,

7 remedios para acabar con el reflujo y la acidez estomacal, inmediatamente.

La acidez estomacal se caracteriza por un ardor en el pecho o la garganta. Existen algunas circunstancias y factores que favorecen su aparición como durante el embarazo, al consumir alimentos irritantes, las bebidas alcohólicas, el consumo regular de medicamentos, etc.

Muchos especialistas, aseguran que la gastritis y el reflujo se deben por un exceso de ácidos en el estómago que regresan hacia el esófago. Por este motivo, recetan medicamentos que bloquean la acidez y repercuten en su producción. Sin embargo, nuevas investigaciones han demostrado todo lo contrario: muchas veces el problema de acidez se origina por un déficit de ácido en el estómago. En este caso, los antiácidos inhibidores suelen empeorar el cuadro, en vez de mejorarlo. Incluso, puede relacionarse con la hernia de hiato o una infección estomacal producida por la bacteria Helicobacter pylori.

Puede que tú mismo lo hayas experimentado: consumir un medicamento antiácido y no sentir alivio alguno. Si no padeces ningún tipo de infección, puedes controlar los niveles de acidez en tu estómago con diversos tratamientos naturales.

Remedios naturales para regular la acidez estomacal y el reflujo.

1.Vinagre de sidra de manzana.
Si el reflujo ácido se origina por niveles bajos de ácidos en el estómago, es necesario equilibrar los jugos estomacales. Para mejorar esta condición mezcla una cucharada de vinagre de sidra de manzana sin filtrar (crudo) en un vaso grande de agua. Bebe esta preparación cuando comiencen los ardores. El vinagre de sidra de manzana crudo ayudará a estabilizar la acidez.

2.Bicarbonato de sodio.
Cuando presentes una sensación de ardor que quema toda el área del esternón, puedes utilizar bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio posee propiedades neutralizadoras que ayudan a disminuir el reflujo. Disuelve media cucharada de bicarbonato en 200 ml de agua y bebe inmediatamente.
No es aconsejable que lo bebas regularmente ya que puede resultar corrosivo para el esmalte dental, pero sí lo puedes hacer cuando el ardor sea insoportable.

3.Jugo de sábila o aloe vera.
El aloe vera ayuda a combatir problemas estomacales. Beber jugo de aloe vera aliviará los dolores y desinflamará el vientre. Vierte en la licuadora el gel de una hoja de aloe vera (retira la corteza verde y las espinas para obtener el gel) y licúa hasta obtener un jugo. Bebe media taza de esta preparación antes de cada comida.
¡Cuidado! El jugo de aloe vera también posee propiedades laxantes, no debes excederte en su consumo.

4.Jengibre fresco.
En el 2007, una importante investigación, determinó que la raíz de jengibre es ocho veces más poderosa que el medicamento lansoprazol previniendo y disminuyendo úlceras estomacales. La raíz de jengibre es un efectivo protector gástrico que bloquea la producción de ácidos. También resulta muy beneficiosa al inhibir a la bacteria Helicobacter pylori.
Para aprovechar al máximo todas sus propiedades, bebe una infusión de jengibre 20 minutos antes de cada comida. Corta una rodaja de jengibre fresco y vierte sobre ella una taza de agua hirviendo, deja reposar por 10 minutos y luego bébela.

5.Betaína.
Un efectivo tratamiento contra la gastritis y el reflujo estomacal, es el consumo regular de clorhídrico de betaína. Podrás conseguirlo en una tienda naturista y no necesitas de receta médica. El clorhídrico de betaína ayuda a aliviar el ardor, mejora la digestión de los alimentos y combate la bacteria Helicobacter pylori.
En un principio, ingiere la cantidad necesaria para aliviar los síntomas, luego disminuye la dosis a una sola cápsula para fortalecer la salud digestiva.

6.Vitamina D.
La vitamina D previene el desarrollo de diversas infecciones. Para lograr el nivel indicado de vitamina D, es necesario exponerse al sol durante 15 minutos al día. De esta manera, el cuerpo puede combatir eficazmente cualquier agente infeccioso a través de la producción de, al menos, 200 péptidos antimicrobianos.
En caso de que no puedas exponerte a la luz solar, puedes adquirir suplementos de vitamina D en farmacias o tiendas naturistas. Si optas por esta solución, debes aumentar también el consumo de vitamina K2.

7.Glutamina.
Para contrarrestar los daños causados por la bacteria Helicobacter pylori es necesario consumir un aminoácido llamado glutamina, según una investigación llevada a cabo durante el año 2009. La glutamina está presente en la carne de res, pollo, pescados, huevos lácteos y en algunas frutas y verduras. En farmacias puedes conseguir los comprimidos.

Algunos consejos…

  • Aumenta el consumo de vegetales y frutas orgánicas para que te ayuden a fortalecer la salud gástrica y promover el correcto funcionamiento de todo el sistema.
  • Consume alimentos fermentados, ya que poseen bacterias beneficiosas para restablecer la flora intestinal.