,

Asombroso!!! Convierte una Botella en un vaso en 5 sencillos pasos.

Si eres de las personas que les gusta siempre innovar y andar en sintonía con lo actual, pues no te puedes perder la manera más reciclable y sencilla de convertir una botella de vidrio en un vaso, también funciona para aquellos que odian comprar constantemente una vajilla o un juego de vasos nuevos porque todos los demás se te quiebran, además, con esta onda que estamos atravesando del vintage, pues te quedará muy bien la idea.

Te enseñaremos cómo convertir una botella en un vaso, ahórrate dinero en ellos, compra mucha cerveza, ¡no creo que sea un problema!, cuando te la hayas bebido, sigue estos pasos para que la conviertas en un vaso:

Agarra la botella, un cordón que puede ser de hilo o de cuerda, átalo con un lazo a la parte superior de la misma, es decir, el cuello. Justo como se ve en la imagen.

botella1

Luego de hacer esto, saca con mucho cuidado la cuerda para no perder la marca y mójalo en benzina o cualquier líquido que sea completamente inflamable, mucho cuidado con hacer movimientos en los que te llenes más de la cuenta los dedos.

Agarra la botella por la parte posterior al pico, con la otra mano, coloca el lazo que has mojado en benzina cuidadosamente, luego que este posicionado, con un yesquero prende la cuerda, y ve girando la botella para que la llama cubra toda la parte de la cuerda y vaya agrietándose la botella poco a poco, en unos 10 segundos sentirás que se va cortando.

Cuando empieces a escuchar ese sonido en el que sabes que la botella se está agrietando, sumérgela en agua muy fría o colócala bajo un chorro de agua, los choques de temperatura harán que la parte de arriba de la botella se desprenda.

 

Nota:

¡Muy importante! Una vez que la parte superior de la botella se ha desprendido del “vaso” tienes que “redondear” con lija muy fina la parte del vaso que cortaste, es decir la parte que entrará en contacto con tus labios al beber. Aunque no lo parezca a simple vista, el vidrio que fue cortado tendrá mucho filo y por ende puede causar cortaduras.