, ,

Aprende a hacer una deliciosa fruta deshidratada en casa con este fácil tutorial

Las frutas son un alimento indispensable en nuestra dieta cotidiana. Aportan una gran cantidad de vitaminas, minerales y fibras, además de ser deliciosas. Una excelente manera de consumirlas es de forma disecada. Son un excelente bocadillo entre comidas, ayudan a combatir la ansiedad y los antojos de algo dulce. Resultan muy prácticas y es una buena forma de consumir fruta de estación, todo el año. También es una excelente golosina para los niños o un snack para las tardes.

Si deseas conservar tus frutas y evitar que se marchiten, puedes realizar un fácil proceso de deshidratación. Al quitarles el contenido de agua, evitas que sigan madurando. Hoy te ofrecemos un tutorial muy sencillo para que puedas realizar tus propias frutas deshidratadas y evites gastar un dineral.

Realiza tu propia fruta deshidratada de forma casera y natural.

Lee también: “Fruta deshidratada: fortalece tus huesos y combate el cansancio.”

Generalmente, conviene realizar este tipo de bocadillo en casa y de forma natural. Los que compramos en supermercados, generalmente tienen algunos agregados de azúcar para potenciar su sabor. Algunas empresas, utilizan dióxido de azufre para evita la decoloración y mantenerlas en buen estado por más tiempo. También pueden tener agregados de harina para evitar que se peguen entre sí, lo que puede resultar muy peligroso para personas celíacas.

Fresas

Procura conseguir frutas orgánicas y te aseguras por completo que estas comiendo un alimento sumamente sano, además de nutritivo. Especialmente si se lo darás a tus niños, presta especial atención a los aditivos que presentan los alimentos que compras.

Chapas-de-naranja

Lee también: “¿Sabes cuál es el principal secreto del agua de pasas?”

Kiwis

Esta opción resultará en un alivio para tus bolsillos ya que, este tipo de alimentos, muchas veces se comercializa a un precio excesivo, especialmente si se trata de frutas de estación o exóticas. Aprende a realizar tus frutas pasas de una manera muy fácil.

  • Para comenzar, vamos a utilizar el horno convencional de cocina. Otra opción más natural es dejar la fruta al sol por varios días, cubierta por una tela para que los insectos no se acerquen a ella. Sin embargo, si consumes una gran cantidad o quieres hacer para comercializar, existen deshidratadores eléctricos que pueden llegar a ser una gran inversión.
  • Selecciona la fruta que vas a deshidratar. Lava muy bien la fruta que quieras consumir con cáscara como peras, melocotones, albaricoques, fresas, etc. Pela aquella que necesita más procesos como la piña, el kiwi, mangos, manzanas, etc.
  • Córtalas en rodajas de 2 a 3 mm cada una.
  • Reparte las rodajas en una fuente para horno o rejilla para horno.
  • Llévalas al horno a una temperatura de 60º C. Para que la humedad pueda escapar, deja la puerta del horno 5 cm entreabierta. Si tu horno tiene ventilador, enciéndelo para que te ayude con este proceso y no hará falta abrir la puerta.
  • En 1 hora u hora y media, las frutas estarán listas.

¡TIPS!:

Si quieres realizar snacks saborizados, te recomendamos agregar algunas especias a las rodajas de frutas. Antes de colocar en el horno, coloca las rodajas en un bol, agrega las especias y mézclalas un poco para que quede distribuido de forma pareja. Luego, lleva al horno. Puedes preparar manzanas con canela, calabacín con pimentón, mango con chile, papas con paprika… ¡y todo lo que tu imaginación pueda crear!

Lee también: “Consume 5 uvas pasas al horno y mira qué le pasa a tu cuerpo”

Si están correctamente conservadas en frascos herméticos, las frutas disecadas pueden durar hasta 6 meses tranquilamente.