, ,

6 personas que no deben consumir jengibre si presentan las siguientes condiciones.

Hemos hablado en reiteradas oportunidades sobre las bondades medicinales del jengibre. Esta raíz no sólo es una de las más deliciosas para otorgar sabor a nuestras comidas, sino que también posee propiedades maravillosas para nuestro organismo. Podemos utilizarla para curar enfermedades, aliviar síntomas, perder algunos kilos de más o para llenarnos de energía.

Sin embargo, dentro de la Medicina Natural como en la tradicional, existen ciertos factores a tener en cuenta a la hora de llevar a cabo un tratamiento. Hoy hablaremos de aquellas contraindicaciones que presenta el jengibre, puesto que resulta un alimento peligroso para algunos pacientes. Más allá de sus indiscutibles propiedades, esta raíz puede perjudicar algunas enfermedades empeorando el cuadro, interfiriendo en ciertos tratamientos o invalidando los efectos de ciertos medicamentos. Te invitamos a que continúes leyendo y descubras las 6 personas que no pueden consumir jengibre por encontrarse en “X” situación.

Propiedades del jengibre.

Si necesitas recordar, te contamos brevemente cuáles son las propiedades del jengibre que lo convierten en un súper alimento, tan requerido en nuestra medicina natural:

  • Acelera el metabolismo, se lo utiliza en tratamientos para adelgazar.
  • Alivia problemas estomacales.
  • Elimina los vómitos y las náuseas.
  • Reduce el apetito.
  • Disminuye los ataques de asma cuando es consumido de forma regular.
  • Alivia los síntomas de la gripe: descongestiona los senos paranasales, alivia la tos, es antifebril y analgésico.
  • Combate los dolores articulares.
  • Es antiinflamatorio.
  • Es antiviral, refuerza el sistema inmunológico.
  • Controla los niveles de azúcar en sangre.
  • Alivia las cefaleas tensionales y las migrañas.
Lee también: “Prepara tus propios caramelos medicinales en casa”

Personas que deben suspender el consumo de jengibre.

Aunque resulta tan saludable para algunos, el jengibre puede tener efectos secundarios en otros organismos. Entre los más comunes están las personas que experimentan gastritis, reflujos estomacales o diarreas. Por otro lado, algunas mujeres han expresado tener mayor sangrado cuando consumen esta raíz durante su periodo menstrual.

En estos casos particulares, es recomendable un consumo moderado. Existen otros casos, los que veremos a continuación, donde el consumo de jengibre está completamente prohibido. Conoce cuáles:

1. Personas diabéticas medicadas.

Numerosos estudios han podido comprobar que el consumo de jengibre disminuye los niveles de azúcar en la sangre. Si padeces de diabetes y consumes algún medicamento para controlarla, el jengibre puede interferir en la medicación o disminuir aún más tus niveles, corriendo el riesgo de una hipoglucemia.

Visita a tu médico de cabecera y consulta qué tan perjudicial puede resultar el consumo regular de jengibre. En todo caso, el especialista sólo hará algunos ajustes en los fármacos.

2. Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

En la actualidad, los estudios respecto al consumo de jengibre durante el embarazo y la lactancia, siguen siendo foco de controversias. Por un lado, se cree que el jengibre consumido regularmente para aliviar los vómitos o las náuseas durante el embarazo, puede ser causante de abortos espontáneos, malformaciones en el embrión, puede afectar las hormonas sexuales del niño por nacer o puede provocar contracciones, generando un nacimiento prematuro.

Por otro lado, las opiniones del jengibre durante la lactancia resultan divididas entre los que lo consideran completamente seguro y los que creen que puede afectar el sistema digestivo del lactante. Ante la duda, puedes evitar el jengibre durante este tiempo o puedes consultar con tu médico, quien te pondrá al día de las últimas investigaciones.

3. Personas con hemofilia o con heridas grandes.

El jengibre es un gran estimulador de la circulación sanguínea y se lo utiliza para prevenir enfermedades cardíacas. Esta propiedad ha sido comprobada hace ya muchos años y se le aconseja a la mayoría de las personas. Sin embargo, los pacientes con hemofilia lo tienen prohibido. La hemofilia es un trastorno que dificulta la coagulación de la sangre y el jengibre podría empeorar la enfermedad.

Lo mismo sucede si tienes una herida grande en tu cuerpo o estás pasando por una etapa de cicatrización, esta raíz podría volver más lento el proceso. Incluso puede ser causante de sangrados intensos y prolongados luego de alguna lesión.

Lee también: “Remedio con jengibre y apio para eliminar los cristales de ácido úrico”

4. Personas que buscan engordar.

El jengibre es un gran acelerador del metabolismo, ayuda a quemar grasas y quita el apetito. Es uno de los ingredientes más utilizado en cualquier dieta para adelgazar ya que permite llegar al peso objetivo sin sufrir en el proceso. Combate la obesidad efectivamente.

Sin embargo, si necesitas engordar NO consumas jengibre. Al acelerarte el metabolismo, el jengibre te dificultará la ganancia de peso y el proceso será mucho más lento.

Lee también: “5 diferentes formas de perder peso con limón y jengibre”

5. Personas que utilizan medicamentos de forma crónica.

Los compuestos activos del jengibre pueden disminuir los efectos de ciertos medicamentos, eliminarlos o provocar reacciones adversas. Especialmente si eres un paciente con hipertensión, diabetes o problemas hormonales, consulta con tu médico antes de seguir consumiendo jengibre. Luego de que un especialista te dé el visto bueno, podrás continuar.

6. Pacientes con enfermedades del corazón.

Como hablamos anteriormente, el jengibre puede ser un gran alimento para prevenir enfermedades cardíacas por estimular la circulación sanguínea. Sin embargo, si te han diagnosticado obstrucciones en las arterias o en los vasos sanguíneos, esta raíz podría provocarte algunas complicaciones.