, ,

Aprende a desintoxicar el cuerpo naturalmente sin realizar ayunos peligrosos, ni batidos depuradores.

Desintoxicar el cuerpo naturalmente es una excelente opción para fortalecer el sistema inmunológico y ayudar al organismo a mejorar todas sus funciones. Con sólo llevar a cabo algunos consejos prácticos, no necesitarás realizar ningún tipo de ayuno.

A la hora de realizar tratamientos desintoxicantes, a lo que primero acudimos es a los batidos naturales que nos hacen vivir en el retrete. Si bien esta es una de las formas más efectivas de desintoxicación, no siempre contamos con todos los ingredientes, ni el tiempo, ni los días que necesitamos para completar la terapia. Si los jugos naturales no son realizados como se debe, los resultados pueden no ser los esperados.

Sin embargo, si deseas probar nuevas alternativas que se alejen de los ayunos y los batidos, puedes intentar con estas ideas simples que buscan facilitar la liberación natural de toxinas. Los siguientes consejos sanos te ayudarán a desintoxicar el cuerpo naturalmente:

Lee también: “Envoltorios corporales para desintoxicar el cuerpo y adelgazar”.

¿Cómo desintoxicar el cuerpo naturalmente y de manera sencilla?

Aunque no lo creas, para desintoxicar el cuerpo naturalmente no necesitas demasiados ingredientes. La liberación de toxinas es una de las diferentes funciones del cuerpo, sólo que el estrés, la falta de descanso o una mala alimentación no le permite hacerlo de forma correcta. Con estas sencillas ideas lo lograrás fácilmente.

Remoja el cuerpo.

Darnos un baño de inmersión es un método muy sencillo por el cual podemos desintoxicar el cuerpo naturalmente. Comúnmente, nuestro organismo produce un antioxidante denominado glutatión que promueve la salud hepática y ayuda al hígado a filtrar las toxinas. Cuando nos tensionamos, el estrés, los niveles de contaminación a los que nos vemos expuestos y el entorno provocan una disminución de los antioxidantes. Un baño de inmersión relaja y ayuda a liberar toxinas naturalmente. Llena la tina con agua caliente, espolvorea unas tres cucharadas de sales de Epsom y listo. Las sales contienen azufre, un compuesto que ayuda en la producción de estos antioxidantes.

Busca la manera de sudar más.

Puede parecer algo asqueroso este consejo para desintoxicar el cuerpo naturalmente, pero es un hecho: si sudas, ayudas a tu cuerpo a eliminar desechos y toxinas alojados en la grasa corporal. Un baño sauna es la mejor opción para esto. Antes te aconsejamos consultar con un especialista.

Comienza por sesiones de sauna durante 5 minutos, dos veces a la semana. Luego puedes aumentar a 10 minutos y finalmente, cuando ya lo soportes mejor, sostiene por 15 minutos. ¡No olvides estar siempre bien hidratado!

Realiza más ejercicios.

Si además de desintoxicar el cuerpo naturalmente, deseas cambiar tu calidad de vida e incorporar hábitos saludables, el entrenamiento es un excelente comienzo. Mejora la circulación sanguínea hacia todos los órganos del cuerpo y el bombeo intenso de sangre permite un filtrado mejor de desechos. Además se promueve una mejor absorción de nutrientes. Un entrenamiento intensivo durante 30 minutos es suficiente; y si sudas, estarás matando dos pájaros de un tiro.

Lee también: “Conoce los mejores alimentos para desintoxicar el hígado y mantenerlo siempre sano”.

Practica ejercicios de respiración controlada.

Respirar de la manera correcta es una gran ayuda para nuestro cuerpo, sólo que no sabemos hacerlo bien o lo olvidamos. Nuestro organismo necesita del oxígeno para muchísimas funciones. Mediante la respiración mejoramos la síntesis de vitaminas y minerales y ayudamos a nuestras células a eliminar todo aquello que no necesita (desechos). Una vez al día, siéntate cómodamente entre 5 y 20 minutos para concentrarte en tu manera de respirar. Cierra los ojos e imagina cómo tus pulmones se inflan. Toma respiraciones profundas, inhala en cinco tiempos y exhala suavemente en el mismo conteo.

Mantén el cuerpo hidratado.

El agua es un excelente canal de filtrado que facilita cualquier método para desintoxicar el cuerpo naturalmente. Si no gustas de realizar ayunos o eres nuevo en esto de las desintoxicaciones, sustituye todas tus bebidas cotidianas por agua. Procura alcanzar los 2 litros diarios y poco a poco logra beber 3 litros para mejorar la liberación de desechos.

Sesiones de masajes.

Además de desintoxicar el cuerpo naturalmente, esta es una maravillosa opción para relajarse y darle un cariño al cuerpo. Los masajes profundos, que golpean puntos de presión específicos e intensos, son los más recomendables. Prueba con un masaje sueco, el drenaje linfático y otras variantes similares. La presión ejercida sobre las diferentes partes del cuerpo ayudará a desintoxicar el organismo desde dentro del tejido muscular. Asegúrate de conseguir un especialista con licencia y de confianza para que recurras a él siempre que lo necesites.