Cómo ACTIVAR LAS HORMONAS PARA ADELGAZAR y quemar grasa de una manera más fácil.

Cómo poner tus hormonas en modo “perder peso” y quemar la grasa

Hasta hoy, muchos de nosotros no sabíamos que debíamos activar las hormonas para adelgazar. La verdad es que la pérdida de peso no es simplemente un factor de dieta y fuerza de voluntad. También es un factor de equilibrio hormonal en tu cuerpo. La insulina, el cortisol y la leptina son las hormonas que regulan la quema de grasa, el hambre y la pérdida de peso.

Problemas hormonales y pérdida de peso.

Los desequilibrios hormonales pueden ser los culpables de que no logremos perder peso. De allí que debamos activar las hormonas para adelgazar. Sin embargo, para lograr esto, debemos conocer cuáles son las encargadas de dicha tarea y cómo funcionan.

Es recomendable saber lo básico en relación a las hormonas. Se trata de sustancias bioquímicas producidas por el cuerpo para que funcionen de manera armónica, como una orquesta. Son esenciales para que podamos obtener energía, combatir el estrés y mantener la masa muscular, pero también para acumular grasa.

Activar las hormonas para adelgazar…

La función de la Leptina.

Los niveles de leptina determinan cuánto hambre tenemos y cuánta grasa deberá almacenar nuestro cuerpo. En un estudio sobre el metabolismo, científicos encontraron que, los individuos más obesos, son resistentes a la leptina.

Restaurar la sensibilidad de la leptina podría, por lo tanto, ayudar a normalizar los niveles saludables de energía, a regular la función hormonal y ayudar a mejorar el metabolismo.

Mientras más células de grasa tengas, más hormona del apetito producirá tu cuerpo. Esto es lo llamado resistencia a la leptina. En cambio si funciona correctamente puede reducir el apetito y acelerar el metabolismo.

El cortisol y la insulina.

El cortisol es una hormona secretada por las glándulas suprarrenales. Todos necesitamos de ella para vivir. Pequeñas dosis liberadas en el cuerpo pueden tener efectos positivos tales como:

  • Ayudar al cuerpo a equilibrar el efecto de la insulina para mantener el azúcar en la sangre en el nivel adecuado.
  • Ayudar a regular la presión arterial.
  • Controlar y responder al estrés.
  • Ayudar a regular el sistema inmune.

El problema es que el organismo no siempre sabe diferenciar una situación de peligro real, de la imaginaria. Así, en muchos momentos de la vida (como un día estresante en el trabajo, por ejemplo) el cuerpo interpreta que estamos en peligro y libera cortisol.

La consecuencia de este proceso es el cúmulo de grasas. Esta hormona moviliza un tipo de azúcar guardado en el hígado. Cuando el azúcar no es utilizada, termina en la sangre y finalmente se convierte en grasas. De allí la importancia de activar las hormonas para adelgazar.

La hormona insulina transporta el azúcar en la sangre a las células que se encargan de quemarla. Sin embargo cuando los tejidos no absorben bien la insulina, este proceso se interrumpe.

Los hidratos de carbono procedentes de cereales refinados y del azúcar hacen que el nivel de glucosa en la sangre aumente rápidamente, lo que dispara la liberación de insulina para asegurar que esa glucosa se almacene, principalmente, en forma de grasa.

¿Cómo activar las hormonas para adelgazar?

Lo conseguiremos a través de estos hábitos saludables:

  • Durmiendo un total de entre 7 y 9 horas de sueño de calidad,
  • comiendo lentamente cada 2 o 3 horas (principalmente verduras, proteínas magras y grasas saludables),
  • evitando ingerir alimentos azucarados y procesados,
  • combatir el estrés a través de tareas recreativas y gratificantes.