, ,

Aceite de semillas de calabaza, mejor que el de oliva y el de coco a la hora de combatir la hipertensión y bajar el colesterol.

Aceite de semilla de calabaza, ¿lo conoces? Este delicioso ingrediente ha pasado desapercibido por mucho tiempo, hasta que hace poco comenzó nuevamente el debate en el mundo nutricional. Parece que este aceite es más eficaz que el aceite de oliva o el de coco, tan utilizados por todos, para bajar la presión arterial y para disminuir los niveles de colesterol malo en sangre.

El sabor del aceite de semillas de calabaza se asemeja al de la nuez, posee un agradable aroma y es muy beneficioso para la salud. Es fuente de ácidos grasos esenciales Omega 6 y 3, y resulta un gran protector cardiovascular. Si quieres conocer más respecto a las grandes bondades de este alimento, te contamos algunos detalles que debes saber…

Beneficios de consumir aceite de semillas de calabaza.

  • Está especialmente recomendado para combatir todos los procesos que producen una desmineralización en el cuerpo, como las caries dentales, debilidad en las uñas, caída del cabello, pelo quebradizo, descalcificación después de dar a luz, etc.
  • Las semillas de calabaza son un excelente remedio natural para eliminar los parásitos del organismo. El aceite comparte esta misma característica, siendo especialmente recomendado para eliminar la tenia, llamada popularmente como “lombriz solitaria“. Para combatirlos debes consumir en ayunas una cucharada de semillas de calabaza crudas y trituradas; o beber una cucharadita de aceite de semillas de calabaza. Quizás te interese leer “Estos poderosos remedios matan todos los parásitos y lombrices de tu intestino” (clic aquí).
  • Consumir regularmente el aceite de semillas de calabaza ayuda a mejorar los procesos digestivos, a curar el estreñimiento y la colitis.
  • Favorece los procesos renales y posee un gran poder diurético que ayuda a combatir la retención de líquidos, la inflamación y depura la sangre de toxinas.
  • Posee un compuesto denominado cucurbitacina que ayuda a detener todos los procesos inflamatorios del cuerpo. Con esto se ve beneficiada, principalmente, la salud prostática. Resulta un excelente tratamiento para los adenomas benignos, atrofias, crecimiento anormal prostático, etc.
  • Favorece la salud visual por su gran aporte de zinc. El ojo humano necesita de este mineral para completar sus procesos y para gozar de buena salud.
  • El aceite de semillas de calabaza es rico en ácidos grasos polinsaturados que ayudan a regular el colesterol malo, elevar el bueno, disminuir los niveles de ácido úrico y bajar la presión arterial. Es un tratamiento natural contra la hipertensión y preventivo para pacientes con riesgos cardíacos.
  • El consumo regular de este aceite ayuda a prevenir y curar las infecciones urinarias. También ayuda a mantener la vejiga en buen estado y previene enfermedades como la artritis.

Se puede consumir de forma regular, formando parte de cualquier comida. Para hacer salteados, bocadillos o aderezos. Mézclalo con un poco de jugo de limón, ajo, jengibre y tomillo para aliñar tus ensaladas. Cabe aclarar que no se recomienda cocinarlo ya que pierde muchas de sus propiedades naturales, sin embargo continúa siendo delicioso.

Podrás conseguirlo en cualquier tienda naturista, sólo deberás controlar que sea de excelente calidad, fabricado con semillas orgánicas.