, , , ,

8 RAZONES COMUNES para sentirse hinchado todo el tiempo (y cómo solucionar el problema)

Debido al estilo de vida que llevamos, la comida que ingerimos, las bebidas que acostumbramos a tomar y otros tantos factores cotidianos, nuestros cuerpos se van cargando diariamente con productos insalubres. Esto puede llegar a causar un cierto malestar o molestia en nuestro estómago.

La distensión abdominal es algo que todos hemos experimentado alguna vez, y que a nadie le gusta ya que no contribuye a hacernos lucir bien o a llevar la ropa con gracia y elegancia. Afortunadamente, este problema posee fácil solución en tanto usted conozca las causas del mismo y esté atento para evitarlas.

He aquí una lista con algunas de las principales causas de la hinchazón:

  1. Intolerancia a ciertas comidas
  2. Comer a horarios irregulares
  3. Resistencia a la insulina
  4. Proliferación excesiva de la levadura intestinal
  5. Mala combinación al elegir qué alimentos ingerir juntos
  6. Deficiencia de enzimas digestivas (incluyendo intolerancia a la lactosa)
  7. Hipersensibilidad al gluten o enfermedad celíaca
  8. Algunas otras causas de disbiosis (proliferación bacteriana intestinal o parásitos)

Algunos de estos ítems pueden ser comprobados, pero los otros son tratados en base a los síntomas y antecedentes.

 

  1. Intolerancia a ciertas comidas

La intolerancia alimentaria es cuando el organismo no puede digerir correctamente ciertos alimentos, lo cual genera consecuentemente una irritación del tracto intestinal, y esto también influye en el sistema inmunológico y causa la ya mencionada hinchazón abdominal. Sin embargo, vale mencionar que ésta es una respuesta tardía a la alimentación deficiente que a veces llevamos, y las molestias son la última instancia. La mayoría de los productos de consumo cotidiano que no son bien tolerados por el cuerpo son: los lácteos, los huevos, almendras y cacahuetes, productos con gluten, etc. En este punto hay que hacer hincapié en que la intolerancia a los alimentos y la alergia alimentaria son dos términos diferentes con significados muy distintos. La alergia a los alimentos es cuando su organismo no acepta los alimentos que han comido y entonces usted tiene reacciones abruptas, visibles y perjudiciales como hinchazón, picazón, etc.

La intolerancia alimentaria, por otro lado, puede comprobarse con una simple prueba en el consultorio del médico con una pequeña muestra de sangre. Las personas que son propensas a la intolerancia alimenticia tienen, por lo general, eczemas, alergias, asma o alguna otra enfermedad autoinmune, o tienen alguna condición de la piel, como también pueden tener tener problemas del tracto digestivo o algo similar. Normalmente se tarda de 4 a 6 semanas para acabar completamente la hinchazón después de eliminar a su causante.

 

2. Comer a horarios irregulares

Debido a un estilo de vida siempre veloz y estresante muchas personas tienden a saltarse las comidas y luego comer una sola gran comida en el día, por lo general la cena. Lo que dichas personas no saben es que esta es también una razón para sufrir hinchazón. Y aún más allá de la hinchazón, una comida abundante por la noche impactará negativamente a su sistema digestivo y a su organismo, causando consecuentemente más cansancio y posiblemente antojos por más y más azúcar o cafeína.

Nuestro organismo funciona mejor cuando las comidas son regulares y equilibradas. De este modo su metabolismo va a funcionar óptimamente y usted será notablemente más capaz de concentrarse mejor, notará que tiene más energía e incluso que se siente más feliz. Trate de planificar cuidadosamente qué y cuándo ingiere sus comidas. Tenga en cuenta que idealmente su última comida debería ser antes de las 7 de la tarde y si tiene antojos de azúcar trate de consumir frutas y verduras.

 

3. Resistencia a la insulina

La insulina es una hormona de nuestro cuerpo es producida en el páncreas como respuesta al azúcar en la sangre. En las personas sanas se trata de una reacción normal y sucede todos los días, para de ese modo motivar a las células a que utilicen la glucosa y las grasas de la sangre. Pero existe gente que tiene problemas relacionados a ésto y, de hecho, sus células no responden a la insulina en la sangre, lo cual genera una acumulación nociva conocida como azúcar en la sangre. Estas personas tienen resistencia a la insulina, lo cual es también una causa de hinchazón.

Esta condición produce antojos por alimentos con carbohidratos y azúcar, lo cual genera aumento de peso, sensación de cansancio crónico y, por supuesto, hinchazón. En caso de que usted tenga antecedentes de diabetes en su familia, las probabilidades de sufrir esto son más altas. Desde ya vale mencionar que es necesario realizar exámenes con el fin de estar seguros de si usted tiene resistencia a la insulina o no. Sin embargo, la buena noticia es que esta condición posee tratamientos. El médico puede ayudarle a decidir cuál es el mejor para usted, cuál es la dieta que debe seguir y qué ejercicios le sentarán mejor. Pero lo más importante es evitar los alimentos ricos en azúcar y grasas, y consumir más frutas y verduras, proteínas y fibra.

 

4. Proliferación excesiva de la levadura intestinal
La proliferación excesiva de la levadura intestinal es una condición que aparece como resultado del consumo a largo plazo de antibióticos. Los antibióticos dañan la flora digestiva y permiten que la levadura se acumule. El exceso de la misma en los intestinos causa sensación de hinchazón. El efecto secundario son gases, tendencia a comer en exceso, confusión mental, fatiga, infecciones vaginales por hongos e infecciones micóticas de la piel, entre otros posibles. También son factibles los repentinos antojos por cosas dulces y con alto contenido de azúcares refinados.

Esta condición también puede ser tratada y su médico le ayudará a elegir la dieta adecuada y los suplementos que matarán la levadura. Lo más importante es que usted procure equilibrar la flora intestinal y eliminar la levadura extra que está en exceso.

 

5. Mala combinación al elegir qué alimentos ingerir juntos
La combinación de alimentos es algo fundamental, dicen los expertos. No todo el mundo puede comer las mismas combinaciones de alimentos y lograr un efecto igualmente positivo en sus organismos. Es necesario que cada quien conozca qué comida es  la más adecuada para sí mismo, combinando tanto el gusto como la salud. La mala combinación de alimentos hace que produzcamos jugos digestivos muy diferentes que vuelven la digestión más complicada y lenta, siendo ésta otra causa muy común de la hinchazón abdominal.

Al momento de elegir qué productos vamos a combinar, hay algunas reglas básicas que seguir. Por ejemplo, una de ellos nunca es combinar frutas con otros alimentos, especialmente con proteínas. Otra combinación que debe evitar es proteínas con hidratos de carbono. Esto puede ser difícil para los vegetarianos, pero tenga en cuenta que ésta es, probablemente, la peor combinación. Existe mucho material para consultar acerca de qué combinaciones son benéficas y cuáles no. Haga una tabla inteligente para las posibles combinaciones de alimentos que son adecuados para usted y trate de seguirla lo más cuidadosamente que pueda. ¡Verá cómo pronto comienza a notar magníficos cambios!

 

 

6. Deficiencia de enzimas digestivas (incluyendo intolerancia a la lactosa)
Para digerir la comida nuestro páncreas produce ciertas enzimas que descomponen la grasa, las proteínas, la lactosa y los carbohidratos. Este es un proceso normal en nuestro cuerpo; pero, cuando éste no sucede por alguna razón, o cuando sucede deficientemente, entonces sentimos molestias como el dolor, movimiento intestinal irregular, hinchazón e indigestión. Esta falla de las enzimas para digerir los alimentos adecuadamente puede ser resultado del envejecimiento, intolerancia a los alimentos que causan leve inflamación en el tracto intestinal, demasiadas bacterias, levaduras o parásitos en los intestinos e incluso el estrés crónico.

En el caso de intolerancia a la lactosa, lo mejor que puede hacer es verificar su condición con el médico haciéndose una prueba y luego decidir cuál es la mejor manera de tratarse. Su médico determinará si es necesario hacer cambios en su dieta, cuáles son los productos que debe evitar y cómo lograr una alimentación equilibrada. Una solución temporal sería evitar todos los productos lácteos, pero esa es la solución final. Es importante llegar al fondo del problema y contar con toda la información y asesoramiento especializado a fin de llevar una vida saludable sin correr riesgos innecesarios con su alimentación.

 

7. Hipersensibilidad al gluten o enfermedad celíaca
La hipersensibilidad al gluten o enfermedad celíaca es un mal del mundo moderno. Esta enfermedad apareció debido a los cambios extremos en la calidad del trigo, los pesticidas con los que se tratan y el hecho de que mucho de ese trigo es genéticamente modificado (GMOs en inglés). Los principales síntomas de esta enfermedad son distensión abdominal, diarrea, estreñimiento y flatulencia.

Hay varias pautas para reconocer la intolerancia al gluten, como los bajos niveles de vitamina B12 aunque no se lleve una alimentación vegana o vegetariana. También hay una prueba para la intolerancia al gluten y celíaca que permite descubrir la mayoría de los casos. Sin embargo, aún en casos de personas que obtienen un resultado negativo se sienten mucho mejor al dejar el gluten.

En caso de que usted sospeche que el gluten puede ser uno de sus problemas, lo primero que debe hacer es hacerse un análisis de sangre adecuado para confirmarlo. Otra forma es de corroborarlo usted mismo es iniciando un período estricto libre de gluten por cinco semanas. Una vez que ese período ha terminado, hágase un examen de sangre con su doctor y tendrá una prueba fehaciente de qué tanta tolerancia tiene al gluten o no. Algunas de las mejores alternativas a los productos con gluten son el mijo, el arroz integral, camote, quinua, y la calabaza.

 

8. Algunas otras causas de disbiosis (proliferación bacteriana intestinal o parásitos)
Todos estamos familiarizados con el hecho de que tenemos microorganismos en nuestros cuerpos. Los microorganismos pueden ser beneficiosos o pueden ser dañinos. El problema surge cuando el número de bacterias (o incluso peor, el de parásitos) se descontrola y causan fatiga, diarrea, pérdida de peso e hinchazón.

Lo primero que tiene que hacer es pedir análisis de materia fecal y orina para controlar la cantidad de bacterias en su cuerpo. Luego dialogue con su médico y pídale una alimentación que lo ayude a deshacerse de lo que le está generando el desequilibrio.

 

Resumen

La hinchazón es normal y, hasta cierto punto, inofensiva. Le pasa a todo el mundo, todos los días, pero debemos mantenernos atentos a fin de no perder control de la situación. En este artículo que hemos mencionado varias maneras para definir la causa de la hinchazón y cómo tratarla. Nuestro cuerpo debe ser nuestro templo así que tenemos que prestar atención a las señales que nos envía.

¡Cuida de tu cuerpo y tu mente y podrás vivir en una armonía perfecta!