, ,

7 señales que te harán conocer tu estado de salud observando la lengua.

Advertir el estado de salud observando la lengua es una práctica muy antigua. Numerosas tribus aún utilizan esta técnica para diagnosticar enfermedades y recomendar medicamentos a los diferentes pacientes. Es importante reconocer pequeños cambios en la lengua que pueden advertirnos sobre posibles problemas de salud.

Para mantenernos con vida, nuestro organismo no descansa nunca. Diversos procesos se llevan a cabo de manera permanente y pueden comenzar a fallar. Cuando los fallos se producen, el cuerpo comienza a brindarnos señales de alerta a las que debemos estar muy atentos. Es preciso conocer nuestro cuerpo y escucharlo cada vez que “nos habla”.

Los síntomas pueden ser claros o, en las fases tempranas de las enfermedades, pueden ser más sutiles y no presentar molestia alguna. El estado de nuestra salud se expresa de maneras diversas: a través del cabello, las uñas, la piel y también la lengua.

Lee también: “Lo que las uñas dicen de tu salud”.

Hoy aprenderemos juntos a conocer el estado de salud observando la lengua y a qué prestar especial atención.

7 señales sobre tu estado de salud observando la lengua.

1. Lengua roja.

Lengua roja

La lengua teñida de un color rojo parejo por toda la superficie, nos indica que existe una deficiencia vitamínica. Antes de consumir cualquier multivitamínico quizás innecesario, realízate pruebas de sangre para determinar qué vitaminas son necesarias y encarar el problema de raíz.

2. Una capa oscura.

Una capa oscura en la lengua

Si notas que una capa oscura y medianamente gruesa cubre una porción de la superficie de la lengua, es necesario reforzar la higiene bucal. Puede que el cepillado de dientes sea insuficiente o mal realizado. Comienza a cepillar los dientes 3 veces al día y en poco tiempo notarás la lengua saludable nuevamente.

3. Lengua blanca.

Tono blanco en la superficie de la lengua

Este síntoma es importante si deseas saber el estado de salud observando la lengua. Por un lado, si va a acompañado de resequedad de labios y fatiga, puede darse por hambre o excesiva sed. Por el otro, si notas la lengua blanca y no mejora luego de ingerir alimentos, se debe a que careces de bacterias buenas.

Las bacterias saludables junto a las enzimas de la saliva, nos ayudan a formar el bolo alimenticio para comenzar a digerir las comidas. Esta condición puede deberse al consumo de antibióticos u otros medicamentos. Consume alimentos fermentados, como el yogur, para formar la flora nuevamente.

Lee también: “Cómo despejar los senos paranasales con la lengua y el pulgar en 20 segundos”.

4. Grietas.

Pequeñas hendidura en la lengua

Las grietas o hendiduras por todo el costado nos brinda otro tipo de señal. Si bien queremos conocer el estado de salud observando la lengua, este es signo del paso del tiempo. Con los años, la lengua al igual que la piel se agrieta y marca. No te preocupes, pero intenta limpiarla bien cada vez que cepilles tus dietes para prevenir nuevas hendiduras y para evitar la acumulación de desechos allí.

5. Zona blanca en la parte inferior.

Capa blanca hinchada en la parte inferior de la lengua

Otro signo muy importante sobre el estado de salud observando la lengua, es el de una zona hinchada y blanca en la parte inferior. Esto se produce por un exceso de toxinas en los pulmones y es muy común que lo presenten personas fumadoras. Si bien no expresa ningún riesgo particular, muchas veces es signo también de cáncer de pulmón por lo que se recomiendan los chequeos inmediatos luego de advertir esto.

6. Bultos o protuberancias.

Bultos o protuberancias

 

Al igual que en el cáncer de mama, encontrar bultos o protuberancias en cualquier parte de la lengua puede ser síntoma de cáncer de boca. Busca un especialista que realice los estudios correspondientes.

7. Lengua áspera.

Lengua áspera

Al querer saber de nuestro estado de salud observando la lengua, es necesario advertir también las señales positivas. La lengua no es un órgano liso por lo que siempre debe presentar una superficie áspera. Si ese es tu caso, ¡felicitaciones! Gozas de buena salud bucal.