, ,

8 iniciales síntomas de cáncer que no deberías ignorar.

Algunos síntomas de cáncer suelen ser tan comunes que los dejamos de lado sin prestar mayor atención. Sin embargo es necesario saber que algunas señales aparecen mucho tiempo antes del diagnóstico y es una clara advertencia del cuerpo, respecto a que algo está comenzando a ir mal.

El cáncer es una de las enfermedades más comunes en todo el mundo y, como sabemos, puede ser mortal. Los especialistas insisten en que el paciente aumenta sus probabilidades de vida cuando se produce una detección temprana de la enfermedad. Por ello, es importante escuchar cada señal que nos brinda el cuerpo. No para alarmarnos, sino para descubrir cuándo es necesario buscar ayuda médica y cuándo no.

Ten presente estos 8 síntomas de cáncer que aparecen tempranamente y a los que debes prestar especial atención.

8 síntomas de cáncer en etapa inicial.

1. Fiebre.

La fiebre es una respuesta del sistema inmunológico a una infección que se aloja en el organismo. Sin embargo, cuando la fiebre sucede a menudo, sin otro síntoma claro y desaparece como arte de magia, puede tratarse de leucemia. Los glóbulos blancos cancerosos alteran el sistema, atacan las células de la sangre y desencadenan señales falsas que provocan fiebre.

2. Dolores articulares.

Los dolores articulares son frecuentes luego de realizar fuerza, mucha actividad física, luego de una lesión o por cambio climático cuando padecemos de artritis, por ejemplo. Sin embargo, los dolores articulares repentinos, agudos y difíciles de calmar, pueden responder a cáncer de hueso.

3. Cambios en los senos.

Tanto hombres como mujeres deben realizarse un autoexamen de pecho y advertir cualquier cambio en las mamas, pezones o en la zona de las axilas. Protuberancias, cambios de color, supuración o cambios de temperatura pueden ser síntomas de cáncer de mama.

4. Bajar de peso con facilidad.

Adelgazar rápidamente sin ningún tipo de esfuerzo, ni dieta especial, podría tratarse de algún tipo de cáncer que afecta tu sistema.

5. Tos sin razón aparente.

Si no eres una persona alérgica que reacciona a los cambios climáticos, o si no eres un fumador activo, la tos frecuente forma parte de los síntomas de cáncer en etapa inicial. La tos es una respuesta del cuerpo a algo que debe ser quitado de las vías respiratorias. Puede tratarse de cáncer de pulmón, de laringe o de garganta.

6. Inflamación y molestias estomacales.

La distensión abdominal es un problema que afecta al 10% de la población. Puede deberse al tipo de dieta que llevamos a cabo o formar parte de los síntomas premenstruales. Es decir que, con algunos cuidados, el problema desaparece.

Pero si notas más de 10 días con distensión abdominal y molestias que no cesan, puede tratarse de cáncer de ovario. Presta atención también a las características del sangrado durante el período y consulta con un especialista.

7. Sangrado fuera de fecha.

Las mujeres sabemos que el sangrado fuera de fecha, o entre períodos, es algo común cuando sucede esporádicamente. Pero si esto te sucede frecuentemente o todos los meses, debes consultar con un especialista. Además de problemas hormonales, esto puede deberse a cáncer de útero o de endometrio.

8. Moretones.

Los hematomas frecuentes, sin razón aparente y que no desaparecen (es decir que no siguen el proceso normal de curación), entran en el grupo de síntomas de cáncer, donde se ven afectadas las plaquetas de la sangre. Puede tratarse de leucemia donde la sangre tiene dificultades para transportar oxígeno y coagular.