,

¿Cómo cuidarse después de sufrir un infarto?

Luego de sufrir un ataque al corazón, la persona que fue dada de alta, debe tomar su recuperación muy en serio. Sobrevivir a un ataque cardíaco implica una disposición absoluta y un compromiso pleno para evitar episodios similares. Es necesario cambiar aquellos hábitos que resultan perjudiciales a la salud y que vuelven al paciente, más propenso aún.

Un alto porcentaje de pacientes, sufren recaídas debido a un incumplimiento en las reglas generales para su recuperación. Los ataques cardíacos son una de las principales causas de muerte en todo el mundo.

La gran mayoría de pacientes infartados, desconocen qué factores fueron los desencadenantes del ataque. Aquí te contamos cómo sigue la vida luego de un infarto, qué cuidados se deben llevar a cabo y qué hábitos requieren de una especial atención. Responderemos las dudas más frecuentes.

  • Descanso

El reposo recomendado, posterior a un ataque, varía según la gravedad del episodio y la condición del paciente. Es sumamente importante durante las primeras semanas. Evitar situaciones preocupantes, estrés, nervios o problemas en general que perturben al paciente. Son cuatro semanas de descanso recomendado, luego el especialista indicará cómo continuar.

Poco a poco, la persona deberá levantarse, caminar e ir realizando las actividades cotidianas. Debe ir incluyendo actividades paulatinamente y prestando atención a sus síntomas.

Por las noches, se deben respetar las 8 horas de sueño recomendadas. Si durante el día comienza a sentir fatiga, es necesario que duerma una siesta reponedora de 30 minutos. De esta forma, en unos cuantos días podrá retomar su vida normal.

  • Volver al trabajo

Entre dos semanas y tres meses, son necesarios para retomar las actividades laborales. Más allá del tiempo transcurrido, siempre deberá evitar preocupaciones o enojos que afecten el estado de su corazón, ya que esto podría provocar un nuevo infarto.

Está terminantemente prohibido levantar objetos muy pesados, por lo que si en su trabajo se dedica a esto, deberán asignarle una nueva actividad por algunos meses.

  • Cuadros depresivos

Luego del infarto, el paciente se sentirá expuesto a una mezcla de sentimientos y sensaciones encontradas. Básicamente, encontrarse tan próximo a la muerte, puede desencadenar cuadros depresivos pasajeros. Además, el nerviosismo sigue latente. Cada vez que sienta dolor, puede creer que está por morir. Si esto ocurre, debe ser analizado por un profesional que sirva para quitarle las preocupaciones.

Sin embargo, a lo largo de los días, esta situación irá mejorando. Procurar realizar actividades que le den satisfacción como leer un libro, jugar algún juego de azar (que no requiera muchos movimientos), cuidar sus plantas, pintar, escribir, etc.

  • Rehabilitación

Muchos pacientes desconocen que existen programas de rehabilitación cardíaca. Están enfocados a mejorar la salud del corazón y se brindan en numerosas clínicas o sanatorios. Llevar a cabo las actividades del programa, salva vidas.

Antes de ingerir cualquier medicamento, debe consultar con un especialista.

  • Ejercicios

Realizar ejercicios estimula el funcionamiento correcto del sistema respiratorio. También ayuda a desarrollar una mayor capacidad pulmonar. Los ejercicios deben ser livianos y de bajo impacto, como caminar o nadar.

  • Vida sexual

Durante los primeros días posteriores al episodio cardíaco, no es posible retomar la actividad sexual. A medida que el paciente evolucione, el médico analizará los síntomas posteriores como angina de pecho, dolores y molestias. Luego, indicará cuándo es el momento preciso para retomar la vida sexual poco a poco.

  • Alimentación

Durante las dos semanas posteriores, está prohibido beber alcohol. Luego se permite una pequeña copa diaria de vino tinto, durante la comida. Tampoco puede fumar y es necesario que evite, también, ser un fumador pasivo.

No podrá volver a consumir alimentos muy salados, ni grasosos. Las comidas rápidas son muy poco recomendables. Deberá seguir una dieta rica en frutas, vegetales, harinas integrales y cereales. Del huevo, sólo puede consumir las claras.

La presencia y compañía familiar, resultan imprescindibles para la recuperación del infartado. Recuerda que, ante cualquier dolor o molestia, deben concurrir de inmediato al hospital más cercano y realizarse los chequeos necesarios.