, ,

7 maneras fáciles de eliminar una cicatriz queloide.

Eliminar una cicatriz queloide de forma casera es posible. No gastes fortunas en tratamientos cosméticos colmados de abrasivos químicos. Procura que la piel reciba todos los nutrientes que necesita y confía en su propio poder de regeneramiento.

Probablemente durante tu adolescencia has padecido de acné, o varicela, o algún accidente, lesión, o quemadura, etc. En cualquiera de estos casos has necesitado tratar la piel para que cicatrice de forma adecuada. Sin embargo, la cicatrización queloide es una forma de cicatrización con más posibilidades de aparecer durante la juventud (normalmente es hasta los 20 años).

Hoy conocerás de qué se trata este problema y te contaremos 7 trucos sencillos para eliminar una cicatriz queloide de forma rápida y segura.

Lee también: “¡Haz en casa este efectivo gel para eliminar estrías, arrugas y manchas!”

¿Qué es una queloide?

Al sufrir una lesión, donde se daña el tejido fibroso denominado tejido cicatrizal, la piel tiene mecanismos para reparar y generar más tejido a lo largo de la herida. Sin embargo, algunas veces, ese tejido cicatrizal se desarrolla demasiado formando una cicatriz dura, con bordes sobresalientes y con otra coloración diferente a la piel. A esa cicatriz, más gruesa, colorida y de protuberancias redondeadas se le denomina queloide.

Una cicatriz queloide generalmente no es algo doloroso o molesto, salvo que sea manipulada, presionada o friccionada. Aunque eliminar una cicatriz queloide puede ser de suma importancia si afecta la autoestima, el amor propio o el bienestar, perjudicando directamente en lo estético de quien la lleva.

7 maneras de eliminar una cicatriz queloide.

1. Aceite de lavanda.

Lo mejor del aceite de lavanda es que no sólo ayuda a eliminar una cicatriz queloide de raíz, sino que también previene una formación futura. Aplica unas gotas de aceite de lavanda directamente sobre la cicatriz. Repite este procedimiento varias veces al día, cinco veces como mínimo. Este tratamiento requiere de constancia ya que durante la primera semana no encontrarás grandes resultados, pero pasado ese tiempo notarás los cambios.

2. Sándalo y agua de rosas.

Además de eliminar una cicatriz queloide, con este remedio tendrás agradables sesiones de aromaterapia. En primer lugar, necesitarás macerar un puñado de hojas de sándalo en agua de rosas. A la noche, antes de ir a dormir, machaca la preparación con un mortero hasta formar una pasta. Aplica sobre la piel y deja actuar durante toda la noche. Puedes sujetar el preparado sobre la piel con vendajes o con un poco de papel film de cocina. Al otro día, quita el ungüento y, nuevamente, deja macerar un puñado de hojas de sándalo para repetir por la noche. Repite todas las noches por unas semanas hasta que veas los resultados.

3. Cebolla.

Los ácidos de la cebolla y sus propiedades antibacterianas ayudan a regenerar la piel a través de un abrasivo suave, favoreciendo y ayudando a la salud del tejido cicatrizal.  Para eliminar una cicatriz queloide con cebolla necesitaremos su jugo. Coloca una cebolla grande dentro de una licuadora, licúa hasta obtener una preparación bien líquida. Humedece un paño limpio con ella y aplícalo sobre la zona afectada. Deja actuar por 10 minutos y luego retíralo. Repite esto tres veces al día (al otro día deberás preparar un nuevo jugo).

4. Limón.

Necesitarás el zumo de limón para eliminar una cicatriz queloide efectivamente. Será necesario exprimir en el momento. Puedes exprimir medio limón directamente sobre la zona o puedes embeber un algodón con el zumo recién exprimido y aplicar sobre la cicatriz. Luego, deja actuar por una hora y finalmente enjuaga con agua. Repite dos veces al día, diariamente.

Es importante que, durante el día, la zona no esté expuesta a los rayos de sol debido a que esto oscurecerá la cicatriz.

5. Aloe vera o sábila.

Por regla general, el aloe vera es uno de los ingredientes más potentes para regenerar y fortalecer la salud cutánea. Para ello, necesitarás el gel de las hojas de aloe. Corta un trozo de la pulpa de una hoja de aloe y aplícala directamente sobre la cicatriz. Deja actuar por media hora. Repite dos veces al día mínimo, diariamente.

6. Aceite de árbol de té.

Al igual que el aceite de lavanda, el aceite de árbol de té es excelente para eliminar una cicatriz queloide debido a que puede ser un suave abrasivo que quita las capas muertas de piel y ayuda a formar nuevos tejidos sanos. Para ello, aplica unas dos gotas sobre la zona y masajea el área suavemente durante un minuto. Realiza esto al menos una vez al día.

7. Ajo.

Seguramente tendrás un diente de ajo en algún rincón de tu cocina, por lo que se trata de un tratamiento bien sencillo. Las propiedades del ajo incluso ayudarán a aclarar las manchas que suelen formarse alrededor de esta lesión. Machaca muy bien uno o varios dientes (dependiendo del tamaño de la cicatriz) hasta formar una pasta. Aplica sobre la cicatriz junto con los jugos que desprendió el ajo y deja actuar por 10 minutos. Luego enjuaga muy bien. Repite al menos una vez al día.