,

7 remedios naturales contra la gingivitis

Se denomina gingivitis a la inflamación y enrojecimiento de las encías. Es una infección que destruye los tejidos que sostienen los dientes. Se origina a partir de depósitos de placa. La placa está formada por bacterias, residuos de alimentos y mucosidad. Cuando la placa no se quita a tiempo, se desarrolla sarro y se deteriora la salud bucal. Algunas consecuencias son: enfermedades periodontales, caries y hasta pérdida de los dientes.

Existen factores como la mala higiene, una diabetes no controlada, el embarazo, la forma de los dientes o el uso de medicamentos, pueden favorecer el desarrollo de gingivitis. Algunos de los síntomas más frecuentes son:

  • Encías inflamadas, de aspecto brillante y sensibles al tacto.
  • Sangrado de encías con facilidad, incluso durante un cepillado suave.
  • Úlceras bucales.
  • Encías de color rojo púrpura.

Para tratar este problema bucal, existen muchos remedios caseros que puedes llevar a cabo. Te contamos los siete mejores tratamientos contra la gingivitis para los cuales necesitarás muy pocos ingredientes y tan sólo unos minutos de tu tiempo.

7 remedios naturales contra la gingivitis.

1.Limón.
El limón es un poderoso antiséptico y desinflama el organismo de forma natural. Exprime medio limón y mezcla el zumo con un vaso de agua tibia. Sin colar, realiza enjuagues bucales (buches) con esta preparación. Mantén el líquido en tu boca durante algunos segundos y luego escúpelo. Debes acabar con toda la preparación. Puedes llevarlo a cabo hasta dos veces por día, no más. Esto ayudará a desinflamar las encías y calmar las molestias o el dolor.

2.Tomillo.
El tomillo mata las bacterias que producen infecciones y originan la gingivitis. Para esto, debes realizar una infusión de tomillo: coloca dos cucharaditas de tomillo seco en una taza. Vierte agua hirviendo, tapa la taza y deja reposar hasta que se entibie. Realiza enjuagues bucales con el líquido. Puedes repetir este procedimiento después de cada comida, diariamente.

3.Aceite de árbol de té.
El aceite esencial de árbol de té, ayudará a eliminar la placa o el sarro adheridos a los dientes. Agrega una gota a tu cepillo de dientes antes del cepillado diario. También puedes mezclar 5 gotas en un vaso de agua y realizar enjuagues bucales con esta preparación. Repite varias veces al día, diariamente.

4.Sal.
La sal es antibacteriana y se utiliza para eliminar las bacterias que se adhieren a las paredes de la boca y las que se encuentran en la saliva. Mezcla una cucharada de sal en 120 ml de agua tibia. Revuelve hasta disolver bien. Realiza enjuagues bucales (buches) con esta preparación, manteniendo el líquido dentro de tu boca por alrededor de 30 segundos. Escupe y vuelve a repetir el proceso hasta terminar con toda el agua. Repite el procedimiento al menos dos veces por día para frenar la proliferación de microrganismos perjudiciales.

5.Manzanas.
La manzana ayuda en la higiene bucal. Después de cada comida, muerde un cuarto de manzana fresca utilizando la mayor cantidad de dientes posible. Después de consumir esta fruta, cepíllate los dientes normalmente.

6.Aloe Vera (Sábila).
Esta planta es muy utilizada por poseer grandes propiedades medicinales. Como no presenta contraindicaciones, puedes combinar el tratamiento de aloe vera con algún otro. Corta una hoja de esta planta y quítale la corteza. Frota el gel transparente sobre tus encías y dientes. Las propiedades del aloe ayudarán a que sientas alivio, frescura y a eliminar la placa dental.

7.Bicarbonato de sodio y agua oxigenada.
El bicarbonato es excelente para pulir los dientes, quitando efectivamente la placa dental y desodorizando toda la boca. Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con una cucharada de agua oxigenada, hasta formar una pasta homogénea. Cepilla toda tu boca con ella, prestando especial atención a la zona de las encías. Luego enjuaga con abundante agua para que no queden restos de bicarbonato. Realiza esta limpieza una vez al día, diariamente y no más de un minuto por cepillado ya que, abusar de esta mezcla, puede resultar corrosiva para el esmalte dental.

Recuerda recurrir siempre a un dentista, realizarte los controles correspondientes e higienizar correctamente toda tu boca. Prevenir la gingivitis es la mejor opción para disfrutar de una buena salud bucal.