, ,

Combate los calambres de las piernas con los mejores remedios caseros.

Los calambres musculares son la contracción involuntaria de algún músculo (o parte de él) sin lograr, luego, relajarse adecuadamente. De allí el gran dolor que sentimos. Pueden originarse en cualquier músculo aunque los más afectados son los de las piernas: parte posterior de la pantorrilla, parte posterior del muslo y parte frontal del muslo.

Los calambres no presentan un problema grave de salud ya que la mayoría de las veces se origina por una sobrecarga o lesión en el músculo. Sin embargo, también se pueden dar por:

  • Deshidratación durante el entrenamiento.
  • Niveles bajos de minerales como el potasio y/o el calcio.
  • Alcoholismo.
  • Hipotiroidismo.
  • Insuficiencia renal.
  • Como reacciones secundarias a ciertos medicamentos.
  • Como síntomas premenstruales.
  • Durante el embarazo.

Los dolores, mientras se sufre de un calambre, son intensos y punzantes. Incluso, si la contracción duró demasiado, ese dolor puede acompañarnos por días. Hoy les contamos los mejores remedios caseros para prevenir y eliminar los calambres de tu vida. ¡Son muy sencillos y efectivos!

Remedios Caseros para Prevenir y eliminar los calambres musculares.

Lee también: “8 problemas que el plátano resuelve mejor que las pastillas”

Beber infusiones sin teína.

Si tus calambres son más frecuentes durante la noche, mientras duermes, te aconsejamos este práctico remedio. La idea es relajar el cuerpo a través de las infusiones sin teína. Puedes agregar una rodaja de jengibre en una taza de agua hervida, o media cucharadita de canela, o incluso beber una taza de agua caliente con miel. La teína es una sustancia similar a la cafeína, por lo tanto es igual de estimulante.

También puedes beber un vaso de leche vegetal tibia: leche de arroz, de almendras, de avena, etc. No te aconsejamos lácteos animales ya que tienden a inflamar el sistema digestivo y no permitirá que te relajes adecuadamente.

Infusión de Manzanilla.

En una cacerola, calentar 1 litro de agua pura. Cuando comienza a hervir, agregar 10 cucharaditas de flores de manzanilla. Dejar en el fuego por 5 minutos más. Luego tapar la preparación y dejar reposar por 15 minutos. Colar y endulzar con un poco de miel, si gustas. Beber cinco tazas al día, diariamente y durante dos semanas, para combatir los calambres.

Baños de agua caliente.

El calor ayuda a que los músculos no se contraigan. Antes de dormir, puedes tomarte una ducha caliente y mantener las piernas bajo el chorro de agua caliente. Masajea brevemente para estimular la relajación.

Bálsamo de tigre.

El bálsamo de tigre es un ungüento para realizar masajes. La versión color rojo aporta calor en la zona, aunque es necesario advertir que el aroma es intenso y algo desagradable. Masajea sobre el dolor durante 10 minutos. Tanto la contracción, como el dolor del calambre, se irán inmediatamente.

Estiramientos.

Para calmar los calambres instantáneamente, practica algunos estiramientos. Sin embargo puede que el dolor continúe, para calmarlo deberás tratar con algún otro remedio, como aplicar calor o masajes.

  • Estando de pie: Quítate el calzado, apoya todo el pie sobre el suelo y eleva hacia el cielo los dedos de los pies.
  • Sentado: Siéntate frente a una pared. Apoya el pie en la pared y empuja como si quisieras sacarla del lugar. Puede que tu silla se mueva, cede hasta que tu pierna quede completamente estirada. Repite unas 15 veces.
Lee también: “4 ejercicios para estirar el “músculo del alma”

Infusión de frambuesa roja.

Beber una infusión de hojas de frambuesa roja aporta minerales que ayudan a fortalecer los músculos  y a prevenir calambres. En una taza, vierte agua hirviendo y agrega una cucharadita de hojas de frambuesa. Tapa y deja reposar por 5 minutos. Filtra y bebe dos tazas al día, por la mañana al despertar y en la noche antes de dormir.

Otras hierbas que pueden ayudarte con la relajación muscular son: tilo, abedul. valeriana, melisa, fresno y ruda.

Masajes con aceites esenciales.

Masajea las piernas, en los lugares más afectados por los calambres, con aceite esencial de lavanda, de romero o de eucalipto. Luego, cubre la zona con una toalla tibia. Para ello, caliéntala durante 30 segundos en el microondas.

Ajo.

Ingiere un diente de ajo crudo cada mañana, durante 2 meses y los calambres desaparecerán. Además, este hábito beneficiará su salud en múltiples aspectos.

Lee también: “El uso de jeans ajustados podría afectar gravemente tu salud”