,

Adelgaza de forma rápida, económica y… ¡divertida!

Sí, todo eso es posible. ¿Cómo? ¡Bailando!
A todas nos gusta vernos bien, saludables, vigorosas y felices. Sin embargo, el pack completo es muy difícil de lograr. Les traemos una detallada lista de las mejores danzas que nos ayudarán a perder peso o a mantenernos en el peso que deseamos.
Los beneficios de bailar son muchos y no se deben sólo al desgaste calórico. Cada parte de nuestro organismo recibe algo beneficioso cada vez que danzamos, inclusive nuestro estado de ánimo cambia radicalmente. Veamos algunos:

  • No hay límite de edad: Desde que comenzamos a caminar, podemos empezar a bailar y luego, no hay edad para dejar de hacerlo.
  • Se gana coordinación y se entrena el equilibrio.
  • Es divertido: No importa qué tan pesada sea nuestra rutina diaria, ni qué tan monótona, bailar un poco todos los días nos devuelve el bienestar y la alegría.
  • Ayuda a combatir el estrés y la depresión: Danzar nos brinda una inyección de endorfinas. Esta hormona nos produce sensación de bienestar, nos ayuda a recuperarnos de las enfermedades, disminuye los dolores y nos libera de los estados de ansiedad.
  • Se recupera flexibilidad y fuerza.
  • Mejora el rendimiento físico: Si parece que ya no tenemos energía o a diario nos sentimos desganados, el baile mejora el rendimiento físico por lo tanto nos devuelve las energías.
  • Lubrica las articulaciones.
  • Es un ejercicio cardiovascular: previene de las enfermedades de corazón.
  • Ayuda a mantener estables los niveles de colesterol y glucosa en sangre.

Pero a la hora de decidir empezar a bailar, son tantas las opciones que necesitamos elegir aquella que responda a nuestras necesidades. Debemos tener en cuenta la música que nos gusta, nuestras dolencias físicas (para no exigirnos demasiado ni bien comenzamos) realizar una consulta médico para que nos dé el apto físico y saber qué ejercicios nos van a proponer con cada baile. Para eso, les dejamos las 10 mejores danzas para ejercitarse, perder calorías y llegar al peso que anhelamos.

Ballet: Está popularizada la idea de que si no comienzas a bailar danzas clásicas de pequeña, luego no podrás hacerlo. Sin embargo, en muchas academias brindan clases para no profesionales que bailan sólo por diversión. En una clase de 90 minutos se queman de 500 a 600 calorías, se ejercita mucho la flexibilidad y todos los movimientos apuntan a entrenar la fuerza muscular.

Afro (Danza africana): Este ritmo es muy divertido y lo único que debes hacer, es dejarte llevar por el sonido del tambor. Por lo general, los bailes que se desarrollan tienen una finalidad en particular: debido a que se emulan los movimientos que utilizaban las antiguas culturas africanas, se danza para agradecer a la naturaleza, para la prosperidad, para pedir fuerza, etc.
Tonifica todos los músculos del cuerpo y ayuda a coordinar mejor. En una clase de 1 hora, se queman alrededor de 500 calorías.

Flamenco: Continuando con el recorrido por el mundo, este baile tiene sus orígenes en España. Actualmente es considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, por lo que está difundido alrededor de todo el mundo. Es alegre y jocoso, nos conecta con nuestra parte más femenina e invita a una fiesta cuando alguien comienza a danzarlo. Antes de empezar, será necesario realizarse un apto físico para tener la recomendación de un médico, ya que el zapateo es considerado un movimiento de alto impacto. Entrenarás los músculos, la memoria y la coordinación desde el primer instante. Una hora bailando flamenco gasta alrededor de 150 a 300 calorías.
Danzas árabes: Es una danza tradicional que emula los movimientos más característicos de los bailes de Oriente Medio. Es una danza muy sensual y rítmica. Se queman entre 200 y 300 calorías en una clase de una hora.

Hip hop: El Hip Hop surge en Estados Unidos en la década del 60. Se caracteriza por ser un baile muy jovial y rítmico. Tonifica todo el cuerpo ya que no hay ninguna parte que no se mueva cuando lo bailas: piernas, brazos y tronco se mueven al mismo tiempo y en diferentes sentidos (disociación). Una hora entrenando hip hop quema de 190 a 250 calorías aproximadamente.

Salsa: La salsa tiene sus orígenes en las islas caribeñas. Es la mezcla de varios estilos como el son y la rumba. Es un ritmo muy festivo y pegadizo. Se baila en parejas pero actualmente, se puede tomar clases de salsa estilo femenino y salsa estilo masculino por separado. Tiene una actividad aeróbica muy importante por lo que una hora bailando quema de 250 a 370 calorías.

Zumba: La zumba, no es en realidad una danza en sí, sino una disciplina fitness. ¿Qué significa esto? Que no fue creada con el objetivo de bailar ni tiene una técnica definida, sino que fue diseñada para entrenar el cuerpo. Se originó de la mano de un profesor de gimnasia colombiano con el objetivo de que las personas que entrenan el cuerpo lo hagan de forma más divertida y constante. Se comprobó que cuando entrenan con zumba, el porcentaje de gente que abandona el ejercicio es mucho menor. Todo esto explica el por qué una clase de zumba quema ¡entre 500 y 800 calorías!

Jazz: Si te gusta bailar todo y gustas también de cualquier ritmo musical, el jazz es lo ideal para ti. Esta danza que se originó en la década del 50´es el ensamblaje de una amplia gama de estilos, sin embargo la técnica es muy importante. Una hora bailando danza jazz quema alrededor de 170 calorías.
No es necesario gastar una fortuna tomando clases de baile, si no tienes el suficiente dinero, en la actualidad puedes encontrar muchos videos tutoriales. Necesitas sólo una conexión a Internet, incluso puedes buscar videos de iniciación hacia la danza que prefieras.
En resumen… ¡ya no hay más excusas! A ponerse ropa cómoda y a mover el cuerpo. A ti, ¿qué baile te gusta más?