, ,

5 venenos blancos que posee tu hogar. ¡Deja de consumirlos!

Estos 5 venenos blancos han sido catalogados como tales por presentar más perjuicios para la salud, que beneficios. Algunos de ellos sólo representan calorías vacías que conducen a un gran número de enfermedades peligrosas. Infórmate bien y retíralos ya mismo de tu despensa, puedes sustituirlos por alimentos más ricos y saludables.

Los especialistas han decidido realizar una lista con 5 productos cotidianos que presentan un riesgo para la salud. Además de su característico color blanco, estos alimentos tienen en común que son de consumo masivo, poseen pocos nutrientes y resultan, a largo plazo, nocivos para la salud.

Según las investigaciones, si consumes al menos 3 de estos productos diariamente, aumentas tus posibilidades de padecer obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedades de corazón, entre otras. Conoce cuáles son esos 5 venenos blancos de los que debemos cuidarnos.

5 venenos blancos que debes dejar de consumir.

venenos blancos

1. LECHE DE VACA PASTEURIZADA.

¿Sabías que la leche de vaca comenzó a pasteurizarse sólo para que dure por más tiempo? Sin embargo, este proceso le quita gran parte de los nutrientes necesarios: enzimas, el 20% del yodo presente en la leche cruda, vitamina A, vitamina C, vitamina B6 y B12. Las bacterias beneficiosas también son eliminadas a través de la pasteurización, como sucede con la lactobacillus acidophilus. A su vez, el proceso no es capaz de eliminar las hormonas y los antibióticos con los que las vacas son bombardeadas.

Actualmente, existen algunas leches fortificadas que prometen mayores beneficios, aunque los perjuicios siguen allí latentes.

Lee también: “La leche de vaca es para las vacas, no para los humanos”.

2. ARROZ REFINADO.

El segundo de estos venenos blancos comienza a hacer referencia a algo sumamente peligroso: “refinado”. El arroz blanco refinado es sometido a procesos donde se le quita el salvado y el germen, es decir que sólo conserva el almidón que forma el endospermo. Por este motivo es que los estudios han revelado que una persona que come arroz refinado 5 veces a la semana, aumenta en un 17% sus posibilidades de padecer diabetes.

3. HARINA REFINADA.

Los venenos blancos refinados tienen una marcada relación con la diabetes. Las harinas refinadas son, casi en su totalidad, almidón. Además, los procesos de refinamiento conllevan tratamientos químicos adicionales muy perjudiciales para el organismo humano.

4. AZÚCAR REFINADA.

También conocida como azúcar blanco, este producto es en sí mismo una sustancia química. Extraída de sustancias vegetales como la caña, luego se procesa íntegramente, donde se elimina el 90% de sus nutrientes y todas sus proteínas. A lo que queda, se le agrega un poco de cal para fomentar una reacción alcalina que elimina las vitaminas; y dióxido de carbono para “purificarla” aún más. Finalmente se le quita las impurezas a través de procedimientos de blanqueo con ácido sulfúrico y sulfato de calcio.

De esta forma, se logra uno de los venenos blancos más consumido en todo el mundo: un azúcar de color impoluto, sin proteínas, vitaminas, minerales, enzimas, grasa, ni fibra. Nada más que químicos. Energía vacía.

Lee también: “Estos 10 problemas de salud experimentará tu cuerpo por comer demasiado azúcar”.

5. SAL REFINADA.

El último de estos venenos blancos nos acompaña día a día en nuestras comidas. Es la sal común de mesa, como la encontraremos en cualquier mercado. Es cloruro de sodio, sumamente perjudicial para nuestra salud cardiovascular. Es necesario consumir sal con moderación ya que el sodio eleva nuestra presión arterial, significativamente.

La sal de mesa posee yodo, un mineral necesario para la salud. Sin embargo, muchos de los productos procesados o comidas chatarra saladas, no poseen el yodo agregado. Debemos tener mucho cuidado con esto.