,

5 características que te hacen ser una mujer atractiva.

Ser una mujer atractiva no depende de tus atributos físicos. La ciencia ha confirmado que lo que proyectas y cómo te muestras frente a los demás, suele ser mucho más llamativo que una cara bonita o un buen cuerpo. Estas 5 características son las que te convierten en una bella mujer.

Cuando hablamos de atracción, no hacemos referencia sólo a la belleza física particular de cada mujer. Las féminas son bellas por sí solas: las curvas del cuerpo, lo melodioso de su vos, una mirada penetrante, una sonrisa iluminada… Uno de los primeros factores que hacen la diferencia, es el quererse tal cual uno es. Amarnos y sentirnos bien con nosotros mismos, refleja una seguridad que se transmite hacia los otros, los cuales también están invitados a aceptarnos como somos.

A la hora de “atraer”, el físico puede ser lo primero en observarse, sin embargo son otras las características que verdaderamente llaman la atención de las personas que te rodean. La ciencia ha recopilado 5 factores indispensables que te vuelven una mujer atractiva frente a los demás. Las fortalezas y seguridades a nivel espiritual, mental y emocional se transmiten con cada gesto o palabra.

5 características de toda mujer atractiva.

mujer atractiva

1. Son apasionadas en lo que hacen.

Una mujer atractiva es apasionada en lo que hace, ya sea la maternidad, sus estudios, una profesión o un oficio. En sus tareas laborales y cotidianas, expresan el mayor cariño, dedicación y seguridad. Buscan mejorarse, realizan sus actividades con esmero, inteligencia y se auto- desafían a más. Siempre manteniendo un equilibrio, son felices en sus vidas cotidianas y se sienten conformes. Expresan una alegría particular y un destello sólo presente en aquellas personas que aman lo que hacen, están satisfechas y brindan todo de sí para obtener los mejores resultados.

2. Son dueñas de su vida íntima.

Una mujer atractiva disfruta de su intimidad y sabe lo que quiere. Ya sea si decide pasar una sola noche con alguien, o apostar a una relación duradera, sabe exactamente el porqué de sus decisiones y no permite que nadie influya en su vida íntima.

Se sabe “alguien” y no un “objeto”, por ello hace respetar sus decisiones sobre su cuerpo y lo deja bien en claro desde el principio. Difícilmente se deja intimidar o avasallar por un hombre que quiera dominarla. Y en caso de permitirlo, es un acto consensuado y completamente su decisión. Las decisiones sobre su propio cuerpo e intimidad, sólo dependen de ella misma. Deja de lado los prejuicios y se permite disfrutar del sexo siempre que lo considere correcto.

3. No temen expresar sus sentimientos o pensamientos.

Quizás esto está muy relacionado a la pasión con la que enfrenta la vida, pero una mujer atractiva sabe exactamente lo que quiere, tiene ideales, proyectos y lucha por ellos. Esto transmite seguridad y, aunque no estén de acuerdo con sus opiniones, puede debatir de manera respetuosa y dando lugar a nuevos pensamientos o diferentes.

4. Son seguras: conocen sus fortalezas y debilidades.

Otra característica de una mujer que se acepta, es el nivel de auto- conocimiento que tiene. Para ser seguras y transmitirlas, estas mujeres conocen al máximo sus fortalezas y debilidades. Incluso tomando consciencia al respecto, son capaces de mejorar y no sobre exigirse en demasía.

5. Son valientes.

Si bien la mayoría de las mujeres han recibido, desde niñas, la idea de ser “delicadas y suaves” y, debido al legado de la cultura machista, esto suele confundirse con “debilidad”; actualmente el género femenino ha demostrado ser tan fuerte y valiente como cualquiera que se lo proponga. Los hombres consideran que una mujer valiente es sumamente atractiva e interesante.