,

Estas características corporales revelan el estado de tu salud.

Así como los síntomas se manifiestan en nuestro organismo mostrándonos que tenemos un problema, otras características corporales nos informan que estamos en buen estado de salud. Además, advierte qué otros factores hablan de nuestro bienestar y equilibrio. Presta atención a todos los detalles que te contamos a continuación.

Estas características corporales revelan tu estado de salud.

Seguramente has notado que tu cuerpo se ve muy desmejorado cuando te enfermas. Esto sucede porque la enfermedad nos quita energía y afecta a nuestro cuerpo. Sin embargo, ¿cómo reconocer un cuerpo saludable? El no enfermarnos hace referencia a un sistema inmunológico fuerte. Además, existen ciertas características corporales que revelan mucho más:

Talla del sujetador.

Recientemente, el Canadian Journal of Medical Association publicó una investigación respecto a la talla del sujetador. Al parecer, aquellas mujeres que poseían talla D durante la década de sus 20 años, eran más propensas a desarrollar diabetes tipo 2, comparadas a mujeres de pechos más pequeños. Esto sucede por los niveles hormonales y la grasa acumulada en los senos que favorece la resistencia a la insulina.

Longitud de las piernas.

Especialistas británicos investigaron que las personas con piernas más cortas podrían tener más problemas hepáticos. La muestra arrojó como resultado que aquellas personas con piernas de 50 a 73 cm de longitud, poseían mayor cantidad de enzimas hepáticas. Esto, eventualmente, podría favorecer el desarrollo de enfermedades en el hígado.

Longitud de los dedos.

Otras investigaciones relacionan el tamaño de los dedos con el desarrollo de enfermedades óseas. Aquellas mujeres que tienen el dedo índice más corto que el anular, tienen el doble de riesgo de desarrollar osteoartritis durante la vejez. El tamaño de los dedos indicaría una disminución en los niveles de estrógeno, influyendo directamente en el desarrollo de enfermedades de huesos. Sin embargo, esta característica no se cumple en hombres.

¿Cómo reconocer un cuerpo saludable?

Según los Institutos Nacionales de la Salud, estas características corporales son propias de los cuerpos saludables:

  • ORINA: La orina debe ser amarilla clara y límpida.
  • PESO ESTABLE: Las variaciones permanentes de peso afectan los sistemas y órganos del cuerpo. Mantenerse en un peso estable y saludable ayuda al correcto funcionamiento de todo el organismo.
  • ENERGÍA: Un cuerpo saludable no se encuentra fatigado. El cansancio sólo aparece después de un día agotador, no de forma constante.
  • UÑAS: Las uñas rosadas, ovaladas y lisas hablan de un cuerpo sano.
  • DIENTES: Una dentadura saludable debe ser fuerte, semi traslúcida y sin molestias. A su vez, las encías deben ser rosadas, delgadas y cubrir por completo la raíz de cada diente.
  • BUENA CICATRIZACIÓN: Un cuerpo saludable tiene una buena cicatrización. Esto hace referencia a la calidad de la sangre y la capacidad de coagulación.
  • SUEÑO: Para mantener un cuerpo saludable es necesario tener buenos hábitos de sueño. Además de conseguir un sueño reparador, la cantidad y calidad son igual de importantes. El sueño inadecuado imposibilita la concentración, dificulta la actividad cerebral y favorece el desarrollo de enfermedades como la diabetes y la hipertensión.
  • MOVIMIENTOS INTESTINALES: Una persona saludable se dirige al baño regularmente y expulsa heces normales. Esto indica que ingiere suficiente fibra y mantiene movimientos intestinales correctos.