,

SOLUCIONA LOS PROBLEMAS DEL MAL ALIENTO CON ESTOS REMEDIOS NATURALES

Acaba de una vez con el mal aliento

La Halitosis o mal aliento afecta a una cantidad importante de la población y sus causas no siempre son las mismas. Las bacterias que ocasionan este terrible olor que se desprende de tu boca, pueden ser producto de una mala higiene bucal o problemas más difíciles de tratar, como de esófago o estómago.

Sea cual fuere la causa del mal aliento, desencadena problemas para quienes lo padecen. Afectando su vida social, lo que puede causar daño sicológico. Por ello queremos darte estos remedios naturales que ayudarán a ponerle fin a la molesta halitosis.

Agua y sal

  • Añade media cucharadita de sal a un vaso de agua tibia.
  • Haz gárgaras al despertar con esta solución. Es importante que esté tibio este enjuague bucal.

Limón

  • Pica un limón y exprime el jugo.
  • Tomar en ayuna.
  • También puedes comer un cuarto de un limón después de la comida. Se recomienda masticar la cáscara.

Té verde

  • Prepara té verde de tu preferencia.
  • Tomar dos veces al día.

Come entre comidas

Para evitar que los ácidos gástricos vengan a empeorar la situación de la halitosis, haz meriendas. ¡Pero no cualquier merienda! Elige entre manzanas, zanahorias, apio. También puedes preparar snacks combinando los tres.

Mastica especias

Después de cada comida, puedes masticar cualquiera de las siguientes especias:

  • Clavo de olor.
  • Estrella de anís.

Yogurt con Probióticos

Expertos afirman que los componentes del yogurt natural (sin azúcar) combaten las bacterias que causan el mal aliento.

Vinagre de manzana

  • ½ cucharada de vinagre de manzana.
  • 1 vaso de agua.

Mezclar el vinagre de manzana en el agua y hacer gárgaras repetidas veces hasta terminar la solución. Esto se puede hacer después de cepillarse.

Bicarbonato de soda

Enjuague bucal potente y efectivo para combatir la halitosis. Por años se ha usado para tratarla, dando resultados. Se recomienda no abusar en dosis para realizar la preparación.

Preparación:

  • Por cada 250 ml de agua añade una cucharadita pequeña de Bicarbonato de soda. Puedes hacer esto en cantidades mayores y guardar en un envase limpio, con tapa.
  • Hacer gárgaras por 10 minutos. Repetir tres veces al día.

 

Perejil y clavos de olor

Esta combinación es muy aromática. Además de matar parte de las bacterias, te dará una sensación de frescura en la boca. Necesitarás:

  • 3 ramas de perejil fresco.
  • 3 clavos de olor enteros.
  • 2 tazas de agua.

Hervir el agua y añadir las ramas de perejil y los clavos, cocinando a fuego medio por 10 minutos. Apagar, remover por 10 minutos y filtrar. Una vez que se enfríe, usar como enjuague bucal a lo largo del día.

Leche completa

La grasa en la leche completa neutraliza la halitosis. Si estás por comer una comida que contiene ajo o cebollas, o sólo te acabas dar cuenta de que tu aliento no es el mejor, toma un vaso de leche para que salgas de apuros.

Higiene bucal

Cepillarse tres veces al día no es suficiente. Se deben incluir además de los dientes, las encías y lengua en el aseo bucal y usar el hilo dental, después de cada comida. Una buena higiene bucal es fundamental para mantener la boca libre de bacterias y gozar de un aliento fresco.