,

Blanquea tus axilas con estos remedios caseros

Las axilas manchadas no suelen ser síntoma de enfermedades graves, ni dañan la salud de la persona. Sin embargo, es un detalle muy antiestético que preocupa y avergüenza, en especial cuando las marcas son oscuras y difieren mucho de la tonalidad de la piel. Las mujeres son las principales afectadas debido a la depilación frecuente.

Estas manchas pueden surgir por exceso de sudoración, por una incorrecta limpieza, por los componentes de algunos desodorantes, acumulación de células muertas, herencia familiar, problemas hormonales, etcétera.

Si sufres con tus axilas dañadas, antes de gastar una fortuna en tratamientos poco efectivos, intenta con soluciones alternativas. Existen muchos remedios caseros que, además de ser económicos, resultan sencillos y eficaces. Aquí te traemos las mejores recetas naturales para que puedas realizarlas en tu hogar. Antes de llevarlos a cabo, te aconsejamos:

-Limpia bien las axilas.
-Evita usar desodorantes que contengan alcohol.
-No te rasures.
-Bebe abundante agua.
-Mantén una dieta balanceada.

Tratamientos caseros para blanquear las axilas.

  • Con agua oxigenada.
    El agua oxigenada es un potente blanqueador, ideal para aplicar en las axilas. Reduce el tamaño, aclara y elimina manchas oscuras de la piel. A su vez, ayuda a suavizar la zona y evita la proliferación de hongos y bacterias que pueden causar el mal olor. Puedes adquirirla en cualquier farmacia, embebe un trozo de algodón con ella y aplica sobre la zona oscurecida.
  • Con limón.
    Los ácidos del limón ayudan a limpiar y eliminar de las axilas, todas las células muertas acumuladas. Así, la piel podrá respirar libremente y las manchas se aclararán visiblemente. Puedes cortar una rodaja de limón y aplicar directamente sobre la piel. También puedes humedecer, con jugo de limón, un trozo de algodón y frotarlo sobre la axila. Luego de realizar este tratamiento, no debes exponerte al sol ya que la luz solar oscurecerá aún más la zona tratada.
  • Con avena y yogur.
    Mezclar ambos ingredientes, da como resultado una crema exfoliante natural. Por un lado, el yogur posee propiedades desinfectantes que ayudan a limpiar y desinfectar la piel. Por el otro, la avena es excelente para eliminar las células muertas adheridas. Este tratamiento, además de aclarar manchas, sirve para regenerar la piel dañada, nutrir y dar suavidad a toda el área.
    Mezcla 100 ml de yogur natural con dos cucharadas de avena. Aplica en las axilas dando suaves masajes circulares. Deja actuar por 5 minutos, luego retira con abundante agua.
  • Con aceite de coco.
    El aceite de coco es rico en vitamina E. Esta vitamina funciona como blanqueador cuando se utiliza regularmente a lo largo del tiempo. Este tratamiento requiere de cierta constancia, ya que se debe practicar diariamente. Antes de bañarte, coloca unas cuantas gotas de aceite de coco en tu mano y masajea suavemente las axilas por 15 minutos.
  • Con vinagre de manzana.
    El vinagre es un potente desinfectante, también posee características blanqueadoras y limpiadoras. Con él se pueden eliminar las manchas oscuras de la piel, de cualquier parte del cuerpo. Aplicado directamente sobre la mancha, remueve inmediatamente las células muertas.
    Para preparar un tópico, mezcla media taza de vinagre de manzana con tres cucharadas de harina de arroz. La preparación debe tener una consistencia cremosa y espesa. Antes de ingresar a la ducha, aplica en tus axilas, espera 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia.
  • Con pepinos.
    Otro alimento rico en vitamina E, es el pepino. Sumado a los aceites naturales y un gran aporte de agua, este alimento es indispensable en todos los tratamientos de belleza. Refresca, hidrata, limpia y blanquea la piel. También es exfoliante y desinfectante, remueve células muertas, elimina hongos y bacterias, regenera y quita esa apariencia ennegrecida.

Prepara una crema de pepinos con los siguientes ingredientes:
-1 cucharada de pulpa de pepino (licua un pepino, cuela un poco del líquido y obtendrás la pulpa)
-2 gotas de limón.
-1 pizca de cúrcuma.

Mezcla todo, hasta obtener una crema espesa. Aplica sobre la piel oscura durante 20 minutos al día. El tratamiento debe realizarse por tres días seguidos. Notarás que, por contener cúrcuma, la piel se tiñe de amarillo. Frota un algodón con leche para limpiar la zona.

  • Con leche.
    El ácido láctico presente en la leche, es un componente muy efectivo para realizar una limpieza profunda y eliminar los restos de desodorantes que pueden estar manchando la piel. También se eliminarán las células muertas. Embebe un pedazo de algodón en leche y aplícalo sobre las manchas. Dejar actuar por 10 minutos, antes de enjuagar. Realiza este procedimiento al menos dos veces al día, diariamente.

Algunos consejos…

Además de probar con alguno de estos tratamientos, también te recomendamos tener algunos cuidados extra para que tu piel luzca radiante, sin manchas y no te avergüence mostrarla.

  • Cuando te expongas al sol, recuerda poner protector solar también en tus axilas. Elige el adecuado para tu tipo de piel.
  • Una vez al mes, realiza un tratamiento exfoliante para quitar restos de desodorante y células muertas de las axilas.
  • Mantén una dieta equilibrada, consume alimentos ricos en vitamina E y K.
  • Utiliza desodorantes sin alcohol y, si es posible, sin fragancia. Opta por los naturales o puedes fabricar tu propia crema desodorante