Acompaña tus desayunos con este delicioso jarabe, ¡y pierde varios centímetros de cintura!

¿A ti también te gustan los panqueques bañados con un delicioso jarabe? Este es uno de los alimentos más consumido y más delicioso de todos. El jarabe puede acompañar casi cualquier postre y ser insustituible en nuestra dieta cotidiana. Sin embargo, puede que ese sabrosísimo ingrediente sea el causante de nuestra barriga inflamada y nuestro vientre gordo o flácido, ¿te lo habías planteado anteriormente?

Esos desayunos deliciosos con los que sabemos deleitarnos, pueden ser la causa principal del sobrepeso en tu familia. Los jarabes con alto contenido de azúcar, ayudan en la acumulación y adhesión de las grasas. Por este motivo, hoy te proponemos realizar una sabrosísima receta para que tu jarabe deje de engordarte y te ayude a bajar esos odiosos kilos de más.

Receta de jarabe para bajar el vientre.
Esta receta es especialmente recomendada para aquellas personas que no pueden abandonar los dulces. Puedes sumar este jarabe a tus ensaladas de frutas o postres light. Activará cada uno de tus sentidos, estimulará la actividad cerebral y te ayudará a bajar de peso, especialmente a quemar la grasa acumulada en el abdomen:

Ingredientes:
-125 gr de rábanos picantes.
-3 cucharadas de miel.
-3 limones.

Preparación:
-Lava bien los rábanos picantes y colócalos en una licuadora.
-Licúa bien y, sin apagar la licuadora, agrega el zumo de los tres limones, recién exprimidos.
-Al finalizar, vierte la miel y espera que se forme una jalea espesa.
-Colocar en un recipiente con pico vertedor, puede ser el de algún jarabe que ya hayas consumido. Y listo, puedes comenzar a saborear tu delicioso jarabe.

Tratamiento.
Si lo que deseas es utilizar este jarabe como tratamiento para perder peso, te recomendamos consumir dos cucharadas soperas de esta preparación, a diario. El tratamiento no puede durar más de tres semanas, donde consumirás una cucharada en la mañana, antes del desayuno y otra por la noche, antes de la cena. Pasadas las tres semanas, descansa una si quieres volver a empezar.

El jarabe contiene fructuosa y sacarosa, por lo que te proveerá de mucha energía para comenzar tu día y realizar tus actividades cotidianas. La miel activará u cerebro y sus funciones. Ideal para esos días que te sientes desganado y muy cansado.

A su vez, el rábano aporta vitamina C, fósforo, vitamina B6, potasio, hierro, magnesio, calcio, vitamina B1 y B2. Este alimento es un acelerador natural de metabolismo por lo que ayudará a quemar grasa de forma más rápida, al igual que el limón.

Este jarabe le asegurará un peso saludable y un cuerpo estilizado. Es una solución eficaz y rápida al hambre voraz o a los antojos. Te ayudará a no tener hambre y a lograr un peso deseado.

¿Qué tiene de particular este jarabe?

Lo primero que disfrutarás de esta receta, es su magnífico sabor. La mezcla justa de estos tres ingredientes, son la clave para que puedas disfrutar de un refrescante dulce. La miel aporta dulzura y una textura viscosa, el rábano es de sabor intenso y penetrante, mientras que la acidez del limón unifica los sabores y da ese toque fresco que no puede faltar. Una vez que lo consumas, este jarabe será uno de tus sabores preferidos.

Si bien esta receta puede acompañar cualquier postre, procura no ingerir una torre de panqueques o de waffles ya que en ese caso, el efecto para reducir las grasas del jarabe, es obsoleto. Acompaña con una alimentación saludable y realiza algo de ejercicio.