, ,

Agua de arroz para lucir más bello

El agua de arroz, es quizás uno de los preparados más usuales que solemos ver cada día en nuestras preparaciones. Sin embargo, la mayoría de las personas, no suelen darle importancia. El agua de arroz, contiene una variedad de minerales y vitaminas, que contribuyen de manera espectacular para el buen mantenimiento de la piel y el cabello.

En este artículo, te enseñaremos a preparar verdadera agua de arroz, y además te mostraremos un sin fin de usos que podrás darle, para beneficio de tu estética y salud.

agua de arroz

¿Qué es el agua de arroz?

El agua de arroz, no es más que el agua que sobra al hervir el arroz común y corriente en nuestras principales comidas. Esta agua, puede ser fermentada o diluída, con el fin de sacar de ella sus mejores beneficios.

El agua de arroz, es excelente para utilizar como enjuage facial o para el cabello, debido a sus altos contenidos en nutrientes, que ayudan a fortificar el cabello, y rejuvenecer la piel de manera natural.

El agua de arroz, contiene una sustancia llamada inositol, la cual según varios estudios, es totalmente efectiva a la hora de mejorar la elasticidad del cabello y la reducción de la fricción, por lo que en definitiva, es excelente para mantener la buena salud general del cabello.

Agua de arroz: el secreto de la belleza mejor guardado en Oriente

El agua de arroz, ha sido utilizada desde la antigüedad en Oriente, tanto para la estética como para la buena salud. Esta sustancia, además de ser totalmente natural y libre de químicos, ayuda de manera notable y sencilla, a cuidar la salud de la piel y el cabello, haciéndolos lucir en un estado casi impecable de purificación. Además, el agua de arroz es una sustancia sumamente accesible, que no necesita ser comprada en ningún lugar, al poderla adquirir sencillamente desde la comodidad del hogar.

Tradicionalmente, las mujeres de Oriente, acostumbraban a preparar el arroz, y luego tomar baños completos con el agua de la preparación.

Un artículo publicado en el diario China Daily, asegura que el secreto para relucir un pelo oscuro y totalmente limpio, es lavarlo con agua de arroz. Es excelente para utilizar como champú natural y acondicionador.

Incluso, el agua de arroz es maravillosa para desinflamar la piel inflamada.

agua de arroz

3 métodos para preparar agua de arroz para el cabello y la piel

A continuación, te ofrecemos 3 sencillas maneras de preparar agua de arroz desde la comodidad de tu casa, para que puedas gozar de los maravillosos beneficios de esta sustancia para tu piel y tu cabello.

En primer lugar, debemos saber que el arroz recomendado a utilizar para esta preparación, es el arroz marrón de grano largo y blanco, grano corto blanco, jazmín, o lo que tengas a mano.

Primer método: Hierve el agua de arroz

Prepara el arroz en su manera habitual, pero coloca el doble o triple de agua, del que sueles utilizar comunmente. De esta forma, podrás diluir el agua, y obtener un concentrado maravilloso que podrás utilizar como enjuague facial y para el cabello.

Cuando el arroz esté cocido, verás que el agua de la preparación será totalmente blanca, colmada de nutrientes. Aún así, no es recomendable utilizar esta agua en su mayor concentración. Vé colocándo de a poco, a cucharadas, el agua de arroz en una taza con agua pura, y mezcla hasta obtener una prepración más clara y lechosa.

Puedes utilizar esta solución para lavar tu cara y cabello, y luego guardarla en un recipiente en el congelador, durante un máximo de una semana.

Segundo método: Método rápido sin hervir

Esta manera de preparar agua de arroz, es mucho más sencilla que la anterior, y consiste simplemente en tomar un recipiente y colocar en él dos tazas de agua, para luego agregar media taza de arroz, durante 15 minutos. Posteriormente, cuela el arroz, y utiliza el agua restante para lavar tu cabello y cuidar tu piel.

Tercer método: Fermenta el agua de arroz

Para fermentar el agua de arroz, simplemente fermenta esta sustancia, dejándola reposar a temperatura ambiente, en un frasco cerrado, durante un máximo de dos días (si el clima es cálido, es recomendable dejar reposar la preparación solo durante un día).

Cuando el agua comience a lanzar un aroma ácido, hiérvela, para detener el proceso de fermentación, y luego déjala enfriar totalmente para su uso.

El agua derivada del arroz fermentada es muy intensa y potente, por lo que es recomendable diluirla por cucharadas, en una taza de agua natural tibia.

Puedes lavar tu cara con agua de arroz a diario, antes de acostarte, y lavar con ella tu cabello algunas veces en la semana, para notar los cambios que esta producirá en tu estética de inmediato.