, ,

Estas 7 recetas de comidas portátiles súper saludables son una excelente opción para llevar al trabajo.

Las comidas portátiles saludables son un invento genial pensado para ahorrar tiempo, dinero, espacio y calorías. Aprovecha todos esos tarros de conservas que estás guardando y anímate a preparar tus propios bocadillos hipocalóricos.

Si estás buscando comer de forma más saludable o necesitas perder un poco de peso, es necesario que cuides al máximo la calidad de tus preparaciones. Una manera de cambiar los hábitos alimenticios es elaborando tu propia comida o asegurándote de que sea una elaboración casera.

Sabemos que es más fácil comprar comidas en una tienda de comidas rápidas o directamente no comer nada; pero ambas opciones son muy poco saludables. Si no tienes suficiente tiempo como para preparar ricos platos elaborados, te traemos una opción a tu medida: comidas portátiles.

Lee también: “12 ideas asombrosas de fideos sin gluten que te ayudarán a bajar hasta 12 libras en una semana”.

Beneficios de las comidas portátiles.

La idea de una comida saludable, casera, deliciosa y fácil de realizar parece casi imposible. Sin embargo, las comidas portátiles en frascos de conservas pueden realizarse con mucho tiempo de antelación y mantenerse como recién elaboradas. Recetas frescas y sabrosas, pero ¿cuáles son sus beneficios?

  • Comodidad a la hora de elaborarlas y almacenarlas: Realiza tus comidas portátiles para toda la semana, alinea tus frascos, llénalos y consérvalos en el refrigerador.
  • Ocupan muy poco espacio y se pueden transportar con facilidad hacia el trabajo o la escuela.
  • Ahorran tiempo, espacio y dinero.
  • Se mantienen siempre frescas.
  • Los tarros o frascos son reutilizables.
Lee también: “9 ideas asombrosas de sándwiches sin pan que te ayudarán a bajar de peso”.

Recetas de comidas portátiles.

1. Desayuno exprés.

Nunca, pero nunca, debes saltarte el desayuno. Es la comida más importante del día y ahora no tienes excusa para no alimentarte: puedes hacer tu propio desayuno portátil delicioso.

Dentro de un frasco hermético, tipo jarro Mason, vierte un poco de tocino cocido y desmenuzado, un poco de ciboulette, queso y unas hojas de espinaca (o cualquier verdura que desees). Luego bate dos huevos con un poco de sal y pimienta, hasta que estén suaves. Viértelos sobre el resto de los ingredientes. Cocina en microondas hasta que los huevos estén bien cocidos.

2. Tacos en frasco.

Debes saber que los almuerzos en el trabajo deben ser livianos para evitar la hinchazón y el sueño que deviene con la siesta. Por este motivo, te aconsejamos evitar el trigo. Estos tacos en frasco son una excelente opción sin tortilla, pero con el mismo sabor de un verdadero taco.

Coloca en el frasco algunos trozos de carne, condimenta con pimienta, chile chipotle y queso. Corta un tomate en cubitos y agrégalo, junto con unas tiras de lechuga y salsa de maíz.

3. Avena para desayunar o merendar.

La avena es un preparado infaltable en tu día y hoy te enseñamos a elaborarla dentro de un frasco. Las avenas son excelentes comidas portátiles que llenan de energía.

Antes de dormir, llena 3/4 del jarro con avena cruda y cúbrela con leche de almendras (o cualquier leche vegetal que prefieras). Agrega un poco de canela o vainilla, unos trozos de fresas, duraznos y uvas pasas. Tapa el frasco y por la mañana estará listo para ser trasportado y consumido.

4. Ensalada caprese.

Las ensaladas son riquísimas comidas portátiles. En esta oportunidad prepararemos una opción bien fresca, fácil y rica. Haremos algunas capas coloridas para hacerla llamativa visualmente y que la devores con los ojos también.

Comienza agregando unas láminas de queso mozzarella, unas dos o tres rodajas de tomate fresco y finalmente unas hojas de albahaca. Continúa alternando queso, tomate y albahaca hasta llegar arriba. Condimenta con un poco de aceite de oliva y aceto balsámico.

5. Salpicón.

Las ensaladas denominadas salpicón suelen ser muy recomendables a la hora de consumir las sobras, pero con un nuevo sabor. Prepara un poco de guacamole o pisa un aguacate con limón y sal, y colócalo en el fondo del tarro. Luego agrega unos granos de maíz, tomate, tiritas de pechuga de pollo a la plancha, lechuga, queso y salsa de chile. ¡Mezcla bien antes de consumir!

6. Sushi.

El sushi portátil no necesita ser enrollado y allí reside su facilidad. Agrega una capa de nori en el frasco, un poco de arroz, condimenta con salsa de soja, ralla un poco de zanahoria, corta unos trozos de aguacate y coloca unas láminas de salmón. Luego continúa realizando más capas hasta llegar al borde.