, ,

Cinco datos que debes saber sobre el Herpes Zóster (Culebrilla)

El Herpes Zóster, conocido popularmente como culebrilla, es una erupción en forma de ampollas que causa mucho dolor. Es producido por un virus denominado Varicella-Zoster, el mismo que causa la varicela. Se origina por una reactivación de este virus en el cuerpo, después de muchos años de haber padecida la varicela común. Incluso, hay pacientes que padecieron una varicela tan leve que no se percataron de la enfermedad, aunque luego se les reactivó en forma de Zóster.

Las causas de la reactivación no se conoce a ciencia cierta, aunque las personas más propensas a padecerlo son adultos de más de 60 años (el 50% de los casos sucede en adultos mayores), personas que tuvieron varicela antes del primer año de edad y pacientes con un sistema inmune debilitado por padecer otras enfermedades.

Las zonas más afectadas son los nervios periféricos y la piel, comenzando en la espalda, siguiendo por debajo de la axila y hasta el tórax. También puede surgir en la cara y el cuello. Un Herpes Zóster sin tratamiento puede desencadenar complicaciones muy graves como pérdida de la visión, neumonía, pérdida de la audición, infecciones bacterianas, meningoencefalitis, debilidad muscular, hepatitis y hasta la muerte, en casos extremos.

Existen mitos y realidades alrededor de esta enfermedad. Las opiniones populares han desatado todo tipo de creencias, aunque en este artículo trataremos de develar aquellas cuestiones que son ciertas, de aquellas que son falsas.

¿Verdadero o Falso? Datos que debes conocer sobre el Herpes Zóster.

El Dr. Pedro Salomé, colaborador de una campaña muy exitosa en Perú denominada “Que el Herpes Zóster no llegue a tu vida. Vacúnate” intenta poner un velo de verdad sobre esta enfermedad de la que no se conoce mucho.

  • “El Herpes Zóster es contagioso”.

VERDADERO: El virus varicella-zoster se contagia a través del contacto de persona a persona. La causa principal de la transmisión son los fluidos que contienen las ampollas. Existe una fase activa de la enfermedad donde se producen los contagios, luego las ampollas comienzan a secarse y no hay riesgo de contagio.

  • “El Herpes Zóster no se puede prevenir”

FALSO: Existe una vacunación muy efectiva para prevenir el herpes zóster y sus posibles dolores, los cuales continúan luego de padecer la enfermedad. Esta vacunación está especialmente recomendada para adultos mayores a 60 años, incluso para los que ya lo han padecido.

  • “El Herpes Zóster sólo puede despertarse una sola vez”

FALSO: Los pacientes que han padecido herpes zóster pueden sufrir una reactivación nuevamente, incluso hasta una tercera vez ya que el virus queda latente en el organismo. La vacunación puede evitar un segundo episodio.

  • “El Herpes Zóster puede despertarse en cualquier persona que haya tenido varicela”

VERDADERO: Como hemos visto anteriormente, el herpes zóster es una reactivación del virus de la varicela. Cualquier persona que la haya padecido es propensa a tener culebrilla, incluso los niños, aunque el riesgo aumenta con la edad. La mitad de los casos se efectúan en adultos mayores. La neuralgia postherpética es una complicación muy frecuente en esta franja etaria.

  • “El Herpes Zóster no necesita tratamiento”

FALSO: Las personas con zóster deben ser medicadas con antivirales que ayuden a prevenir las complicaciones, reducir la gravedad de la erupción y para ayudar a sobrellevar los síntomas y su duración.

Recuerda, ante la presencia de ampollas dolorosas debes recurrir a un especialista que pueda darte un diagnóstico certero. Luego, deberás comenzar un tratamiento para evitar complicaciones, las cuales pueden causar hasta la muerte.