, ,

Este hombre bebió diariamente suero de leche y vivió 152 años. ¡Increíble!

El suero de leche es muy apreciado por sus maravillosas propiedades para la salud. Se lo considera el elixir de la juventud porque con él se pueden tratar innumerables afecciones. ¡Prepararlo es muy sencillo!

Hace mucho tiempo, se creía que la población noruega tenía una piel increíble gracias a esta bebida. Por otro lado, el Dr. Paavo Airola, gran nutricionista, médico naturópata y educador; recomendaba beber este preparado a diario para mejorar la calidad de vida de las personas.

A su vez, se conoció la historia de Thomas Parr, un agricultor inglés que logró vivir 152 años bebiendo sólo este preparado de forma diaria, sin interrupciones. Pero, ¿por qué el suero de leche es tan especial? ¡Te lo contamos todo a continuación!

Composición y propiedades curativas del suero de leche.

Este alimento puede ser consumido a cualquier edad, incluso se recomienda su consumo en pequeños por su gran semejanza a la leche materna. El suero de leche contiene proteínas saludables y en un 93% es agua. También aporta potasio, sodio, magnesio, fósforo, hierro, zinc, cobre, cobalto, manganeso, molibdeno, un gran número de vitaminas, enzimas y aminoácidos. Es bajo en calorías y se recomienda en dietas hipocalóricas: 100 gr de suero de leche aporta sólo 26 calorías.

1. Es el remedio más saludable para afecciones hepáticas.

Indiscutiblemente si deseas mantener una buena calidad de vida, tus funciones hepáticas deben mantenerse saludables y en óptimas condiciones. El suero de leche es ideal para eso ya que contiene beta- lactoglobulina, una proteína que en conjunto a los aminoácidos ramificados ayudan a sanar casi cualquier enfermedad de hígado. Está también indicado para pacientes que padecen de cirrosis.

Por otro lado, contiene lactoferrina, una proteína con la capacidad de disminuir la inflamación. Muy recomendado para personas con hígado sensible que se inflama con facilidad. Aporta cisteína que se necesita para fabricar glutatión; un antioxidante que protege al cuerpo de infecciones y del daño de las toxinas. Los pacientes que padecen hepatitis C, presentan niveles muy bajos de cisteína y su condición suele empeorar con el tiempo.

El glutatión también mejora los problemas de tiroides, es anticancerígeno, previene la esclerosis múltiple y el Parkinson. 

Además, contiene inmunoglobulinas y lisosomas que ayudan a fortalecer el sistema inmune y ayudan a mejorar ciertas enfermedades crónicas. Al ser rico en el aminoácido denominado triptófano, es una bebida que ayuda a regular el sueño y mejorar el estado de ánimo.

2. Mejora los procesos digestivos.

El ácido láctico que contiene el suero de leche ayuda a reducir el número excesivo de hongos y microorganismos perjudiciales adheridos al tracto intestinal. También evita la producción excesiva de gases, acelera el tránsito lento, mejora los cólicos y la diverticulitis.

Con suero de leche podrás tratar las siguientes condiciones:

  • cándida.
  • sistema inmunológico debilitado.
  • ayuda a depurar el organismo de toxinas.
  • fatiga crónica.
  • malestares estomacales.
  • diarreas.
  • hipertensión arterial.

3. Ayuda a perder peso y a personas deportistas.

Si eres deportista, mantienes un entrenamiento severo, combates alguna enfermedad o deseas perder peso, el suero de leche debe estar en tu dieta cotidiana. Es excelente para devolver las energías e hidratar el organismo por estar colmado de electrolitos. Resulta mejor, incluso, que las bebidas energéticas.

Después del ejercicio o de un tratamiento intensivo, esta bebida ayuda a recuperar y desarrollar los músculos, a través de la producción de proteínas. Además de favorecer el ejercicio, ayuda a reducir el apetito y a bajar de peso. Las investigaciones afirman que el suero de leche es excelente para regular el azúcar en sangre y la presión arterial.

¿Cómo preparar y consumir el suero de leche?

El suero de leche puede ser preparado a partir de la leche cruda o a partir de la que adquirimos en cualquier mercado. La mejor opción es utilizar leche de cabra, pero también puede funcionar con la leche de vaca (aunque la leche vacuna suele estar repleta de hormonas y aditivos).

Aproximadamente con 10 litros de leche podrás obtener 0.5 kg de queso y 9 litros de suero. La manera de obtener el suero es realizando los procedimientos para realizar queso y obtener el líquido durante el proceso.

Por sus propiedades diuréticas, se recomienda consumir con moderación en un principio. Comienza con 150 ml tres veces al día. Poco a poco aumenta la dosis hasta beber 1 litro diario.

Para tratar un malestar estomacal, mezcla una cucharada de suero de leche en un vaso de agua y bebe antes de cada comida.