,

Colorear libros: efectiva terapia contra el estrés

Colorear libros, es una actividad que hasta hace muy poco, solíamos asociar tan solo a los más pequeños de la familia. Sin embargo, lo que no era hasta hace poco más que un hobby, ha pasado a conformar parte de una terapia contra el estrés, para ahcerle frente a todas las exigencias y dificultades del mundo moderno.

La terapia del arte

estrés

 

Sin duda alguna, el arte es algo hermoso que durante siglos ha cautivado a las mentes más brillantes y también a las más perturbadas de nuestro mundo. Hoy en día, varios investigadores han acreditado ya, los enormes beneficios del arte a la hora de combatir varios problemas psicológicos. Si bien el arte no cura enfermedades, si ayuda de una manera fantástica a hacerles frente.

En ocasiones, es muy común que se use el arte para hacer expresar a las personas, aquello que con palabra no pueden sacar a flote.

Un estudio realizado en 2006, comprobó de manera definitiva, como la terapia del arte pudo ayudar a determinado grupo de mujeres que padecían de cáncer, a eliminar los dolores corporales y el estrés durante sus tratamientos. Otro estudio realizado en el mismo año, comprobó como después de una hora de arte-terapia, un determinado grupo de pacientes que padecían de cáncer, se sintió mejor emocionalmente y con más motivación, para seguir adelante con el tratamiento de la enfermedad.

No solo las personas que padecen de cáncer se han visto beneficiadas con la terapia del arte. En general, este tipo de terapia, es capaz de ayudar a todo tipo de personas, con todo tipo de padecimientos especialmente psicológicos, como lo son por ejemplo, la depresión, la demencia, la ansiedad y el estrés postraumático.

Colorear para combatir el estrés

Theresa Citerella, estudiante de terapia del arte en la Universidad de Lesley en Cambridge, Mass., dijo que ha visto más gente utilizando libros para colorear, tanto en clase como en la terapia, para ayudarles a enfocarse.

“Muchos de mis compañeros de clase de posgrado traen estos libros para colorear en el salón de clases como una herramienta para enfocarse más en las conferencias”, dijo Citerella, explicando que más profesores están empezando a dar la bienvenida a este comportamiento.

estrés

El Dr. Stan Rodski, un neuropsicólogo que ya es autor de su propia línea de libros de adultos para colorear, nos pasa a explicar como colorear es una actividad que puede compararse de manera perfecta con la meditación. 

Cuando coloreamos, nuestra mente se relaja, y se desvincula de aquellos pensamientos que causan cualquier tipo de estrés y tensión en nuestra vida, haciéndo que nos enfoquemos únicamente en la actividad del momento. Además, al relajar nuestra mente, los cambios físicos favorables también comienzan a manifestarse en nosotros de una manera sumamente notoria.

“Las cosas más sorprendentes ocurrieron – empezamos a ver cambios en la frecuencia cardíaca y cambios en las ondas cerebrales”, cuenta el doctor a la Australian Broadcasting Corporation, y agregó que parte de esta respuesta neurológica en estas personas que coloreaban, proviene de la repetición y la atención a los patrones y los detalles asociados con coloración.

 

El Dr. Joel Pearson, un científico del cerebro en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia presentó una explicación diferente para el efecto terapéutico: Concentrarse en colorear una imagen puede facilitar la sustitución de los pensamientos e imágenes negativos con las agradables.

“Hay que mirar a la forma y tamaño, hay que mirar en los bordes, y tienes que elegir un color,” dijo Pearson. “Debe ocupar las mismas partes del cerebro que detiene las imágenes relacionadas con la ansiedad. Cualquier cosa que te ayude a controlar tu atención va a ayudar”.