, ,

Aprende a tratar la helicobacter pylori y acaba con el ardor y la inflamación estomacal

El 33% de la población mundial está afectada por esta bacteria. Sin embargo, tratar la Helicobacter pylori puede resultar doloroso y complicado si no acompañas el tratamiento de forma adecuada.

La Helicobacter pylori es una bacteria que se aloja en el tracto gastrointestinal y puede resultar asintomática por un tiempo. Luego, puede ser la causante de una sobreproducción de gases, distensión, estreñimiento, diarrea, reflujos esofágico, dolores estomacales, entre otros. Frecuentemente las personas se autodiagnostican con gastritis crónica al presentar todos estos signos, sin saber que el origen puede ser bacterial.

Es importante visitar a tu médico para que pueda realizar los estudios de rutina y te proporcione un diagnóstico certero. Si tú también te ves afectado por este microorganismo, debes saber que tratar la Helicobacter pylori puede resultar complicado y prolongado. El tratamiento recomendado por la medicina tradicional es un cóctel de antibióticos que la matan de raíz. Sin embargo, es muy importante que cuides tu organismo durante el proceso para no dañarlo, ni dejar secuelas.

Lee también: “7 remedios para acabar con el reflujo y la acidez estomacal inmediatamente”

Conoce la Helicobacter pylori.

Esta bacteria de forma de espiral vive exclusivamente en el estómago humano, afectando el epitelio gástrico. Es considerada el único organismo capaz de subsistir en un ambiente extremadamente ácido. El 70% de las úlceras estomacales y de duodeno son causadas por esta bacteria. También muchos tipos de acidez estomacal. Por este motivo, tratar la Helicobacter pylori resulta de suma importancia.

Además de los ya mencionados síntomas gástricos, puede ocasionar algunas reacciones no gástricas. Esto sucede por una respuesta inflamatoria del organismo que puede provocar migrañas, nerviosismo, ansiedad y hasta la enfermedad de Raynaud (trastorno circulatorio que causa decoloración de los dedos por una escasez de irrigación sanguínea).

La bacteria puede ser advertida en las heces, la saliva y la placa dental, por lo que las vías de contagio son rutas gastro-orales o fecal-orales.

¿Cómo tratar la Helicobacter pylori?

Para tratar la Helicobacter pylori será necesario, en primer lugar, que consulte con un especialista gastroenterólogo de confianza. Además de realizar los chequeos de rutina, le recetará algunos fármacos.

En los últimos años, se han descubierto cepas de esta bacteria que son resistentes a los antibióticos, incluso a fármacos como el metronidazol. Por este motivo, los tratamientos suelen ser fuertes para nuestro organismo provocándonos diversas reacciones adversas como cólicos, distensión, inapetencia, inflamación, entre otros.

Una buena forma de acompañar la acción antibiótica y tratar la Helicobacter pylori de forma segura, es llevar una dieta saludable que refuerce las mucosas gástricas, que mantenga la salud digestiva estable, que ayude con el tratamiento y que, a su vez, sirva de tratamiento preventivo.

  • Para proteger las paredes estomacales tanto de la bacteria como de los fármacos, procura consumir mucha vitamina A, C y E junto con zinc. Puedes consumirla desde fuentes naturales como frutas cítricas, levaduras de cerveza, legumbres, yemas de huevo, carnes de pescado, zanahorias, brócoli, etc. O puedes consumir algunos suplementos naturales con estos nutrientes.
  • Otra opción para proteger el tracto gastrointestinal es consumir probióticos como el lactobacilos y bifidobacterium. Para ello deberás comer yogur, kéfir, miso, tempeh, chukrut, queso magro, crema ácida, etc.
  • Mantén correctas medidas de higiene al manipular alimentos.
  • Mantén siempre tus manos limpias.
  • Bebe agua de fuentes seguras y mantente siempre hidratado.
  • Realiza exámenes de control una vez al año.