Añade este ingrediente común a tus plantas para revivirlas y que perduren por más tiempo

Generalmente no aconsejamos el consumo de este producto, sin embargo hoy le encontramos una utilidad que puede resultar muy beneficiosa. Estamos hablando del azúcar común refinado. Aunque resulta bastante perjudicial para la salud humana, existen otros usos en los que puedes utilizar el azúcar blanco:

  • Ayuda a que las flores duren más tiempo en agua.
  • Funciona como alimento para los jardines.
  • Como exfoliante natural.
  • Ayuda a eliminar las manchas de hierba en la ropa.
  • Es un tratamiento casero para eliminar el exceso de grasitud de la piel.
  • Ayuda a combatir las avispas.

En esta oportunidad conoceremos cómo utilizar el azúcar en nuestros jardines y cuándo es mejor utilizarla. Toma nota de estos fáciles consejos para disfrutar de tus plantas llenas de vida y florecidas en muy poco tiempo. ¡Aquí tienes la información necesaria, para crear un jardín lleno de follaje y color!

Lee también: “¡Descubre las 11 plantas para bajar de peso!”

El papel del azúcar en la fotosíntesis.

Para que una planta crezca fuerte y saludable, requiere de luz solar, agua, aire y nutrientes. A través de la fotosíntesis, utilizan la luz solar y separan el agua en oxígeno y en hidrogeno. El oxígeno es liberado al ambiente como un desecho y el hidrógeno es utilizado para formar azúcar a partir del dióxido de carbono de la atmósfera. Así, este proceso permite la alimentación y el crecimiento de la planta.

El follaje de todas las plantas tiene la función de captar la mayor cantidad de luz posible para producir azúcar. Cada especie vegetal desarrolla la cantidad de follaje indicado para crear la cantidad de azúcar justa. Este azúcar funciona como un nutriente de la planta que es transportado por su sistema complejo vascular.

¿Cómo utilizar el azúcar para nutrir la planta?

Por un lado, puedes utilizar una solución ligera de agua con azúcar para nutrir las plantas jóvenes que aún no producen los azúcares a través de la fotosíntesis. Disuelve una cucharada de azúcar en 300 ml de agua para que tu planta joven aproveche los excedentes de carbono almacenados en la sacarosa del azúcar blanco. Esta solución también te funcionará muy bien si deseas revivir una planta que se está marchitando o secando. Le ayudará a crear nuevo follaje, es decir que captará más luz para alimentarse mejor.

Por otro lado, si quieres lucir un jardín bien colorido y ayudar a que las plantas florezcan de forma saludable y sin perder fuerza, esparce media taza de azúcar sobre la tierra de las plantas (si tienes un arbusto de gran tamaño, puedes aumentar a una taza de azúcar).

Los jardineros utilizan estos métodos pero de forma muy inteligente, no lo hagas por tiempo prolongado sino más bien como un refuerzo nutricional. De acuerdo al estado de la planta puedes realizarlo una vez al mes o una vez cada dos semanas si notas que la planta está muriendo y quieres revivirla.

Lee también: “4 hierbas ideales para combatir el dolor generado por artritis”

Algunos consejos…

Recuerda que el agua azucarada puede atraer las hormigas y otras plagas hacia tus plantas, por lo que mantén un correcto control de plagas antes de llevar a cabo este procedimiento.

Generalmente, las plantas de interior saludables contienen la cantidad de azúcar necesaria para florecer, por lo que sólo utiliza este ingrediente si necesitas revivirlas.

Por otro lado, ten presente que cualquier otro nutriente orgánico para plantas que poseas, es mejor que el azúcar. Utiliza azúcar sólo como una opción casera y económica, aunque si ya posees una tierra enriquecida no será necesario.