,

Bebida milagrosa mil veces más potente que la quimioterapia

En la actualidad, está tan difundido el tratamiento con quimioterapia, que no nos hemos cuestionado su eficacia. Resulta que existen otras alternativas mejores que no han sido difundidas.

En este artículo, les contaremos acerca de una bebida que, a través de numerosos estudios e investigaciones, ha demostrado ser más fuerte que la quimioterapia combatiendo el cáncer. Se trata de una mezcla de limón con bicarbonato de sodio.

Muchas personas incrédulas consideran que, al ser ingredientes tan accesibles y económicos, este tratamiento es una falacia. Sin embargo, desconocen que este secreto se ha mantenido bien guardado, debido a los negociados de las farmacéuticas. No se puede lucrar con personas sanas.

El limón, es un anticancerígeno comprobado que ayuda a la alcalinización del organismo. En un cuerpo alcalino, los quistes y tumores no encuentran un terreno apto para desarrollarse. Directamente no se forman. Las células cancerígenas se alimentan de sustancias en un ambiente ácido. En el momento en que el flujo ácido se detiene, el tumor frena su desarrollo. Por este motivo, al mezclar limón con bicarbonato, la alcalinización es aún mayor. Este descubrimiento, fue realizado por el científico alemán Otto Heinrich Warburg en 1923.

¿Qué descubrió Otto Warburg?

El científico alemán descubrió que el cáncer, es el resultado de una vida antifisiológica. Esto hace referencia a llevar un estilo de vida con una alimentación acidificante y sedentarismo. Esta forma de vivir, crea un ambiente ácido y poco oxigenado, ideal para el crecimiento de células cancerígenas. La acidez celular, desplaza el oxígeno. Warburg afirmaba que “un ambiente ácido, es un ambiente sin oxígeno”.

Si tu cuerpo tiene el 35% menos de oxígeno, ya es suficiente para el desarrollo del cáncer en tan sólo dos días. De esto podemos concluir que la causa del cáncer es un organismo ácido, que deriva en una falta de oxigenación. Estos resultados fueron plasmados en la obra “El metabolismo de los tumores”, donde el científico explica las dos condiciones que deben cumplirse para el desarrollo de cualquier tipo de cáncer: acidez en la sangre e hipoxia.

Las células cancerígenas son anaeróbicas, es decir que no respiran oxígeno y que no sobreviven cuando hay mucha concentración de él. Es más, para sobrevivir, sólo necesitan de glucosa. De este análisis, parte la consideración de que el cáncer, es una defensa de las células de nuestro cuerpo que buscan vivir en un ambiente sin oxígeno, poco apto.

¿Qué factores producen una acidificación de muestro cuerpo?

Básicamente, los alimentos. En la actualidad, los alimentos acidificantes están siendo más divulgados e industrializados que hace veinte años atrás. Por esto, no es de extrañarse que hoy en día, el cáncer sea una de las principales enfermedades que nos aqueja y nos mata.

Es necesario comenzar poco a poco y disminuir las cantidades de ciertos alimentos. Lo ideal, es que paulatinamente los excluyas de tu dieta. Veamos cuáles:

  • Azúcar refinada: Podríamos considerar que el azúcar no es un alimento, no nos alimenta. No contiene proteínas, ni grasas, ni vitaminas, ni minerales. Su pH ese 2,1, lo que podría considerarse muy ácido.
  • Carnes: cualquier carne, incluidos los productos de origen animal como leches, quesos, cremas, mantequillas, etc.
  • Productos refinados como la sal, harinas y todos los derivados de ésta: bollería, pastas, pan, tortas, etc.
  • Los medicamentos en general.
  • La cafeína y el alcohol.
  • Alimentos en conserva y todos aquellos que contienen conservantes, colorantes, aromatizantes y saborizantes artificiales.

Por el contrario, también existen muchos alimentos que cooperan a alcalinizar el organismo y son muy recomendables para el tratamiento del cáncer:

  • Bicarbonato de sodio, con jugo de limón natural.
  • Todas las frutas.
  • Verduras crudas.
  • Almendras: son uno de los alimentos más alcalino que existe.
  • Granos enteros: el único grano alcalinizante es el mijo. Sin embargo, la dieta debe contener acidez y se recomienda consumirla de los granos enteros. Los granos siempre deben estar previamente cosidos.
  • Miel: también es muy alcalina.
  • Clorofila: consumir de verduras y otros alimentos verdes. Es muy alcalina.
  • Agua: ayuda en la producción de oxígeno. Se deben consumir los dos litros recomendados por día para mantener una buena salud del organismo y una correcta oxigenación.
  • Complementar realizando ejercicio: También ayuda a mantener la oxigenación del cuerpo, sumado a que combate el sedentarismo.

La quimioterapia conduce a la muerte

Aunque los científicos e investigadores conocen el funcionamiento de las células cancerígenas, en la actualidad, se continúa realizando tratamientos para el cáncer con quimioterapia.

La quimioterapia acidifica tanto el organismo, que nuestro cuerpo gasta hasta las últimas reservas que posee para alcalinizarlo. Sacrifica así los minerales más importantes como calcio, magnesio y potasio, afectando los huesos, las uñas y el cabello.

Finalmente, la quimioterapia termina promoviendo el desarrollo de los tumores en vez de eliminarlos de raíz.
Si usted está padeciendo algún tipo de cáncer, comience a llevar un tratamiento de alcalinización con bicarbonato de sodio y limón. Es muy utilizado en la medicina alternativa.