, ,

Coloca una toalla mojada en la ventana, ¡increíble! Conoce estos 6 trucos refrescantes.

Las noches de calor sofocante pueden resultar un gran problema a la hora de conciliar el sueño. Si bien un aire acondicionado o un ventilador podrían hacernos la vida más fácil, no son una opción económica, ni están al alcance de todos. Por este motivo, es muy necesario utilizar nuestra imaginación e intentar pasar las noches lo más frescos que se pueda.

Hoy les compartimos los mejores trucos para que tú y tu familia logren dormir tranquilos y sin calor. Una noche de sueño reparador, nos garantiza un día lleno de energía. ¡No desperdicies tu verano quejándote de las altas temperaturas, intenta con estos trucos súper sencillos!

Lee también: “6 posturas de yoga que te ayudarán a dormir mejor”

Trucos para refrescarse durante la noche.

1. Almohada fría.

Si eres de las personas que se pasan la noche buscando el lado frío de la almohada, o sufres mucha sudoración en la cabeza, este consejo es para ti. Coloca la almohada en el refrigerador unas horas antes de ir a dormir y tu cuerpo se sentirá mucho más fresco.

2. Toalla en la ventana.

Si quieres realizar un aire acondicionado casero, abre tu ventana y coloca una toalla mojada a lo largo de la abertura. El aire que circulará por ella se enfriará y podrás refrescar la habitación.

3. Truco para el ventilador.

Si tienes un ventilador pero estás cansado de que mueva sólo el aire caliente, antes de acostarte a dormir, coloca una cubetera de hielo delante del ventilador y déjalo funcionando. Cuando vayas a la cama, notarás el ambiente mucho más fresco. (Recuerda que los hielos se derretirán por lo que deberás colocar un paño debajo de ellos para que absorba el líquido.)

Lee también: “Realiza este repelente natural de insectos. ¡Libre de químicos y un hermoso objeto decorativo!”

4. Presta atención a las fuentes de calor.

Si deseas gozar de una habitación fresca, recuerda eliminar todas las fuentes de calor que pueden estar aumentando la temperatura del ambiente. Los aparatos electrónicos como computadoras o televisores suelen ser la principal causa, apágalos ni bien dejes de utilizarlos o cámbialos de habitación.

5. Un baño frío de pies.

Si no sabes cómo bajar tu temperatura corporal, te aconsejamos sumergir los pies en agua bien fría, durante algunos minutos. Esto activará tu circulación sanguínea y ayudará a equilibrar la temperatura. Además de refrescante, este baño permitirá que duermas mucho mejor. Colocar los pies en agua fría produce una respuesta automática del cuerpo que derivará en la relajación de los músculos.

6. Calcetines fríos.

Y si el calor es extremo, puedes utilizar calcetines fríos durante toda la noche. Humedece un par de calcetines y colócalos en el refrigerador. Antes de ir a la cama, colócalos en tus pies y disfruta. Tardarán muchas horas en secar, por lo que te garantizan frescura prolongada.

Recuerda, ante temperaturas muy elevadas, debes estar siempre bien hidratado. Si deseas preparar algunos tragos deliciosos, te aconsejamos leer estos artículos que serán de gran ayuda para ti: