Este Jugo Levanta a las Personas de la Muerte: Ha Sido un Exito en Todo el Mundo y Sólo Toma Dos Minutos Hacerlo!

La falta de energía es una condición por la que todos alguna vez transitamos. Para aumentar la energía de todos los días, debes cambiar algunos hábitos y procurar estar siempre saludable. Aquí te brindamos los mejores consejos para que llegues bien a la noche y logres el mejor de los descansos. Además, incorpora el siguiente jugo a tu dieta y te sentirás fenomenal.

Jugo saludable para aumentar la energía naturalmente

aumentar la energía

Padecer de falta de energía, en los tiempos que corren, es algo completamente común. Sin embargo, es necesario saber que no es lo normal. Normalmente, nuestro cuerpo debería sentirse bien, animado y con salud. Estamos hechos para movernos (por eso tenemos fuertes músculos, huesos y articulaciones), para estar bien despiertos en el día (por ello la producción de melanina aumenta cuando baja el sol) y para convivir felizmente (por eso somos animales sociales). Si llegas a la mitad del día sin aliento, probablemente necesites realizar algunos ajustes en tu rutina.

Si algo va mal en tu cuerpo, de nada servirá quitar actividades a tu rutina. Puedes llevar una vida sedentaria y sufrir desgano, ¿lo sabías? Para aumentar la energía necesitas, en primer lugar, analizar el tipo de dieta que consumes. El cuerpo es sabio y se comunica con nosotros de diversas maneras. El desánimo es una de ellas.

Comienza por la comida

Procura consumir la máxima cantidad de vitaminas y minerales posibles. En tus comidas debe haber proteínas, carbohidratos y grasas saludables. Si es necesario, busca ayuda profesional. Cocina una vez a la semana y congela, así siempre tendrás comida casera en tu refrigerador. Organiza horarios y respétalos, Haz la compra para toda la semana a partir de la planificación de tus comidas.

Como nuestro objetivo es ayudarte en este camino, te traemos un jugo milagroso. Por muchos años se lo ha consumido para aumentar la energía, sin embargo, también fortalece el sistema inmune. Incluso, su consumo regular, ayuda a controlar otras condiciones como colesterol, glucosa, triglicéridos e hipertensión. Muchas personas también lo ingieren mientras enfrentan la quimioterapia ya que fortalece el organismo y alivia los molestos síntomas del tratamiento.

Su receta es muy sencilla, aunque algunos suelen rezongar por su sabor. La única manera de endulzarlo sin que pierda propiedades es con miel (que está incluida en la receta).

Receta del jugo “levanta muertos”

Si bien puede que su sabor no te agrade del todo (aunque muchas personas sí lo disfrutan), te recomendamos que lo pruebes. Los que lo consumen admiten que sus resultados son fabulosos. En tan sólo 24 horas te sentirás mucho más animado, revitalizado y de buen humor. Cuando lo ingieras y experimentes el cambio, ya no importará su sabor.

Para elaborar este jugo y aumentar la energía necesitarás:

  • 1 kg de remolachas
  • 3 naranjas
  • 1 limón
  • 500 g de zanahorias
  • 3 manzanas
  • 1 kg de miel pura

(Si tienes la posibilidad, adquiere productos orgánicos. Tu cuerpo reacciona mejor y los órganos sentirán un gran alivio de no tener que procesar tantas sustancias químicas. Esa también es una buena forma de combatir el desgaste físico.)

Elaboración:

  • Pela las zanahorias, las naranjas y la remolacha.
  • Quita la corteza del limón (incluso la piel blanca) y retira las semillas.
  • Lava muy bien las manzanas (si no son orgánicas, lava el producto como aquí te lo indicamos. Así se eliminarán los agroquímicos). Saca el corazón y las semillas.
  • Vierte todos los ingredientes en el vaso de la licuadora.
  • Licúa hasta obtener un preparado homogéneo.
  • Conserva en recipientes de vidrio (no plástico) con tapa. Mantén siempre refrigerado.

Consumo:

Para obtener mejores resultados, bebe medio vaso de este jugo por la mañana, en ayunas. Luego, otro medio vaso a media tarde. Continúa el tratamiento tantos días como lo creas necesario. Cuando sientas tu cuerpo saludable y revitalizado, puedes suspender la ingesta.

Consejos para aumentar la energía del cuerpo

La importancia del desayuno

En primer lugar, no debes saltarte esta comida ya que es la más importante del día. Comienza, ante todo, hidratando al cuerpo que tantos procesos cumplió durante toda la noche. Un vaso de agua revitalizará los órganos: ayudará a los riñones a limpiarse, preparará el sistema digestivo para asimilar los alimentos y activará las funciones hepáticas.

Luego, prepara un desayuno completo. Con frutas, carbohidratos y alguna proteína. Añade un puñado de frutos secos que son excelentes para brindar energía, a la vez que suman grasas saludables ideales para tu corazón. Así, consumirás una comida deliciosa y fortificante.

Añade algo de actividad física

Sé que, si te sientes falto de energía, decirte que salgas a entrenar es una locura. Sin embargo, hacer algo de actividad física aporta más energía. El cuerpo segrega endorfinas que son un disparo de bienestar para el organismo. No es necesario que realices una rutina exhaustiva. Con salir a caminar, nada un poco, paseos en bicicleta pueden ser suficientes para que comiences el cambio. Asiste a clases grupales divertidas como zumba, aerobox o baile.

Contacto con la naturaleza

Lo creas o no, estar en contacto con la naturaleza revitaliza. Una vez a la semana, al menos, oblígate a salir. Camina por un parque, lee un libro, lleva a tus hijos a jugar, a trepar los árboles. Desconecta los aparatos tecnológicos por algunas horas. Despejar la mente hará que las energías se renueven. Visitar un bosque, un parque autóctono, escalar la montaña es lo que necesitas para aumentar la energía.

Puedes combinar tus paseos con actividades de relajación como el yoga o la meditación.

Cuídate de las comidas rápidas

Al estar faltos de energía, sólo deseamos llegar a casa y recostarnos. Comemos lo primero que vemos, rápido y sin demasiado trabajo. Sin embargo, nos sumergimos en un círculo vicioso de malos hábitos que nos quitan vitalidad. Esto se debe a que los organismos que necesitan descanso demandan carbohidratos. De allí pueden sacar energía rápidamente. Si respondemos a esto con snacks salados, grasos y colmados de harinas refinadas, el cuerpo pide más (como una adicción). Son alimentos que brindan energía rápida, pero de corta duración.

Mantén tu alacena colmada de snacks saludables y el refrigerador con comidas congeladas. Algunas frutas frescas, frutos secos y vegetales naturales también.