,

Cáncer de cuello uterino: tenga en cuenta estas señales de advertencia.

El cuello uterino, o también denominado cérvix, es la parte más baja del útero. Hace muchos años atrás, el cáncer cervical era una de las principales causas de muerte en mujeres. En la actualidad, los avances medicinales y tecnológicos, en el tratamiento y prevención, han disminuido notablemente las muertes por esta enfermedad.

En un principio, puede que el cáncer de cuello uterino no cause ningún tipo de síntomas. A medida que la enfermedad avance, los síntomas van agravándose poco a poco. Actualmente, las investigaciones recomiendan tener en cuenta ciertas señales previas que pueden advertirnos de un posible cáncer.

En este artículo, te brindamos las 7 señales más importantes y cuáles son los factores que necesitan una especial atención. Todas las mujeres deben permanecer informadas para detectar el cáncer a tiempo y consultar con un especialista cuanto antes.

Factores de riesgo

Existen ciertos factores de riesgo que vuelven a las mujeres más propensas a padecer cáncer de cuello uterino. La prevención es la mejor manera de cuidar la salud:

  • Infección por HPV: El virus del papiloma humano es el principal causante de cáncer de cuello uterino. El HPV se contagia a través de las relaciones sexuales. El primer síntoma a detectar, es la presencia de verrugas en el área vaginal.
  • Padecer de tabaquismo.
  • Tener más de cinco hijos.
  • Sobrepeso: Una dieta desequilibrada, carente de vitaminas y minerales, es un factor de riesgo. Muchas de las mujeres que padecen cáncer de cérvix, padecen también de sobrepeso u obesidad.
  • Predisposición genética: La mujer con un historial familiar de cáncer de útero, tiene tres veces más probabilidades de padecerlo en un futuro.
  • Inicio de la menopausia a una edad avanzada, a los 52 años, aproximadamente.
  • Virus de la inmunodeficiencia Humana: El VIH baja las defensas y las personas que están afectadas con él, tienen mayor probabilidad de contagiarse con el Virus del Papiloma Humano.
  • Iniciarse precozmente en la actividad sexual.
  • Mujeres diabéticas.
  • Mujeres con hipertensión arterial.
  • Niveles elevados de estrógenos.

Señales de advertencia.

Si presentas alguna de estas señales, debes consultar inmediatamente con un especialista para que puedas recibir un diagnóstico certero. Además, el control nunca está de más y puedes llevar a cabo un tratamiento adecuado.

1.Dolores punzantes en las piernas:
Uno de los primeros síntomas son el dolor, la hinchazón y el cansancio constante en las piernas. Suele confundirse con los síntomas de las várices. Esto sucede, porque el cuello del útero se inflama y posee un tamaño desmedido. De esta manera, el flujo sanguíneo no puede fluir correctamente y la acumulación del mismo, produce dolores punzantes.

2.Cambios en el flujo vaginal:
Se considera normal, cuando hay presencia de flujo vaginal sin olor o coloración. A su vez, la frecuencia debe ser poca. En caso de que notes un aumento en la cantidad, presenta olor extraño o un aspecto fuera de lo común, debes consultar inmediatamente con un ginecólogo de confianza que te realice los chequeos correspondientes.

3.Sangrado:
Este es un síntoma clave, ya que muchas de las mujeres que padecen de cáncer en el cuello del útero, manifiestan haber tenido períodos menstruales muy irregulares. En caso de que notes que tu sangrado no se regulariza, o eras regular y luego se descontroló tu ciclo, o tienes sangrados más de una vez en el mismo período, debes consultar inmediatamente. De igual forma, si presentas sangrados luego de tener relaciones sexuales.

4.Molestias al orinar:
Los síntomas son muy variados pero coinciden en ser molestos. Puede ser picazón, estrechez, ardor, hipersensibilidad o la sensación de no terminar de orinar. Algunos de los síntomas coinciden con los de la infección urinaria. Sin embargo, cuando los síntomas no se alivian y comienzan a aparecer otros como el dolor de piernas, es señal de cáncer de cuello uterino.

5.Micción irregular e incontinencia:
Junto con las molestias, también aparecen otras señales como el aumento de la frecuencia al orinar. Incluso, pueden presentarse cuadros de incontinencia con orina sin coloración.

Si nunca habías sentido molestias y luego comienzan repentinamente, debes consultar con un especialista. Las molestias pueden ser dolores intensos o ardor generalizado.

7.Dolor en la pelvis:
Los síntomas son muy similares a los dolores ováricos durante el ciclo menstrual. Son molestias punzantes y calambres que no cesan con el paso de los días. Incluso, se presentan con más frecuencia y más intensidad.

Recuerda estar alerta a estas señales y consultar a tiempo. Los avances tecnológicos en la medicina han permitido el desarrollo de tratamientos eficaces y certeros