconocíamos esto y es difícil pensar cómo un ingrediente de tan bajo costo y de fácil acceso, puede ayudarnos en tantas actividades.

5 usos del agua oxigenada.

1. DESINFECTA CEPILLOS DE DIENTES.

¿Sabías que los cepillos de dientes deben ser desinfectados periódicamente? Además de cambiarlos en un período de tres meses, aproximadamente, es necesario desinfectarlos una vez a la semana para quitar microbios que se acumulan en sus cerdas.

En un vaso, coloca unos 3 cm de agua oxigenada, aproximadamente. Sumerge los cepillos en ella y déjalos toda la noche. Procura que estén completamente sumergidos. Al otro día enjuaga con abundante agua fría, filtrada.

2. DESODORANTE DE PIES.

Cuando calzamos nuestros pies, formamos un medio húmedo ideal para que microbios y bacterias se alojen, generando el mal olor tan característico. Para que esto no suceda, podemos aprovechar los usos del agua oxigenada y acabar con el problema de raíz.

Para esto, necesitarás desinfectar tanto los pies como los calcetines. Por un lado, lava tus calcetines siempre agregando un poco de bicarbonato de sodio al lavado. Por el otro, mezcla 1 litro de agua filtrada tibia, con 1/2 taza de agua oxigenada y sumerge los pies en la solución. Déjalos allí por 15 minutos, seca con toalla limpia.

3. ALIVIAR DOLORES DE GARGANTA.

Aprovechando sus propiedades antimicrobiales, es necesario saber que existen más usos del agua oxigenada en el plano de lo medicinal. Si sufres ardores de garganta, sequedad o irritación, aplica un poco de ella y arrasará con los microbios que están causando molestias.

Para ello:

  • Mezcla 3 cucharadas de agua oxigenada, con 3 cucharadas de agua tibia.
  • Realiza algunas gárgaras con la solución, por un par de minutos. Esto también funcionará muy bien para eliminar llagas o ampollas de la boca.
  • Enjuaga con abundante agua fría.
  • Repite 3 veces al día.

4. ENJUAGUE BUCAL.

Algo similar a la solución para aliviar dolores de garganta. Podemos utilizar las bondades desinfectantes del agua oxigenada para eliminar las bacterias adheridas a nuestros dientes, encías y lengua. Por otro lado, al ser un producto con un fuerte efecto blanqueador, nuestras piezas dentales se verán más brillantes y claras.

Después de cada cepillado, después de cada comida, mezcla iguales cantidades de agua y peróxido de hidrógeno. Luego realiza buches, como con cualquier enjuague bucal.

 

5. CONTRA EL ACNÉ.

Si deseas adaptar tu rutina de belleza, debes saber que muchos usos del agua oxigenada son aprovechados para mejorar algunas condiciones de la piel. Al ser un gran desinfectante, es ideal para combatir el acné y otros problemas causados por microbios como urticarias, erupciones, etc.

Lava muy bien tu rostro con un buen jabón neutro. Embebe un trozo de algodón en un poco de agua oxigenada. Limpia todo el rostro, o el área a tratar, con el algodón. Procura no frotar con demasiada fuerza para no lesionar el cutis. Repite por la mañana al despertar y por la noche, antes de dormir.