¿Cómo cultivar pimientos en macetas? Te lo enseñamos de manera práctica y económica!

Cómo cultivar pimientos en macetas


Cultivar pimientos en macetas es una de las cosas más sencillas para hacer si estás comenzando con tu propio huerto urbano. Además de obtener un delicioso alimento, colmado de excelentes propiedades para la salud, podrás embellecer el lugar con una planta imponente. ¡Toma nota de estos consejos y comienza hoy mismo!

¿Cómo cultivar pimientos en macetas?

Muchas personas creen que cultivar pimientos en macetas es imposible. Si bien la planta del pimiento es bastante alta, una maceta profunda es suficiente para que crezca normalmente. Este cultivo resulta sumamente beneficioso ya que no requiere de muchos cuidados y la producción suele ser abundante.

Cultivar pimientos en macetas es ideal para personas que no cuentan con jardín y para aquellos que poseen un huerto urbano. Estos consejos buscan ser una guía y facilitarte el proceso de plantación, cuidado y cosecha.

1. Obtén las semillas:

La manera más sencilla de obtener las semillas es a través del pimiento mismo. Esto, además de económico, te garantiza la calidad del alimento. Es aconsejable adquirir un pimiento orgánico. Retira sus semillas y colócalas sobre un papel secante. Déjalas secar al sol por dos o tres días. Una vez secas, están listas.

2. Germinación:

Los pimientos deben ser cultivados a finales del invierno o al iniciar el verano. Mezcla la tierra fértil con un 40% de compostaje que ayudará a nutrir la planta. Con esa tierra rica en materia orgánica, prepara un almácigo o semillero y coloca allí las semillas. Mantén bien humedecido. En pocos días notarás las germinaciones, ya que es una semilla que germina fácilmente.

3. Trasplante.

Cuando la planta tenga aproximadamente 5 cm de alto, debe ser trasplantada a otro recipiente. El nuevo contenedor deberá tener, al menos, 40 centímetros de diámetro. Luego, coloca la planta en un lugar con mucha luz solar. Este cultivo requiere la máxima cantidad de sol posible.

4. Riego.

Cultivar pimientos en macetas requiere de mínimos cuidados y este es uno de ellos. Recuerda controlar el correcto drenaje de todos los contenedores. La tierra, además de poseer un gran porcentaje de materia orgánica, debe permanecer siempre húmeda. Sin embargo, un exceso de agua puede echar a perder el cultivo.

Para crecer de manera saludable, la planta requiere de un 70% de humedad permanente. Un buen consejo de los expertos, es colocar paja en la base de las macetas, antes de agregar la tierra. Esto retiene la humedad y evita una pérdida excesiva de agua.

5. Guías de crecimiento.

Este cultivo crece en altura. Cuando la planta tenga unos 20 cm de alto, serán necesarias unas guías. La guía ayuda a que los tallos soporten mejor el peso del fruto. Puedes utilizar cañas, palos de madera, ramas rectas, etc.

6. Temperatura.

Los pimientos crecen en climas templados a cálidos. La temperatura óptima es entre 20º C y 25º C. Como la mayoría de las hortalizas, esta planta no soporta las bajas temperaturas por lo que en días de mucho frío, será necesario trasladar la maceta al interior de la casa.

7. Producción y cosecha.

Una vez que trasplantes las germinaciones a las macetas, deberás contar aproximadamente 14 semanas para tu primera cosecha. Los morrones pueden ser consumidos verdes o puedes espera a que tomen una coloración rojiza antes de cortarlos de la planta.

Para retirar el fruto, deberás utilizar un cuchillo bien afilado. En un sólo corte firme, debes quitar el pimiento. Esto evita daños en los tallos.