¡Es Por Esto que no se Puede Comer Tomates y Pepinos en una Misma Ensalada!

Alimentos que no se deben mezclar bajo ningún motivo

Los alimentos que consumimos a diario en nuestras comidas, pueden llegar a ser muy diferentes entre si, debido en parte a sus diferentes maneras y tiempos en los que realizamos con ellos nuestra digestión. Hoy queremos hablarte de los alimentos que no debes mezclar bajo ningún motivo en tus comidas, si lo que quieres es proteger tu salud.

Mira a continuación, cuales son los alimentos que no debes mezclar nunca.

Alimentos que no debes mezclar en tus comidas

alimentos que no se deben mezclar
¡Es Por Esto que no se Puede Comer Tomates y Pepinos en una Misma Ensalada!

 

Es muy importante que nuestra digestión se lleve a cabo de la manera más óptima para nuestra salud.

Cuando mezclamos un alimento de lenta digestión con otro de rápida digestión, al digerirlos tendremos graves problemas, ya que el alimento de rápida digestión no podrá pasar al intestino hasta que el de lenta digestión lo haga, ocasionándose así un gan lío en nuestro sistema digestivo.

Nuestra digestión global se enlentecerá, ocasionándo así la fermentación de azúcares y almidones en el organísmo.

Todo esto hará que los alimentos no sean aprovechados, además de poder estar poniéndo en riesgo a nuestra salud digestiva.

Dolores abdominales, hinchazón, gases, náuseas, son solo algunos de los padecimientos que solemos sufrir cuando mezclamos alimentos indebidos.

Mira a continuación, cuales son los alimentos que no debes mezclar nunca.

 Pepino y tomate

Son dos alimentos que se digieren de manera completamente distinta.

Cuando nuestro sistema digestivo está procesando el ácido de los pepinos, los tomates estarán mientras esperando su turno, por lo que comenzarán a fermentar dentro de nosotros.

Estos son dos de los alimentos que no debes mezclar jamás.

Frutas después de comer

Piensa que las frutas son un alimento muy ligero, las cuales tendrán que esperar demasiado tiempo para ser digeridas si las consumes inmediatamente después de comer.

Come tus frutar en meriendas o desayunos, siempre alejadas de las comidas principales.

Lasagna o sándwiche caliente con queso

Las proteínas y almidones son componentes que necesitan de dos tiempos muy distintos de absorción en nuestro organísmo.

Al ingerir ambos componentes, nuestro estómago digerirá primero las proteínas, dejando de lado al almidón, el cual fermentará mientras espera ser digerido.

Tortilla de queso y carne

Estos son otros de los pares de alimentos que no se deben mezclar nunca.

Nunca es recomendable mezclar dos tipos de proteínas en un mismo plato; con una sola bastará.

Harina de avena con leche y jugo de naranja

El ácido presente en el jugo de naranja destruirá las enzimas encargadas de procesar el almidón en nuestro organísmo.

Queso y legumbres

Si mezclas estos dos alimentos, ¡prepárate para que tu abdomen se hinche de inmediato!

Melón y carne

Tal como dijimos anteriormente, el melón como cualquier otra fruta, no debe ser ingerido junto a alimentos pesados como la carne.

Plátanos y leche

Estos son otros dos alimentos que no debes mezclar jamás.

El plátano es un fruto demasiado pesado como para combinarlo con la leche, alimento de gran aporte calórico para nuestro sistema.

Si te gusta el cóctel de plátano y leche, agrégale a este un poco de nuez moscada para suavizar los efectos de la combinación de ambos alimentos en tu sistema digestivo.

Yogur y fruta

Nunca es recomendable mezclar frutas con productos lácteos, especialmente si hablamos de la piña, alimento que contiene bromelina, sustancia que en contacto con agentes lácteos puede provocar intoxicación.

Ahora que ya sabes cuales son los alimentos que no debes mezclar en tus comidas, ¡presta suma atención a tus platos!

Comparte con todos esta valiosa información.